El seguro de coches navega inseguro

La desconfianza del usuario y la falta de un verdadero empuje por parte de las compañías aseguradoras hace que la contratación online del seguro del automóvil aún no tenga el desarrollo esperado.
-
El seguro de coches navega inseguro
El seguro de coches navega inseguro

El sector del seguro ha sido tradicionalmente un mercado bastante conservador. La introducción de compañías que operaban a través de la venta telefónica supuso hace unos años uno de los mayores shocks de la industria. Únicamente el apoyo de grandes entidades bancarias como Bankinter o BBVA consiguió que este tipo de venta se convirtiera en realidad y se pudo romper el monopolio de los mediadores del sector (agentes y corredores de seguros).

Un paso más en este esfuerzo por adoptar las nuevas tecnologías ha sido la introducción de Internet en la venta de seguros. Los inicios de la misma se remontan a principios del año 2000, pero, desde ese punto de arranque, la evolución no ha sido demasiado significativa.

Pioneras en el desembarco en la Red fueron las “aseguradoras telefónicas”, como es el caso de Linea Directa ( www.lineadirecta.com ), Direct Seguros (www.directseguros.es ) o Fénix Directo (www.fenixdirecto.es ). Sin embargo, las llamadas compañías tradicionales también han sabido adaptarse a las exigencias de la nueva economía. Así, aseguradoras como Mapfre (www.mapfre.com ), Winterthur (www.winterthur.es), Caser (www.caser.es) o Mutua Madrileña Automovilística (www.mutua-mad.es ) también tienen presencia virtual.

Según un estudio de la consultora Arroba Systems, 79 de las 100 principales aseguradoras implantadas en España estaban presentes en Internet. La mayoría de estas compañías (casi el 90 por ciento) ofrecen información sobre los productos que ofertan, fomentan la propia imagen un 79 por ciento, usan la Red para apoyar a otros canales de distribución el 72 por ciento, mientras que el 48 por ciento la usan para relacionarse con sus clientes. Únicamente el 37,5 por ciento permite la contratación on line de sus servicios.

En cuanto al seguro de automóviles, las cifras son bastante más halagüeñas. De las aproximadamente 14.000 pólizas de seguros tramitadas por Internet, más de la mitad provenían del ramo de autos. Lejos estamos, sin embargo, de números como los que se obtienen en el Reino Unido y otros países europeos, donde se duplican estas cantidades.

Los visos de mejora no son demasiados. Las razones hay que buscarlas en la desconfianza histórica de los consumidores hacia las operaciones económicas vía Internet, a lo difícil que resulta vender este tipo de producto sin un contacto personal con el cliente y en el poco desarrollo de los canales de venta directa en nuestro país. Y esto no da para más, ya que las propias compañías, con la excepción de las “aseguradoras telefónicas”, tienen miedo a abrir sus bases de datos y a deteriorar la relación con el agente, que ha sido históricamente el encargado de poner en contacto a cliente con aseguradora.

Existe además un problema añadido, que es el propio diseño y estructuración de las “web sites” de aseguradoras de automóviles. Un estudio al efecto de la consultora Arroba Systems no deja títere con cabeza: “A día de hoy, los contenidos son poco relevantes, la información es obsoleta, el diseño poco atractivo y la posibilidades tecnológicas no están bien explotadas”. Esta misma compañía esgrime como soluciones fidelizar el cliente contestándole en tiempo real, garantizar la seguridad de las transacciones y mejorar las condiciones de contratación.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...