Salón de Detroit 2007: Aquí manda Toyota

Después de 70 años de hegemonía, General Motors está a punto de perder su trono de mayor fabricante del mundo. La impetuosa y eficaz Toyota se lo va a arrebatar durante 2007 casi con toda probabilidad. Este desigual enfrentamiento centra todas las miradas en el recién inaugurado Salón de Detroit. La cita más importante de la temporada se rinde al poderío de Toyota y apuesta por coches más eficientes, más ecológicos y más rentables. Empezamos un tiempo nuevo.
Autopista -
Salón de Detroit 2007: Aquí manda Toyota
Salón de Detroit 2007: Aquí manda Toyota

Quien haya seguido nuestras coberturas de los salones de los últimos años no se sorprenderá al leer el titular de este especial sobre el Salón de Detroit 2007. A partir del cambio de milenio, el arrollador impulso industrial de Toyota, Honda y Nissan ha dado un vuelco al mercado estadounidense y, con él, al mundial. Las más afectadas son las tres grandes marcas locales, Ford, Chrysler y General Motors con su rosario de firmas filiales. Este trío de gigantes ha perdido definitivamente pie y ha tenido que emprender un cambio radical en sus estructuras empresarial, industrial, laboral y financiera. Su fisonomía, su forma de trabajar y su relación con los compradores han cambiado para siempre, y mucho más que van a cambiar.

Acura -Audi- BMW- Cadillac - Chrysler - Chevrolet - Ford - Honda - Hummer -Hyundai - Jaguar -Kia- Lexus - Lincoln -Maserati- Mazda -Mercedes- Mitsubishi - Nissan - Smart - Subaru- Rolls-Royce - Toyota - Volkswagen - Volvo -

Y es que la firma nipona se ha convertido en el referente mundial. Con su elegante estilo industrial, mezcla de propaganda ecológica y eficacia productiva, han establecido una nueva manera de entender y, sobre todo, de vender la automoción. Sus coches son eficientes, fiables y atractivos. Su imagen pública mejora cada día. Sus fábricas son rentables… Todo sonríe al nuevo líder. Es el inicio de un tiempo nuevo que nos traerá una automoción diferente, más pegada a los nuevos movimientos sociales que tienen que ver con la ecología, con una cierta sencillez en las costumbres y con un sentido más utilitarista de la tecnología.
En un país castigado por el aumento de los precios del combustible, las propuestas de Toyota y otras firmas niponas van calando hondo en las apetencias del público.

Los coches que exhibe Toyota en esta edición del Salón de Detroit prefiguran este nuevo periodo. Ahí está ese espectacular HT-FS, un deportivo con motor híbrido que anuncia nada menos que 400 CV. Es la síntesis de su campaña de asalto al mercado norteamericano: coches igual de espectaculares que los que siempre han hecho allí, pero con un corazón tan diferente que no tiene nada que ver con ellos. Es el apogeo de la tecnología híbrida, la punta de lanza que ha conseguido que la gente identifique el nombre Toyota con la idea de ahorro de combustible y reducción de emisiones.

Pero, claro, si algo son los estadounidenses es prácticos. Y orgullosos. Saben que pierden la partida, pero se niegan a tirar la toalla. Desde General Motors, su presidente, Rick Wagoner, ya ha dejado claro que no en 2007 piensan vender tanto como en 2006. Por tanto, Wagoner asegura que no cederá el liderato del mercado sin luchar. Y, puestos a luchar con Toyota, qué mejor manera de hacerlo que utilizar sus propias armas.

Dicho y hecho: a través de su marcha Chevrolet, General Motors presenta el Volt, un “concept” muy innovador que utiliza un sistema de propulsión híbrido en el que el motor de gasolina sólo sirve para cargar las baterías que, a su vez, mueven un propulsor eléctrico. La gran novedad estriba en que las baterías pueden recargarse también conectándolas a la red eléctrica de la vivienda. Así, las baterías estarán cargadas al empezar el día y sólo si se agotan habrá que gastar gasolina recargándolas.

Como idea no es nueva, pero sí bastante interesante desde el punto de vista filosófico, poruqe tiene una enorme virtud: traslada al público la convicción de que las marcas locales también se preocupan por el ahorro de energía y, por tanto, por su bolsillo. También deja claro que GM está convencida de que, en el futuro, el coche será eléctrico.

Ford también hace su apuesta verde y presenta el Airstream, un sofisticado ejercicio de estilo que monta la última evolución de la marca del óvalo en tecnología de pila de combustible. Además, muestra por fin el futuro Focus, un coche que debería dar un importante impulso a sus ventas globales.

Chrysler, por su parte, prefiere apostar por los monovolúmenes y lanza en Detroit la última generación de su Voyager, un coche que se construye ya con una plataforma desarrollada a medias con Volkswagen. Sobre ese bastidor construirán los alemanes su próximo monovolumen de gran formato.
La parte más eficiente en cuanto al ahorro de energía se la ha reservado la división Mercedes, que presenta en el salón sus útlimos motores turbodiésel de bajo consumo y mínimas emisiones.

