Si conduces, tienes nuevas reglas

En las próximas semanas entrará en vigor un nuevo Reglamento de Circulación, el conjunto de normas que deben conocer y respetar todos los usuarios de las vías públicas. El nuevo texto modifica el que estaba vigente desde 1992 y, aunque no lo cambia en lo sustancial, sí que introduce algunas novedades interesantes y otras muy polémicas. Si conduces un vehículo a motor, si practicas el ciclismo o si simplemente eres peatón, no te puedes perder este reportaje. Te juegas mucho.
-
Si conduces, tienes nuevas reglas
Si conduces, tienes nuevas reglas

Ya es oficial. El Consejo de Ministros aprobaba el pasado viernes la obligatoriedad del uso de los chalecos reflectantes para los conductores de turismos, autobuses y camiones de más de 3.500 kilogramos. Así, cualquier persona que salga del vehículo en condiciones de escasa visibilidad y ocupe la calzada o el arcén de las vías interurbanas deberá ponérselo para hacerse visible al resto de usuarios de la carretera; de no hacerlo, la multa ascenderá a 90 euros. Todas estas modificaciones serán efectivas para las vacaciones de Navidad, aunque, para los conductores de turismos, entrará en vigor seis meses después.

Este cambio en el Reglamento General de Circulación parece tener como principal fin el de mejorar la seguridad de los conductores que abandonen su vehículo para efectuar una sustitución de una rueda o para otra operación. Sin embargo, desde hace algo más de un año y medio existe una polémica sobre la obligatoriedad del uso de estas prendas.

Dos de las más importantes asociaciones de automovilistas del país, AEA (Automovilistas Europeos Asociados) y CEA (Comisariado Europeo del Automóvil) están de acuerdo en los beneficios que tiene el uso del chaleco. Sin embargo, el principal motivo de desencuentro entre ambas ha sido la obligatoriedad, o no, de dicha prenda.

La polémica se inició hace más de un año, cuando, desde AEA, se señalaba que tras el interés del Partido Popular por hacer obligatorio el uso de los chalecos se escondía un “negociete privado de 450 millones de euros” y añadía que esta medida no era rentable desde el punto de vista social, puesto que esa inversión sería mejor aprovechada si se dedicase, por ejemplo, a la mejora de la iluminación de las carreteras.

Esta asociación sostiene que la compañía 3M, uno de los principales fabricantes de este tipo de prenda, es miembro y financia a Prévention Routière Internationale, una de las asociaciones en favor de la seguridad vial más importantes de Europa y que ha sido una de las principales defensoras del chaleco. Incluso, algunas compañías españolas que se dedican a la venta y distribución de estos chalecos denuncian que se les ha dejado fuera del negocio, puesto que 3M posee la exclusiva de su venta en farmacias.

Mario Arnaldo, presidente de AEA, argumenta además que no existía, ni existe, ninguna Directiva de la Unión Europea que contemple el uso forzoso de este tipo de vestimenta, por lo que carece de efectividad para aquellos conductores de la Unión Europea que circulen por nuestro país. Eso, en opinión de Arnaldo, puede provocar que cualquier sanción que se imponga por no llevar un chaleco, tanto a conductores españoles como a extranjeros, pueda ser recurrida con facilidad.

El CEA se ha convertido en uno de los principales defensores de la obligatoriedad de los chalecos. Desde esta asociación se niega cualquier negocio oculto y se ve la medida como muy beneficiosa a la hora de salvar vidas. Antonio Lucas, responsable de Comunicación de este organismo, defiende que sí existe ley europea al respecto (normativa N471 de la UE) y que el Libro Blanco de la Seguridad Vial también apoya su uso.

Según señala Lucas, gracias a los chalecos reflectantes seremos más visibles y, con ello, descenderá el riesgo de ser atropellados por los coches que circulen por la carretera.

Tras la aprobación de los cambios en el reglamento, AEA ha sido una de las asociaciones más críticas y sus responsables han anunciado que van a recurrir esta norma ante el Tribunal Supremo. El objetivo es lograr que se devuelva el dinero a todos los conductores que han invertido o invertirán en la compra de los chalecos reflectantes. Esta asociación cree que el reglamento está mal redactado, ya que la obligatoriedad es para el conductor, no para la dotación del vehículo, y sólo es forzoso su uso para cuando éste se baja del vehículo. Así, según pone como ejemplo AEA, aquél conductor que evite bajarse del coche, aun no llevando chaleco, no incumple la ley y, por tanto, no puede ser multado.

El máximo responsable de esta organización, Mario Arnaldo, ha expresado que el espíritu que trasciende de esta norma es el de que, con el uso del chaleco, el que lo lleve es casi invulnerable, algo que ha bautizado con el nombre de “efecto Superman”. Lo mejor en caso de avería, según Arnaldo, es sacar el coche de la carretera, en la medida de lo posible. Es más útil y menos peligroso.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...