Publicidad

Seat espera volver a los beneficios en 2015

El fabricante español de automóviles Seat, del grupo alemán Volkswagen, cuenta con un plan ‘formal’ para los próximos cinco años que contempla el retorno a los beneficios, la plena utilización de la fábrica de Martorell (Barcelona) y la consecución del liderazgo en el mercado automovilístico español.
-
Seat espera volver a los beneficios en 2015
Seat espera volver a los beneficios en 2015

   Así lo ha asegurado en un encuentro con los medios el presidente de Seat, James Muir, quien ha explicado que la empresa pretende alcanzar una producción de 500.000 unidades en la factoría de Martorell, frente a las 320.000 unidades, aproximadamente, fabricadas el pasado año.

   Este objetivo de aumento de producción no traerá consigo un incremento de la plantilla, que, según Muir, está dimensionada para alcanzar los niveles máximos de producción de la fábrica. El presidente de la empresa ha recordado que actualmente entre 1.600 y 1.700 de los 13.500 trabajadores de la empresa están afectados por un ERE temporal y están recibiendo formación. ‘Los voy a necesitar en dos años’, ha añadido el directivo.

   El máximo responsable de Seat ha señalado que la fabricación del Audi Q3 en Barcelona, que se iniciará a finales de año, es compatible con los objetivos de producción, dado que Martorell puede funcionar a más del 100 por cien de su capacidad y llegar a fabricar hasta 580.000 unidades.

   Muir pretende que Seat se sitúe como líder del mercado español, ya que es la octava mayor empresa de España, el primer inversor industrial del país y el segundo inversor en investigación y desarrollo en todos los sectores. No obstante, pretende combinar el crecimiento en el mercado nacional con su expansión en los otros cuatro grandes países europeos: Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

Quiere explotar el 70% de su producción

   Por consiguiente, el grueso del aumento de su producción tendrá su origen en el crecimiento de las ventas que la firma prevé registrar en Europa occidental. De esta forma, del medio millón de vehículos que espera fabricar en Martorell, alrededor del 350.000 unidades se destinarán a exportaciones, lo que equivale al 70 por ciento de la producción, aproximadamente.

   Muir ha detallado que la empresa cuenta con elevar de 180.000 a 200.000 unidades la producción del Ibiza que, para ello, ampliará su familia con nuevas versiones como la familiar ST, que llegará al mercado en mayo. Asimismo, la marca quiere triplicar la producción del León hasta 200.000 unidades, ampliando la gama de este modelo con diferentes versiones.

   La gama Ibiza se completará con los modelos Alhambra (fabricado en Portugal), Altea y Exeo. En relación con este último modelo, que está basado en la anterior generación del Audi A4, Seat tiene la intención de desarrollar y producir su sustituto.

Coche eléctrico

   En otro orden de cosas, Muir ha anunciado que Seat presentará en Salón Internacional del Automóvil de Ginebra un prototipo coche eléctrico, denominado IBE, que será un pequeño compacto de cuatro plazas. Muir pretende seguir adelante con el proyecto de coche eléctrico, con el fin último de llevarlo a la cadena de producción.

   El presidente de Seat ha comparado la marca española con ‘un puzzle por resolver’ o ‘una hoja en blanco’, y ha defendido que la firma tiene presencia tanto dentro del grupo Volkswagen como en el mercado. Por ello, quiere posicionar la firma con atributos como la calidez, la juventud, la orientación al diseño, la deportividad (‘aunque no extremadamente deportiva’) y la conciencia ecológica.