Sin plomo para todos y para siempre

A la gasolina súper se le ha terminado el plazo. Con la medianoche de ayer, este tradicional combustible ha dejado de estar a la venta. Su contenido en plomo fue un lastre demasiado pesado y acabó con su vida. Los conductores que aún necesiten una gasolina con alto poder de lubricación, como era la súper, disponen de un nuevo combustible con aditivos que sustituyen al nocivo plomo.
-
Sin plomo para todos y para siempre
Sin plomo para todos y para siempre

En realidad, hace ya mucho tiempo que la gasolina súper debería haber dicho adiós a los surtidores. En concreto, la Unión Europea la prohibió desde el 1 de enero de 2000 , pero España y algún otro país mediterráneo no estaban preparados para la retirada. Tuvieron que acogerse a una moratoria que trasladó la fecha final a diciembre de este año. Al final, en un importante esfuerzo de Administración, petroleras, estaciones de servicio y propietarios de coches, la fecha de defunción ha podido adelantarse cinco meses.

Para lograr este impulso final, el Gobierno reforzó su Plan Renove con una subvención de 120.000 pesetas por cada coche de súper retirado de la circulación. Aun así, según datos de Anfac , la patronal de los fabricantes de vehículos, todavía ruedan por España más de dos millones de coches que necesitan un lubricante unido al combustible para salvaguardar sus asientos de válvulas.

Desde 1986, los coches salen de fábrica con los asientos de válvulas del motor reforzados. Hasta entonces, esos componentes se construían en metales muy blandos que, castigados por el continuo golpeo de las válvulas, podían erosionarse y provocar graves averías.

<

p> Para impedirlo, los fabricantes optaron por lubricarlos con plomo añadido a la gasolina. Este metal, nocivo para el entorno natural, tiene grandes propiedades lubricantes.

<

p> Con la obligación de utilizar gasolina sin plomo llegaron los catalizadores, esas sofisticadas trampas que se encargan de limpiar al máximo los gases de escape de los coches. El plomo lamina los catalizadores, con lo que los coches que siguen utilizando gasolina sin plomo no pueden ser catalizados y son doblemente contaminantes: lanzan plomo a la atmósfera y gases sin "peinar". A los que quieran utilizar gasolina sin plomo normal y corriente, sin aditivos extraños, les queda otra opción: reforzar los asientos de válvulas. Esta operación, bastante costosa, permite repostar gasolina sin plomo sin preocuparse del picado de válvulas.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...