Seat acelera el ritmo

La noticia de la recuperación de una línea de producción en la factoría que Seat posee en Martorell arroja un rayo de esperanza y de futuro para la empresa. Llega en un momento en el que las constantes sacudidas que sufre la industria del motor, tanto en la escena americana como europea, no invitan precisamente al optimismo.
-
Seat acelera el ritmo
Seat acelera el ritmo

La filial española de Volkswagen está de enhorabuena. Tras los últimos vaivenes económicos que aún siguen azotando la actual industria automovilística a uno y otro lado del Atlántico –despidos masivos, cierre de plantas, recortes de plantilla…-, la noticia de que Seat recuperará una línea de producción en su planta de Martorell (Barcelona) cae como agua de mayo en un momento clave para el futuro fortalecimiento del sector en nuestro país.

Será a partir de la última semana de abril cuando la otrora marca española por antonomasia recupere la segunda línea de producción de la planta barcelonesa, en turno de tarde, tras haberla suspendido el pasado siete de noviembre como consecuencia de una caída de ventas de hasta el 10 por ciento durante el ejercicio de 2005.

La medida, que ya ha sido comunicada a los sindicatos, supondrá un incremento directo de mano de obra cifrada en 650 empleos, la mayoría de los cuales procederá, por otra parte, de la planta de la Zona Franca, que reajustará su plantilla.

Paralelamente, la filial de Volkswagen ha decidido concluir la producción de la anterior generación del modelo León en la segunda semana de mayo. Al tiempo, aumentará la producción de sus modelos Toledo y Altea en 60 unidades diarias respectivamente.

En esta “resucitada” línea se producirán los modelos Toledo y Altea (hasta 351 unidades diarias), además de la segunda generación del León.

De momento, y de otro modo, Seat también ha declarado improductivos los días 12 y 13 de abril con el fin de reducir excedentes, aunque baraja la posibilidad de que algunas líneas trabajen en agosto. En cualquier caso, esto dependerá de si el mercado responde como en los primeros meses del año.

La sección sindical de UGT de la planta de Ford en Almussafes inició a mediodía de ayer un encierro como medida de protesta ante la incertidumbre sobre el futuro de la planta valenciana. Mientras se conoce el traslado del modelo Ka a Polonia y el probable traspaso del Mazda2 a Rumanía, la factoría no sólo mantiene el mutis ante el reparto de producción de los nuevos modelos, sino que el retraso de los prometidos 20 millones de inversión para la fábrica ha terminado de sembrar la duda entre sus trabajadores.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...