SsangYong Actyon

Basado en el Kyron, con un diseño muy particular y una mecánica Diesel de 2 litros de capacidad y 141 CV de potencia, este nuevo modelo ofrece un precio interesante, notable comodidad y buenas aptitudes todo terreno. Ya está disponible en los concesionarios a partir de 23.800 euros.
-
SsangYong Actyon
SsangYong Actyon

Para favorecer las prestaciones dinámicas, SsangYong ha modificado el motor 2.0 Xdi empleado en el Kyron con un nuevo turbo XVT de geometría variable, que mantiene inalteradas las cifras máximas de potencia y par de éste, pero mejora su respuesta a medio régimen. Anuncia 141 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 31,6 mkg entre 1.800 y 2.700 rpm y está equipado con válvula de recirculación de gases de escape y catalizador de oxidación del Diesel, con lo que consigue cumplir la normativa Euro IV, que entrará en vigor en enero de 2007 para vehículos todo terreno. Cuenta con cadena de la distribución de doble casquillo y tensor hidráulico, volante motor de doble masa y separador de humedad de combustible de alto rendimiento.

A la hora de iniciar el movimiento se nota claramente el peso del conjunto, cercano a los 1.900 kg en orden de marcha, y la falta de respuesta a bajo régimen típica de los motores de gasóleo turboalimentados. No obstante, una vez superadas las 1.500 rpm se aprecia una mayor contundencia de la mecánica, que se mantiene hasta el límite del régimen de funcionamiento. No es que el escalonamiento del cambio resulte largo, pero sí se muestra cierta resistencia para arrancar en primera velocidad, especialmente en terrenos con leve pendiente. Afortunadamente, en las versiones equipadas con tracción total, la reducción de la caja transfer es suficiente (2,48:1) para afrontar con solvencia la pendiente máxima superable. Por su parte, los consumos que anuncia se encuentran en valores razonables, con cifras de 10,4 litros/100 km en uso urbano, 6,3 l/100 km en carretera y 7,8 en ciclo mixto.

El sistema de tracción es total a tiempo parcial, permitiendo elegir entre tres tipos de funcionamiento: 2H, 4H y 4L. En modo 2H, el Actyon funciona únicamente con propulsión trasera. Para situaciones de menor adherencia se puede pasar a tracción total 4H, con el reparto de par a un 50/50 entre ambos ejes. Para cambiar de propulsión trasera a tracción total o viceversa no es preciso detener el vehículo, sólo es necesario circular por debajo de 70 km/h, pero sí para conectar la reductora 4L.

Es posible afrontar fuertes pendientes en bajada, ya que el Actyon incorpora también un sistema de control de descensos, el HDC, que detecta inclinación superior a 10º y se encarga de mantener una velocidad constante en la bajada. Para que el HDC actúe es preciso que el vehículo circule a menos de 50 km/h en “D” ó “R” -con caja de cambios automática- ó en primera velocidad en caso de disponer de caja manual. Tanto si se acelera como si se pisa el freno, el HDC se desconecta automáticamente, a no ser que la pendiente sea muy acusada, caso en el que sí nos permitiría accionar el freno sin llegar a desconectarse.

Uno de los secretos de la efectividad del modelo se encuentra en la configuración de su bastidor, formado por largueros y travesaños en forma de escalera. Cuenta con un sistema de suspensión delantera independiente de doble brazo con muelles y amortiguadores, y trasera de eje rígido, también con muelles y amortiguadores. Absorbe bastante bien las irregularidades del terreno aunque, lógicamente, no es tan suave y progresivo detrás, como un sistema de suspensión independiente. A su favor se encuentra la mayor capacidad para superar obstáculos.

Las cotas off road que ofrece son bastante buenas para un modelo de estas características, con un ángulo de ataque de 26º, el de salida, de 29º, 200 milímetros de altura libre al suelo (con neumáticos de 18 pulgadas) y voladizos de 85 cm (delantero) y 86,5 (trasero). Pocos competidores de la categoría ofrecen las aptitudes para circular fuera de carretera como el Actyon, si bien en recorridos por carretera se muestran más ágiles y eficaces que nuestro protagonista.

Sin entrar a juzgar la practicidad de su carrocería "coupé" o sus formas exteriores, la verdad es que nos ha parecido un modelo interesante, eficaz, económico y bien equipado. En carretera se mueve con bastante solvencia, comodidad y con unos niveles de ruido muy contenidos.

<

p> Sin duda, donde más nos ha sorprendido ha sido en el campo, pues no tiene mucho que envidiar a los “grandes” de la categoría. Durante la toma de contacto fuera del asfalto por la Sierra de Aralar tuvimos oportunidad de afrontar fuertes pendientes embarradas –en ascenso y descenso- con total facilidad , Con unos neumáticos un poco más “camperos” hubiéramos podido meternos en verdadera faena. No obstante, muy interesante para quien quiera comenzar a practicar todo terreno sin necesidad de desembolsar gran cantidad de dinero.

