Seat León FR

Por ahora, son los León más fieros de la actual gama que hay "en libertad". Llegan los nuevos FR, en Diesel y en gasolina; directamente del Mundial de Turismos al asfalto. Sin embargo, Seat todavía no ha desvelado al verdadero rey de su selva: el Cupra, un auténtico depredador del asfalto.
-
Seat León FR
Seat León FR

La Fórmula Rácing tiene unos ingredientes claros: motores potentes y chasis adaptados.

En Seat han tenido que hacer un retoque a las suspensiones: el esquema se mantiene igual que en el resto de la familia (de tipo MacPherson con triángulo inferior en el eje delantero y multibrazo en el eje trasero), pero se ha aumentado la rigidez de los muelles delanteros en torno a un 12 por ciento.

También se han tenido que sobredimensionar los frenos. En los FR, encontramos discos ventilados de 312 mm de diámetro en las ruedas delanteras y de 286 en las traseras. Por último, se afina el control de estabilidad (desconectable) y se añade, entre otras funciones, la denominada Driver Steering Recommendation, que en situaciones de emergencia ayuda a mantener la trayectoria del vehículo.

El León FR –además- tiene menor altura al suelo y la dirección se muestra más ágil. Así, estamos ante un auténtico devorador de curvas. En el terreno virado es donde mejor se defiende.

La dirección también se ha afinado y el equipamiento de seguridad es un auténtico arsenal: además del citado ESP, incorpora sistema de ayuda a la frenada de emergencia EBA, control de tracción, seis airbags de serie y dos airbags laterales traseros como opción.

Ponemos cara a cara el nuevo León FR de gasolina con su predecesor el 1.8i 20 Turbo FR. Son 20 CV más latiendo bajo el capó y el par motor también se ha disparado. Sin embargo, las diferencias en el asfalto no son tan abismales. Juzga tú mismo sus datos oficiales.

León 1.8 20VT FR: 2004 León 2.0 TFSi FR: 2006
Potencia máxima:
Par máximo:
180 CV - 5.500 rpm
24 Nm - 1.950 rpm
200 CV - 5.100 rpm
28,57 Nm - 1.800 rpm
0-100 km/h: 7,7 s 7,3 s
0-1.000 km/h: 28,2 s 27,6 s
Consumo medio:
8,4 l/100 km 7,9 l/100 km
Acudimos a Martorell (Barcelona), la cuna de Seat. Allí se presentan los nuevos FR, unos modelos difíciles de encajar en la ya de por sí potente gama León. No olvidemos que en gasolina ya ofrecía un trepidante 2.0 TFSi que, aunque sus cifras oficiales hablan de 185 CV, hemos registrado más de 209 CV de potencia cuando lo probamos en nuestro Centro Técnico: Seat León 2.0 TFSi Sport Up. Con la llegada de los FR, esta variante desaparecerá. Por tanto, estamos deseando que el FR de gasolina pase por nuestros rodillos: seguro que hay sorpresa. Además, después del buen sabor de boca que nos han dejado estas nuevas versiones, también contamos las horas para la llegada de los nuevos Cupra.
El León FR, tanto en Diesel como en gasolina, no puede negar su espíritu deportivo, pero no es un modelo brusco para el uso diario: su bastidor permite un paso por curva trepidante, pero no te “dejarás la espalda” cuando, por ejemplo, te muevas en ciudad. Su motor –sólo condujimos la variante manual de gasolina- tiene patada, pero tampoco tendrás que esquivar las coces cuando la lleves a bajas revoluciones. Y la estética llama la atención, es innegable, pero no resulta tan radical como las del Focus ST, el Astra OPC o el Golf R32, las variantes más deportivas de Ford, Opel y Volkswagen, respectivamente.
Será por esta combinación por lo que Seat espera que los FR acaparen el 30 por ciento de las ventas del León. Resulta un alto porcentaje para este tipo de coche, pero –según hemos podido ver en nuestros foros- la verdad es que no deja a nadie indiferente: dinos qué piensas del nuevo FR .

La Fórmula Rácing tiene unos ingredientes claros: motores potentes y chasis adaptados.

En Seat han tenido que hacer un retoque a las suspensiones: el esquema se mantiene igual que en el resto de la familia (de tipo MacPherson con triángulo inferior en el eje delantero y multibrazo en el eje trasero), pero se ha aumentado la rigidez de los muelles delanteros en torno a un 12 por ciento.

También se han tenido que sobredimensionar los frenos. En los FR, encontramos discos ventilados de 312 mm de diámetro en las ruedas delanteras y de 286 en las traseras. Por último, se afina el control de estabilidad (desconectable) y se añade, entre otras funciones, la denominada Driver Steering Recommendation, que en situaciones de emergencia ayuda a mantener la trayectoria del vehículo.

El León FR –además- tiene menor altura al suelo y la dirección se muestra más ágil. Así, estamos ante un auténtico devorador de curvas. En el terreno virado es donde mejor se defiende.

