Publicidad

Soria: Seat, ejemplo de innovación

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha visitado la factoría de la compañía automovilística Seat en Martorell (Barcelona), que ha puesto como "ejemplo de innovación, exportación y empleo" y a la que ha alentado a seguir trabajando como pieza clave del sector industrial del país. Seat, filial del grupo Volkswagen, es la primera empresa que visita Soria desde que es ministro de Industria, hace poco más de cuatro meses.
-
Soria: Seat, ejemplo de innovación
Soria: Seat, ejemplo de innovación

Soria ha recorrido las instalaciones del taller número 10 del complejo industrial, en el que se producen los modelos Ibiza, León y Altea, acompañado del presidente de Seat, James Muir; el presidente del consejo de administración, Francisco Javier García Sanz, y el director general de Industria, Manuel Valle.

A su llegada al recinto, Soria ha mantenido un encuentro privado por espacio de media hora con los directivos de la compañía y posteriormente se ha dirigido hasta este taller de montaje, adonde ha llegado al volante de un coche "twindrive" híbrido, mientras que Manuel Valle ha conducido un automóvil de Seat totalmente eléctrico.

Posteriormente, los responsables de Industria han podido conocer de primera mano cómo se realiza parte del proceso de ensamblaje de un vehículo. Los encargados de explicárselo han sido Francisco Javier García Sanz y James Muir, así como varios operarios de la compañía, a quienes Soria se ha dirigido para interesarse por su trabajo.

Tras la visita, Soria ha tomada la palabra para destacar el papel del sector automovilístico, y en particular de Seat, como "una de las industrias más importantes del país".

Ha asegurado que Seat, integrada desde hace varios años en un gran grupo internacional como Volkswagen, es "un ejemplo de innovación, exportación y empleo", ya que en un año económicamente "difícil" como 2011 la empresa no sólo no ha reducido la plantilla, sino que la ha aumentado en cerca de 1.600 personas, debido, principalmente, a la fabricación del Audi Q3.

"Mi ánimo, mi estímulo y mi aliento para que sigan trabajando, porque con ello aportan y mucho al sector industrial", ha manifestado el ministro, que ha incidido en que España no puede basar su crecimiento en el sector terciario, sino que necesita "una potente y sólida" base industrial. "Y aquí tenemos un buen ejemplo de ello. Enhorabuena y mucho ánimo", ha insistido Soria.

Lo cierto es que este 2012 no está siendo mucho más halagüeño que el anterior, ya que el sector automovilístico español está afrontando uno de los peores ejercicios de su historia debido a la "caída libre" de las ventas en el mercado interior y al descenso de las exportaciones.

Según datos facilitados ayer por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), en el mes de abril sólo se matricularon en España 56.250 turismos, un 21,7 % menos que en el mismo período de 2011, lo que hace difícil alcanzar la previsión inicial de ventas de 780.000 unidades para este año.

Desde Anfac ya han advertido de que esta situación acrecienta la vulnerabilidad de las factorías españolas, como Seat, y deja en una situación muy delicada a un tercio de los concesionarios de todo el país, que podrían llegar a desaparecer. A pesar de este contexto, Seat afronta este 2012 como un año crucial y se ha fijado dos ejes básicos de actuación: una ofensiva de nuevos productos y su desembarco en nuevos mercados.

Seat ha abierto recientemente sus primeros ocho concesionarios en China, donde ha empezado a vender el modelo León, y a finales de año exportará también el Ibiza.

La compañía, además, se ha fijado el objetivo de reforzar su presencia en otro mercado emergente, el ruso, y también en el mexicano. En cuanto a productos, la firma ha lanzado al mercado el utilitario Mii, el nuevo modelo de Ibiza y tiene previsto empezar a comercializar a finales de año los nuevos Toledo y León, que tendrá también su versión familiar.