La seguridad, factor decisivo y muy desconocido

A la hora de comprar un coche, la mayoría de los usuarios se fija en la seguridad que ofrece el modelo por encima de otros valores, como confort, estética o equipamiento. Sin embargo, no está claro que todos los usuarios sepan realmente a qué se refieren cuando hablan de seguridad en un vehículo. Al menos, así lo demuestra un estudio recién publicado por Norauto y el Intras.
-
La seguridad, factor decisivo y muy desconocido

Norauto, una firma especializada en la postventa del vehículo, y el Intras, el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia, han colaborado en un amplio sondeo para descubrir cuáles son los verdaderos conocimientos de los conductores en materia de seguridad activa y pasiva. La primera conclusión es alarmante: más de la mitad de los encuestados se equivoca por completo al contestar a las preguntas que se le plantean sobre los dispositivos de seguridad que equipa su coche.

Norauto y el Intras han descubierto que existe un interesante paradoja entre los conductores españoles. Mientras que la mayoría declara que la seguridad es el principal facto que tiene en cuenta a la hora de comprar, sus verdaderos conocimientos sobre este campo son más bien limitados, intuitivos y poco sólidos.

Los neumáticos, los amortiguadores, los reposacabezas y el ABS son los elementos más desconocidos. En cambio, los usuarios parecen bastante mejor preparados en lo que tiene que ver con los cinturones de seguridad y los dispositivos de retención para niños.

Para elaborar su encuesta, Norauto y el Intras realizaron 1.249 entrevistas distribuidas entre 752 clientes de Norauto y 542 no clientes. De las 1.249 personas consultadas, 805 eran hombres y 489, mujeres.
En un primer estrato de análisis, se ha podido determinar que los hombres conducen de manera habitual con más frecuencia, mientras que las mujeres tienden a ser conductoras esporádicas. Aún así, son las mujeres las que presentan actitudes y creencias más seguras, aunque sus conocimientos son inferiores a los de los varones.
Por edades, el grupo comprendido entre los 23 y 39 años es el que más conduce, mientras que los mayores de 64 son los menos habituales de las carreteras. Los que están entre los 30 y los 39 son los más sensibilizados por la seguridad vial, mientras que los conductores de mayor edad son los que evidencian menos conocimientos técnicos sobre seguridad.
Por último, ir al trabajo es el motivo más extendido para utilizar el coche, seguido por los desplazamientos de fin de semana, puentes o vacaciones. Incluso un 9 por ciento de los encuestados asegura conducir trabajando.

Es habitual encontrar estudios que demuestran el desconocimiento del público hacia los neumáticos, quizá los elementos más críticos en cuanto a seguridad. El trabajo de Norauto deja claro que la mayoría de los encuestados no sabe qué las gomas deben cambiarse a los cuatro o cinco años aunque no se hayan utilizado mucho. Es más, sólo una cuarta parte de los participantes tiene un conocimiento satisfactorio sobre los tiempos de sustitución de las ruedas.

Curiosamente, en este apartado la veteranía es un grado: los mayores de la encuesta son los que más saben de neumáticos, mientras que los más jóvenes son los menos preparados. Por sexos, los hombres conocen mejor los neumáticos.

<

p> Otro punto interesante es el ancho de los neumáticos. Se aprecia una percepción errónea entre el público sobre las ventajas o inconvenientes que puede deparar el cambio de las gomas de serie por otras más anchas. Un 28,4 por ciento de la muestra piensa que supone ventajas, mientras que un 47 por ciento no sabe qué puede pasar con el cambio y sólo un 8,9 por ciento acierta al decir que pueden encontrarse con más inconvenientes que mejoras.

<

p> En cuanto a los cinturones de seguridad, parece que ya se ha desterrado el repudio hacia ellos. Un 61 por ciento de los usuarios declara utilizarlo como medida de protección y no para evitar una multa. Sin embargo, queda un residual 4,7 por ciento que afirma no emplear nunca el cinturón.

Cuando se pregunta si hay relación entre hablar por el móvil y la posibilidad de sufrir un accidente, el 86 por ciento de los encuestados considera que hay mucha o bastante relación.

Los amortiguadores son otro punto crucial en la seguridad de un coche y, una vez más, son objeto del desconocimiento de los usuarios. Un 41 por ciento de los encuestados considera que el estado de los amortiguadores no influye en la fatiga del conductor, mientras que 32,2 por ciento desconoce que unos amortiguadores deteriorados avanzan la aparición del “aquaplaning”.
En el grupo de edad de 23 a 29 años es donde más conciencia hay sobre los amortiguadores y también más conocimientos. En cambio, los mayores de 50 años evidencian lagunas importantes en esta materia.

<

p>

El campo donde mejor preparados aparecen los usuarios es en el de las sillitas infantiles y los sistemas de retención. En este apartado, la inmensa mayoría sabe que estos dispositivos deben elegirse en función del tamaño de la persona que vaya a utilizarlos, y son muy pocos los que creen que es la edad la que determina su elección.

También se aprecia una buena conciencia de lo peligroso que es dejar a los niños sueltos y casi un 80 por ciento asegura que no los dejaría sin asegurar bajo ningún concepto. Por sexos, las mujeres saben bastante más que los hombres sobre las sillitas.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...