¿Seguro a todo riesgo para todos?

Casi todas las empresas del sector se han lanzado a "regalar" el seguro a todo riesgo incluido con la compra de un coche nuevo; al menos por un año. Se trata de una oferta muy atractiva, a la que se están sumando todas las marcas. Pero leamos la letra pequeña antes de decidirnos...
-
¿Seguro a todo riesgo para todos?
¿Seguro a todo riesgo para todos?

Una gran competitividad ha marcado estos últimos años el sector del seguro de automóviles. A pesar de que muchos de nosotros notemos que nos han subido la prima que pagamos anualmente –especialmente este año con la entrada en vigor del nuevo baremo de indemnizaciones-, lo cierto es que las pólizas nuevas no sólo no subieron sino que bajaron un 2 por ciento en 2006.

En un mercado dominado por la compañía Mapfre, las aseguradoras se las ven y se las desean por alcanzar más cuota de mercado. Casi todo vale para hacer más atractiva una compañía. Desde rebajar el precio de la prima por contratarla a través de internet, como ocurre en el caso de Direct Seguros y Línea Directa, que ofrecen una rebaja de un 10 y un 20 por ciento, respectivamente, hasta ofrecer una póliza con cobertura a terceros a precio cerrado, como, por ejemplo, la «Póliza 199» de Línea Directa. Las compañías llegan incluso a realizar descuentos especiales a los asegurados que provengan de otra compañía. Direct Seguros, por su parte, ha iniciado estos días una campaña que pretende transmitir lo económico de sus precios con su denominación compañía «low cost».

Pero sin duda, la política de bonificaciones y penalizaciones (bonus-malus) marca gran parte de la política de las compañías aseguradoras. Es significativo que la estrategia de la nueva compañía Axa-Winterthur, resultante de la fusión de ambas compañías, se centre precisamente en este punto. Ofrece una póliza en la que se permite mantener el bonus en caso de siniestro, sin tercero perjudicado, y no aplicarle el malus al cliente si lleva cinco años en la compañía y tiene el tope de su bonificación. Mutua Madrileña, por ejemplo, ofrece a los hijos de los mutualistas la posibilidad de que, independientemente de su edad y experiencia, contraten una póliza con las mismas bonificaciones que su progenitor. Por lo general, al contratar un seguro con otra compañía lo normal es que nos respeten las bonificaciones, al menos parcialmente.

En todo caso, debemos tener en cuenta a la hora de contratar el seguro de nuestro coche que si bien las aseguradoras anuncian sus bonificaciones a los cuatro vientos, lo cierto es que muy pocas informan del tiempo que nos lleva alcanzarlas y, sobre todo, de que a la primera de cambio, podemos perderlas. Lograr el mayor nivel de bonificaciones nos puede llevar cinco años, perderlas, solo un siniestro.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...