Publicidad

Se triplican las reclamaciones a talleres

La crisis actual del mercado automovilístico y el recurso de los usuarios a ampliar la vida útil del coche viejo ha disparado las reclamaciones contra talleres en las asociaciones de consumidores.
-
Se triplican las reclamaciones a talleres
Se triplican las reclamaciones a talleres

Ésta es una de las razones expuestas por la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) para explicar que ya el año pasado se contabilizaron cerca de 6.000 consultas y reclamaciones sobre reparación de vehículos, una cifra significativamente superior a la de 2006.

Discute hoy sobre la utilidad de los radares de la DGT en nuestros foros: ¿realmente sirven para reducir la siniestralidad o sólo para recaudar más?

Para la CECU, "la coyuntura económica actual ha afectado de manera importante a las ventas de vehículos nuevos y aparentemente, los ciudadanos están optando más por reparar sus vehículos frente a la compra de otros nuevos, lo cual ha podido ser la causa del incremento en cuanto a consultas y reclamaciones vivido en el sector de talleres de reparación de vehículos, sobre todo, a finales del año pasado".

La tendencia para este año, a juicio de la CECU, es que se continúe con el progresivo crecimiento de las reclamaciones contra talleres por fallos en las reparaciones.

Los problemas con el presupuesto, lagarantía de las reparaciones, posibles daños mientras el vehículo está en el taller, la imposibilidad para el consumidor de ver las piezas que se han cambiado y disconformidades con lareparación o el precio final de la misma, suelen ser las reclamaciones más habituales, según la asociación.

Ante el aumento de las revisiones de vehículos en talleres con motivo de la temporada estival, la Confederación ha recomendado a los usuarios "exigir un resguardo de depósito", que será necesario para la retirada del vehículo y responsabiliza al taller ante posibles daños del mismo.

Por otro lado, CECU ha recordado que el conductor "tiene derecho" a que se le realice un presupuesto por escrito, con una validez de doce días hábiles y ha resaltado que la factura "es obligatoria" y debe estar desglosada.

Asimismo, la organización ha apuntado que las piezas de recambio tienen que ser nuevas y adecuadas al vehículo que se esté reparando, así como que la reparación tendrá una garantía mínima de tres meses o 2.000 kilómetros.

CECU ha comunicado que el taller puede cobrar los gastos de estancia, en el caso de que el cliente no se pronuncie sobre la aceptación del presupuesto o no retire el vehículo reparado dentro de los tres días siguientes a la comunicación.

Por último, la organización ha recomendado a los consumidores que se decanten por talleres que estén adheridos al Sistema Arbitral de Consumo y ha señalado que todos estos puntos de reparación "han de exhibir al público una serie de información sobre los servicios que prestan y los precios que tienen establecidos".