Para favorecer las prestaciones dinámicas, SsangYong ha modificado el motor 2.0 Xdi empleado en el Kyron con un nuevo turbo XVT de geometría variable, que mantiene inalteradas las cifras máximas de potencia y par de éste, pero mejora su respuesta a medio régimen. Anuncia 141 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 31,6 mkg entre 1.800 y 2.700 rpm y está equipado con válvula de recirculación de gases de escape y catalizador de oxidación del Diesel, con lo que consigue cumplir la normativa Euro IV, que entrará en vigor en enero de 2007 para vehículos todo terreno. Cuenta con cadena de la distribución de doble casquillo y tensor hidráulico, volante motor de doble masa y separador de humedad de combustible de alto rendimiento.

A la hora de iniciar el movimiento se nota claramente el peso del conjunto, cercano a los 1.900 kg en orden de marcha, y la falta de respuesta a bajo régimen típica de los motores de gasóleo turboalimentados. No obstante, una vez superadas las 1.500 rpm se aprecia una mayor contundencia de la mecánica, que se mantiene hasta el límite del régimen de funcionamiento. No es que el escalonamiento del cambio resulte largo, pero sí se muestra cierta resistencia para arrancar en primera velocidad, especialmente en terrenos con leve pendiente. Afortunadamente, en las versiones equipadas con tracción total, la reducción de la caja transfer es suficiente (2,48:1) para afrontar con solvencia la pendiente máxima superable. Por su parte, los consumos que anuncia se encuentran en valores razonables, con cifras de 10,4 litros/100 km en uso urbano, 6,3 l/100 km en carretera y 7,8 en ciclo mixto.

El sistema de tracción es total a tiempo parcial, permitiendo elegir entre tres tipos de funcionamiento: 2H, 4H y 4L. En modo 2H, el Actyon funciona únicamente con propulsión trasera. Para situaciones de menor adherencia se puede pasar a tracción total 4H, con el reparto de par a un 50/50 entre ambos ejes. Para cambiar de propulsión trasera a tracción total o viceversa no es preciso detener el vehículo, sólo es necesario circular por debajo de 70 km/h, pero sí para conectar la reductora 4L.

Es posible afrontar fuertes pendientes en bajada, ya que el Actyon incorpora también un sistema de control de descensos, el HDC, que detecta inclinación superior a 10º y se encarga de mantener una velocidad constante en la bajada. Para que el HDC actúe es preciso que el vehículo circule a menos de 50 km/h en “D” ó “R” -con caja de cambios automática- ó en primera velocidad en caso de disponer de caja manual. Tanto si se acelera como si se pisa el freno, el HDC se desconecta automáticamente, a no ser que la pendiente sea muy acusada, caso en el que sí nos permitiría accionar el freno sin llegar a desconectarse.

Uno de los secretos de la efectividad del modelo se encuentra en la configuración de su bastidor, formado por largueros y travesaños en forma de escalera. Cuenta con un sistema de suspensión delantera independiente de doble brazo con muelles y amortiguadores, y trasera de eje rígido, también con muelles y amortiguadores. Absorbe bastante bien las irregularidades del terreno aunque, lógicamente, no es tan suave y progresivo detrás, como un sistema de suspensión independiente. A su favor se encuentra la mayor capacidad para superar obstáculos.

Las cotas off road que ofrece son bastante buenas para un modelo de estas características, con un ángulo de ataque de 26º, el de salida, de 29º, 200 milímetros de altura libre al suelo (con neumáticos de 18 pulgadas) y voladizos de 85 cm (delantero) y 86,5 (trasero). Pocos competidores de la categoría ofrecen las aptitudes para circular fuera de carretera como el Actyon, si bien en recorridos por carretera se muestran más ágiles y eficaces que nuestro protagonista.

Sin entrar a juzgar la practicidad de su carrocería "coupé" o sus formas exteriores, la verdad es que nos ha parecido un modelo interesante, eficaz, económico y bien equipado. En carretera se mueve con bastante solvencia, comodidad y con unos niveles de ruido muy contenidos.

<

p> Sin duda, donde más nos ha sorprendido ha sido en el campo, pues no tiene mucho que envidiar a los “grandes” de la categoría. Durante la toma de contacto fuera del asfalto por la Sierra de Aralar tuvimos oportunidad de afrontar fuertes pendientes embarradas –en ascenso y descenso- con total facilidad , Con unos neumáticos un poco más “camperos” hubiéramos podido meternos en verdadera faena. No obstante, muy interesante para quien quiera comenzar a practicar todo terreno sin necesidad de desembolsar gran cantidad de dinero.