La dirección también se ha afinado y el equipamiento de seguridad es un auténtico arsenal: además del citado ESP, incorpora sistema de ayuda a la frenada de emergencia EBA, control de tracción, seis airbags de serie y dos airbags laterales traseros como opción.

Ponemos cara a cara el nuevo León FR de gasolina con su predecesor el 1.8i 20 Turbo FR. Son 20 CV más latiendo bajo el capó y el par motor también se ha disparado. Sin embargo, las diferencias en el asfalto no son tan abismales. Juzga tú mismo sus datos oficiales.

León 1.8 20VT FR: 2004 León 2.0 TFSi FR: 2006
Potencia máxima:
Par máximo:
180 CV - 5.500 rpm
24 Nm - 1.950 rpm
200 CV - 5.100 rpm
28,57 Nm - 1.800 rpm
0-100 km/h: 7,7 s 7,3 s
0-1.000 km/h: 28,2 s 27,6 s
Consumo medio:
8,4 l/100 km 7,9 l/100 km
Acudimos a Martorell (Barcelona), la cuna de Seat. Allí se presentan los nuevos FR, unos modelos difíciles de encajar en la ya de por sí potente gama León. No olvidemos que en gasolina ya ofrecía un trepidante 2.0 TFSi que, aunque sus cifras oficiales hablan de 185 CV, hemos registrado más de 209 CV de potencia cuando lo probamos en nuestro Centro Técnico: Seat León 2.0 TFSi Sport Up. Con la llegada de los FR, esta variante desaparecerá. Por tanto, estamos deseando que el FR de gasolina pase por nuestros rodillos: seguro que hay sorpresa. Además, después del buen sabor de boca que nos han dejado estas nuevas versiones, también contamos las horas para la llegada de los nuevos Cupra.
El León FR, tanto en Diesel como en gasolina, no puede negar su espíritu deportivo, pero no es un modelo brusco para el uso diario: su bastidor permite un paso por curva trepidante, pero no te “dejarás la espalda” cuando, por ejemplo, te muevas en ciudad. Su motor –sólo condujimos la variante manual de gasolina- tiene patada, pero tampoco tendrás que esquivar las coces cuando la lleves a bajas revoluciones. Y la estética llama la atención, es innegable, pero no resulta tan radical como las del Focus ST, el Astra OPC o el Golf R32, las variantes más deportivas de Ford, Opel y Volkswagen, respectivamente.
Será por esta combinación por lo que Seat espera que los FR acaparen el 30 por ciento de las ventas del León. Resulta un alto porcentaje para este tipo de coche, pero –según hemos podido ver en nuestros foros- la verdad es que no deja a nadie indiferente: dinos qué piensas del nuevo FR .

La Fórmula Rácing tiene unos ingredientes claros: motores potentes y chasis adaptados.

En Seat han tenido que hacer un retoque a las suspensiones: el esquema se mantiene igual que en el resto de la familia (de tipo MacPherson con triángulo inferior en el eje delantero y multibrazo en el eje trasero), pero se ha aumentado la rigidez de los muelles delanteros en torno a un 12 por ciento.

También se han tenido que sobredimensionar los frenos. En los FR, encontramos discos ventilados de 312 mm de diámetro en las ruedas delanteras y de 286 en las traseras. Por último, se afina el control de estabilidad (desconectable) y se añade, entre otras funciones, la denominada Driver Steering Recommendation, que en situaciones de emergencia ayuda a mantener la trayectoria del vehículo.

El León FR –además- tiene menor altura al suelo y la dirección se muestra más ágil. Así, estamos ante un auténtico devorador de curvas. En el terreno virado es donde mejor se defiende.

La dirección también se ha afinado y el equipamiento de seguridad es un auténtico arsenal: además del citado ESP, incorpora sistema de ayuda a la frenada de emergencia EBA, control de tracción, seis airbags de serie y dos airbags laterales traseros como opción.

Ponemos cara a cara el nuevo León FR de gasolina con su predecesor el 1.8i 20 Turbo FR. Son 20 CV más latiendo bajo el capó y el par motor también se ha disparado. Sin embargo, las diferencias en el asfalto no son tan abismales. Juzga tú mismo sus datos oficiales.