Y, por lo demás, lluvia de coches ecológicos en casi todas las marcas: BMW Hydrogen 7, Nissan Bevel, Mazda Tribute HEV… Y, curiosamente, un nuevo aluvión de todo terrenos. Decimos curiosamente porque, en principio, estos coches parecen estar en un momento complicado en el mercado americano. Sus ventas sufren altibajos constantes y la gente rechaza su voraz consumo de combustible… Pero las marcas insisten, porque son vehículos muy rentables. Así, Detroit asiste al estreno de modelos como el Jeep Trailhawk, el Toyota Tundra CrewMax, el Nissan Rogue y nuevas ediciones de éxitos de ventas como el Porsche Cayenne o el BMW X5.
Para que no falte de nada, la industria local recurre a sus mitos más sonoros y se exhiben, por ejemplo, nuevas revisiones de los Chevrolet Camaro y Malibú, auténticos iconos de la automoción estadounidense.

Por segundo año, las marcas chinas hacen acto de presencia en el Salón de Detroit. Y, esta vez, lo hacen ya con intención de quedarse. Es el caso del grupo Chagfeng, que ha anunciado su intención de vender en Estados Unidos su modelo Liebao CS6 SUV, un todo terreno que costará unos 25.000 dólares. También planean distribuir un pick-up denominado Feibao CT5. Más barato sale un sedán de Chery: sólo 10.000 dólares.
Con estos precios, los analistas americanos no dejan de preocuparse, porque, si acaso tenía ya pocos problemas su industria, ahora llega la amenaza china. Y lo hace en varios formatos, sea a través de la implantación directa, sea a través de colaboraciones con marcas locales, como la que acaban de firmar Chrysler y los chinos de Chery.
Los observadores identifican el riesgo de que las marcas chinas consiguan establecer un nuevo estándar de bajo coste que haría mucho daño a los fabricantes tradicionales.
Además, para muchos atrevidos emprendedores estadounidenses, puede ser una gran oportunidad de hacer importantes negocios de importación y venta. Combinando todos los factores, no es de extrañar que los altos ejecutivos de Detroit miren con recelo a los recién llegados. No se fían de ellos.

Como siempre, el Salón de Detroit es el lugar elegido para anunciar los premios al Coche y el Todo Terreno del Año 2007, premios que han ido a parar a vehículos de General Motors. En concreto, el Coche del Año ha sido el Saturn Aura, basado en el europeo Opel Vectra, mientras que el mejor 4x4 es el Chevrolet Silverado.

Estas son, por tanto, las líneas maestras de un Salón de Detroit que, en esta edición, cumple un siglo de existencia. Muchos son los coches que han visto la luz en sus pabellones. Desde luego, han “nacido” aquí algunos de los modelos más importantes de la historia y han partido de estos estands las tendencias que han conformado un siglo de automoción.

Sin embargo, este centenario llega en el peor momento para la industria de Detroit desde la crisis del petróleo de 1973. Los graves problemas ya citados antes se suman a una creciente desconfianza por parte del público y, sobre todo, a la cada vez más asfixiante presión de los legisladores, que exigen coches más seguros, más ahorradores, menos contaminantes.

Así pues, no es de extrañar que esta edición del centenario resulte un tanto deslucida. Hay menos novedades mundiales que otros años y, en general, se aprecia un tono de prudencia. No están los tiempos para tirar la casa por la ventana.

Si no hay una presencia de novedades mundiales tan fornida como en otros años, sí hay, en cambio, un cierto “boom” de los “gadgets” de alta tecnología, dispositivos de última generación que llegan a los coches para hacer más cómoda la vida en ellos. O más complicada, según se mire.
Fruto de este esfuerzo son aparatos como el Sync, que, montado a medias entre Ford y Microsoft, sirve para conectar en el coche cualquier aparato de multimedia doméstica y, lo mejor, manejarlo a través de órdenes habladas. Más complejo es el Nissan Bevel, que utiliza paneles solares, y más prácticos los nuevos asientos de Chrysler para sus monovolúmenes, que pueden configurarse en infinidad de posiciones.
Después, es raro ya el coche que no lleva reproductor de Mp3, y la mayoría monta conexiones para puertos USB o lectores de tarjetas de memoria...
Esta proliferación de adminículos electrónicos para el coche está transformando la idea que muchos usuarios tienen del vehículo. Si hasta ahora el coche era una máquina para desplazarse en la que, además, se podía oír música o ver un DVD, ahora empieza a convertirse en un gran centro multimedia y tecnológico que, además, como una opción más, te lleva de aquí para allá. Ya les pasó a los teléfonos móviles y, por lo que se ve, es turno para los coches. Desde luego, en Suzuki tienen claro que los tiros van por ahí, porque, de lo contrario, no habrían presentado el Flix, esta especie de cine rodante que puedes ver en la imagen que acompaña estas líneas.

Acura -Audi- BMW- Cadillac - Chrysler - Chevrolet - Ford - Honda - Hummer -Hyundai - Jaguar -Kia- Lexus - Lincoln -Maserati- Mazda -Mercedes- Mitsubishi - Nissan - Smart - Subaru- Rolls-Royce - Toyota - Volkswagen - Volvo -

Galería relacionada

Salón de Detroit 2007

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...