Publicidad

El sector de las ventas, con 16.000 empleos menos

Las empresas dedicadas a la venta y postventa de automóviles en España se verán obligadas a reducir su plantilla en 16.000 efectivos antes del cierre de este año, como consecuencia de la crisis económica y de la reducción de las ventas de coches, según explicó ayer el presidente de la Asociación de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres.
-
El sector de las ventas, con 16.000 empleos menos
El sector de las ventas, con 16.000 empleos menos

El presidente de Ganvam realizó estas declaraciones con motivo de la celebración de la jornada ‘Futuro del Sector del Automóvil en un Entorno de Crisis. Problemas y Soluciones', organizada por Ganvam en el recinto ferial de Ifema en Madrid.

Sánchez Torres puso de manifiesto la mala situación que está afectando al sector de la distribución de automóviles en España y también a nivel industrial, como está quedando patente con la presentación de diversos expedientes de regulación de empleo (ERE) por parte de los fabricantes de automóviles asentados en España: "Estamos muy preocupados por la situación, que provocará que las empresas del sector de la venta y postventa tengan que suprimir 16.000 puestos de trabajo antes de finales de este año", apuntó.

Por otro lado, Sánchez Torres explicó que las previsiones de matriculaciones iniciales de Ganvam para el presente ejercicio estimaban una caída del 25 por ciento en comparación con las cifras de 2007. Sin embargo, resaltó que la situación ha empeorado y 2008 podría cerrar con una disminución de ventas de hasta el 28 por ciento.

El presidente de Ganvam resaltó que la ralentización de las entregas de coches se podría agravar durante los dos últimos meses del año, puesto que en el mismo periodo de 2007 se adelantaron compras con motivo de la entrada en vigor (el 1 de enero de 2008) del nuevo impuesto de matriculación ligado a las emisiones de CO2.

Para el próximo ejercicio, aventuró que la caída prevista de las ventas de coches es del 10 por ciento, aunque esta cifra podría elevarse hasta el 15 por ciento de retroceso si las condiciones económicas no mejoran. "Todo depende de la evolución macroeconómica", añadió.

Por último, Sánchez Torres recordó que el sector de la distribución y postventa de automóviles en España emplea a 283.000 personas y tiene una facturación anual de 95.000 millones de euros y representa más del 9 por ciento del PIB español.