Sin ayudas, las ventas de coches se hundirán

La eliminación ‘repentina’ en 2010 de los planes de incentivo al achatarramiento de vehículos puestos en marcha en diferentes países europeos provocará una contracción del mercado de entre el 20 por ciento y el 25 por ciento, según un análisis del futuro de la industria automovilística realizado por Euler Hermes.
-
Sin ayudas, las ventas de coches se hundirán
Sin ayudas, las ventas de coches se hundirán

El responsable de estudios sectoriales de la filial francesa de Euler Hermes, Yann Lacroix, ha señalado que en la actualidad varios países europeos aplican planes de incentivo a la compra de automóviles, entre los que figuran Francia, Alemania, Italia o España.

Lacroix ha afirmado que si estos planes de incentivo se eliminaran de forma repentina el próximo año provocaría una reducción de las ventas en los países de la UE de entre el 5 por ciento y el 10 por ciento, mientras que la caída sería más pronunciada en los nuevos estados miembros de la Unión Europea y en los países de Europa del Este.

Por otro lado, el responsable de estudios sectoriales de la empresa ha indicado que la producción de automóviles en Alemania durante este año se situará en 5 millones de unidades, en comparación con los 6 millones de vehículos fabricados en este país en 2008.

En cuanto a Francia, el estudio indica que la venta masiva de vehículos en 'stock' entre finales de 2008 y principios de 2009 afectó a la industria del automóvil del país, que podría reducir su producción hasta 2 millones de unidades durante este año.

Respecto a Estados Unidos, el análisis realizado por Euler Hermes señala que las ventas de coches. en este mercado caerán por debajo de los 10 millones de unidades en 2009. No obstante, afirma que la puesta en marcha de un plan de incentivo al achatarramiento aumentará en un millón de unidades las ventas de coches entre 2009 y 2010.

El mercado debería volver progresivamente a su nivel medio de matriculaciones de 15-16 millones de vehículos anuales, pero no antes de 2011-2012’, ha asegurado Lacroix, que ha resaltado la importancia de adaptar los volúmenes de producción a la demanda en Estados Unidos.

En Japón, el estudio refleja que este mercado se acercará a largo plazo a los 5 millones de unidades vendidas, aunque las previsiones de producción en el país para este año no superan los 9 millones de unidades, en comparación con los 11,5 millones de coches fabricados en 2008.

Por otro lado, el informe señala que el futuro del sector mundial del automóvil, en un contexto como el actual de reducción de la demanda de vehículos, estará marcado por la necesidad de las grandes compañías de compartir costes mediante fusiones o alianzas con otras empresas.

Así, este documento pone de manifiesto que hasta 2007 el crecimiento de las ventas mundiales de automóviles estuvo fundamentado en los países emergentes y que en los últimos dos años el volumen de matriculaciones bajó en todo el mundo un 25 por ciento.

Lacroix ha explicado que en la actualidad el 80 por ciento de los coches que se venden se compran a crédito, por lo que tanto la crisis económica como la crisis financiera han supuesto el recorte de la fuente de financiación para las compras de automóviles.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...