Para favorecer las prestaciones dinámicas, SsangYong ha modificado el motor 2.0 Xdi empleado en el Kyron con un nuevo turbo XVT de geometría variable, que mantiene inalteradas las cifras máximas de potencia y par de éste, pero mejora su respuesta a medio régimen. Anuncia 141 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 31,6 mkg entre 1.800 y 2.700 rpm y está equipado con válvula de recirculación de gases de escape y catalizador de oxidación del Diesel, con lo que consigue cumplir la normativa Euro IV, que entrará en vigor en enero de 2007 para vehículos todo terreno. Cuenta con cadena de la distribución de doble casquillo y tensor hidráulico, volante motor de doble masa y separador de humedad de combustible de alto rendimiento.

A la hora de iniciar el movimiento se nota claramente el peso del conjunto, cercano a los 1.900 kg en orden de marcha, y la falta de respuesta a bajo régimen típica de los motores de gasóleo turboalimentados. No obstante, una vez superadas las 1.500 rpm se aprecia una mayor contundencia de la mecánica, que se mantiene hasta el límite del régimen de funcionamiento. No es que el escalonamiento del cambio resulte largo, pero sí se muestra cierta resistencia para arrancar en primera velocidad, especialmente en terrenos con leve pendiente. Afortunadamente, en las versiones equipadas con tracción total, la reducción de la caja transfer es suficiente (2,48:1) para afrontar con solvencia la pendiente máxima superable. Por su parte, los consumos que anuncia se encuentran en valores razonables, con cifras de 10,4 litros/100 km en uso urbano, 6,3 l/100 km en carretera y 7,8 en ciclo mixto.

El sistema de tracción es total a tiempo parcial, permitiendo elegir entre tres tipos de funcionamiento: 2H, 4H y 4L. En modo 2H, el Actyon funciona únicamente con propulsión trasera. Para situaciones de menor adherencia se puede pasar a tracción total 4H, con el reparto de par a un 50/50 entre ambos ejes. Para cambiar de propulsión trasera a tracción total o viceversa no es preciso detener el vehículo, sólo es necesario circular por debajo de 70 km/h, pero sí para conectar la reductora 4L.

Es posible afrontar fuertes pendientes en bajada, ya que el Actyon incorpora también un sistema de control de descensos, el HDC, que detecta inclinación superior a 10º y se encarga de mantener una velocidad constante en la bajada. Para que el HDC actúe es preciso que el vehículo circule a menos de 50 km/h en “D” ó “R” -con caja de cambios automática- ó en primera velocidad en caso de disponer de caja manual. Tanto si se acelera como si se pisa el freno, el HDC se desconecta automáticamente, a no ser que la pendiente sea muy acusada, caso en el que sí nos permitiría accionar el freno sin llegar a desconectarse.

Uno de los secretos de la efectividad del modelo se encuentra en la configuración de su bastidor, formado por largueros y travesaños en forma de escalera. Cuenta con un sistema de suspensión delantera independiente de doble brazo con muelles y amortiguadores, y trasera de eje rígido, también con muelles y amortiguadores. Absorbe bastante bien las irregularidades del terreno aunque, lógicamente, no es tan suave y progresivo detrás, como un sistema de suspensión independiente. A su favor se encuentra la mayor capacidad para superar obstáculos.

Las cotas off road que ofrece son bastante buenas para un modelo de estas características, con un ángulo de ataque de 26º, el de salida, de 29º, 200 milímetros de altura libre al suelo (con neumáticos de 18 pulgadas) y voladizos de 85 cm (delantero) y 86,5 (trasero). Pocos competidores de la categoría ofrecen las aptitudes para circular fuera de carretera como el Actyon, si bien en recorridos por carretera se muestran más ágiles y eficaces que nuestro protagonista.

Sin entrar a juzgar la practicidad de su carrocería "coupé" o sus formas exteriores, la verdad es que nos ha parecido un modelo interesante, eficaz, económico y bien equipado. En carretera se mueve con bastante solvencia, comodidad y con unos niveles de ruido muy contenidos.

<

p> Sin duda, donde más nos ha sorprendido ha sido en el campo, pues no tiene mucho que envidiar a los “grandes” de la categoría. Durante la toma de contacto fuera del asfalto por la Sierra de Aralar tuvimos oportunidad de afrontar fuertes pendientes embarradas –en ascenso y descenso- con total facilidad , Con unos neumáticos un poco más “camperos” hubiéramos podido meternos en verdadera faena. No obstante, muy interesante para quien quiera comenzar a practicar todo terreno sin necesidad de desembolsar gran cantidad de dinero.

Galería relacionada

Ssanyong Actyon 2

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...