Publicidad

Sin ayudas, las ventas caerán 100.000 unidades

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Francisco Javier García Sanz, ha advertido de que las ventas de coches podrían caer en 100.000 unidades en 2010 si el Gobierno no renueva el Plan 2000E de ayudas directas a la compra.
-
Sin ayudas, las ventas caerán 100.000 unidades
Sin ayudas, las ventas caerán 100.000 unidades

García Sanz ha advertido de que las ventas de coches caerán este año hasta un volumen de 900.000 unidades aproximadamente, lo que supondrá un descenso del 21por ciento frente a 2008, y podrían descender hasta 800.000 unidades el próximo ejercicio si el Gobierno no renueva las ayudas, que era la previsión inicial para 2009 sin tener en cuenta las ayudas directas a la compra.

El máximo responsable de Anfac ha indicado que estos incentivos, puestos en marcha a mediados de mayo, han generado una demanda adicional de entre 80.000 y 90.000 unidades y han ayudado al mantenimiento del empleo en las plantas de producción españolas. "Si no se renueva una iniciativa como el Plan 2000E, las ventas de coches en España en 2010 serán menores que las de 2009", ha subrayado.

En este sentido, ha señalado que las matriculaciones de automóviles cerraron el pasado mes de septiembre con el primer incremento en los últimos dieciséis meses, gracias a este programa de incentivos, y ha afirmado que en las dos primeras semanas de octubre las entregas de coches mantienen una línea de crecimiento del 25 por ciento.

El presidente de Anfac ha indicado que ha pedido a los ministerios de Economía e Industria, así como al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la continuidad de las ayudas a la compra, ya que el Plan 2000E está a punto de agotar su presupuesto. Además, ha afirmado que ha solicitado un encuentro con Zapatero para explicarle los beneficios del mantenimiento de un programa similar al Plan 2000E y ha señalado que el ministro de Industria "entiende" los problemas del sector y está analizando los datos.

García Sanz ha resaltado que a pesar del momento económico "difícil", los ministros de Economía de la UE, el G20, el Fondo Monetario Internacional, la OCDE y el Banco Central Europeo "han recomendado que no se eliminen estos incentivos de forma inmediata". Por otro lado, García Sanz ha asegurado que en la actualidad el Ministerio de Fomento está estudiando la posibilidad de poner en marcha un plan específico para el sector de los vehículos industriales, ya que la situación de esta industria "es dramática".

Según el máximo responsable de Anfac, quedan por formalizar unas 48.000 operaciones de las 200.000 contempladas en el plan, que desde su puesta en marcha el pasado mes de mayo ha evitado que 20.000 trabajadores de las fábricas españolas se vieran afectados por expedientes de regulación, gracias al aumento de la producción propiciado por la mayor demanda, en comparación con la estimación de principios de año que preveía que 46.000 trabajadores estarían afectados por EREs si no mejoraba el mercado.

Anfac calcula que el Plan 2000E tiene un efecto fiscal neto muy favorable para las arcas públicas, con un saldo positivo de 40 millones de euros (25 para el Gobierno central y 15 para las comunidades autónomas), derivado de la mayor recaudación fiscal que genera el aumento de las matriculaciones.

En lo referente a la producción de vehículos en las plantas españolas, García Sanz ha afirmado que las previsiones de Anfac contemplan que en España se fabricarán 2,15 millones de vehículos en 2009, un 15,4 por ciento menos, lo que supone una mejora en comparación con las estimaciones iniciales que preveían un descenso cercano al 20 por ciento.

Para finalizar, García Sanz apuntó que la intención de Anfac es la puesta en marcha de nuevas ayudas directas a la compra, ya que están abiertos "a todas las posibilidades", aunque ha mostrado su deseo de que la nueva medida esté "más coordinada" que el Plan 2000E.