León 1.8 20VT FR: 2004 León 2.0 TFSi FR: 2006
Potencia máxima:
Par máximo:
180 CV - 5.500 rpm
24 Nm - 1.950 rpm
200 CV - 5.100 rpm
28,57 Nm - 1.800 rpm
0-100 km/h: 7,7 s 7,3 s
0-1.000 km/h: 28,2 s 27,6 s
Consumo medio:
8,4 l/100 km 7,9 l/100 km
Acudimos a Martorell (Barcelona), la cuna de Seat. Allí se presentan los nuevos FR, unos modelos difíciles de encajar en la ya de por sí potente gama León. No olvidemos que en gasolina ya ofrecía un trepidante 2.0 TFSi que, aunque sus cifras oficiales hablan de 185 CV, hemos registrado más de 209 CV de potencia cuando lo probamos en nuestro Centro Técnico: Seat León 2.0 TFSi Sport Up. Con la llegada de los FR, esta variante desaparecerá. Por tanto, estamos deseando que el FR de gasolina pase por nuestros rodillos: seguro que hay sorpresa. Además, después del buen sabor de boca que nos han dejado estas nuevas versiones, también contamos las horas para la llegada de los nuevos Cupra.
El León FR, tanto en Diesel como en gasolina, no puede negar su espíritu deportivo, pero no es un modelo brusco para el uso diario: su bastidor permite un paso por curva trepidante, pero no te “dejarás la espalda” cuando, por ejemplo, te muevas en ciudad. Su motor –sólo condujimos la variante manual de gasolina- tiene patada, pero tampoco tendrás que esquivar las coces cuando la lleves a bajas revoluciones. Y la estética llama la atención, es innegable, pero no resulta tan radical como las del Focus ST, el Astra OPC o el Golf R32, las variantes más deportivas de Ford, Opel y Volkswagen, respectivamente.
Será por esta combinación por lo que Seat espera que los FR acaparen el 30 por ciento de las ventas del León. Resulta un alto porcentaje para este tipo de coche, pero –según hemos podido ver en nuestros foros- la verdad es que no deja a nadie indiferente: dinos qué piensas del nuevo FR .

La Fórmula Rácing tiene unos ingredientes claros: motores potentes y chasis adaptados.

En Seat han tenido que hacer un retoque a las suspensiones: el esquema se mantiene igual que en el resto de la familia (de tipo MacPherson con triángulo inferior en el eje delantero y multibrazo en el eje trasero), pero se ha aumentado la rigidez de los muelles delanteros en torno a un 12 por ciento.

También se han tenido que sobredimensionar los frenos. En los FR, encontramos discos ventilados de 312 mm de diámetro en las ruedas delanteras y de 286 en las traseras. Por último, se afina el control de estabilidad (desconectable) y se añade, entre otras funciones, la denominada Driver Steering Recommendation, que en situaciones de emergencia ayuda a mantener la trayectoria del vehículo.

El León FR –además- tiene menor altura al suelo y la dirección se muestra más ágil. Así, estamos ante un auténtico devorador de curvas. En el terreno virado es donde mejor se defiende.

La dirección también se ha afinado y el equipamiento de seguridad es un auténtico arsenal: además del citado ESP, incorpora sistema de ayuda a la frenada de emergencia EBA, control de tracción, seis airbags de serie y dos airbags laterales traseros como opción.

Ponemos cara a cara el nuevo León FR de gasolina con su predecesor el 1.8i 20 Turbo FR. Son 20 CV más latiendo bajo el capó y el par motor también se ha disparado. Sin embargo, las diferencias en el asfalto no son tan abismales. Juzga tú mismo sus datos oficiales.

León 1.8 20VT FR: 2004 León 2.0 TFSi FR: 2006
Potencia máxima:
Par máximo:
180 CV - 5.500 rpm
24 Nm - 1.950 rpm
200 CV - 5.100 rpm
28,57 Nm - 1.800 rpm
0-100 km/h: 7,7 s 7,3 s
0-1.000 km/h: 28,2 s 27,6 s
Consumo medio:
8,4 l/100 km 7,9 l/100 km
Acudimos a Martorell (Barcelona), la cuna de Seat. Allí se presentan los nuevos FR, unos modelos difíciles de encajar en la ya de por sí potente gama León. No olvidemos que en gasolina ya ofrecía un trepidante 2.0 TFSi que, aunque sus cifras oficiales hablan de 185 CV, hemos registrado más de 209 CV de potencia cuando lo probamos en nuestro Centro Técnico: Seat León 2.0 TFSi Sport Up. Con la llegada de los FR, esta variante desaparecerá. Por tanto, estamos deseando que el FR de gasolina pase por nuestros rodillos: seguro que hay sorpresa. Además, después del buen sabor de boca que nos han dejado estas nuevas versiones, también contamos las horas para la llegada de los nuevos Cupra.
El León FR, tanto en Diesel como en gasolina, no puede negar su espíritu deportivo, pero no es un modelo brusco para el uso diario: su bastidor permite un paso por curva trepidante, pero no te “dejarás la espalda” cuando, por ejemplo, te muevas en ciudad. Su motor –sólo condujimos la variante manual de gasolina- tiene patada, pero tampoco tendrás que esquivar las coces cuando la lleves a bajas revoluciones. Y la estética llama la atención, es innegable, pero no resulta tan radical como las del Focus ST, el Astra OPC o el Golf R32, las variantes más deportivas de Ford, Opel y Volkswagen, respectivamente.
Será por esta combinación por lo que Seat espera que los FR acaparen el 30 por ciento de las ventas del León. Resulta un alto porcentaje para este tipo de coche, pero –según hemos podido ver en nuestros foros- la verdad es que no deja a nadie indiferente: dinos qué piensas del nuevo FR .

Galería relacionada

Seat Leon FR

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...