Rolls Royce Phantom Drophead Coupé

Sigue siendo la marca que más lujo y glamour transmite de cuantas copan el mercado. Para muchos, no hay nada más lujoso, ni más exclusivo, ni con tanta calidad como un Rolls. Pocos años después de la aparición del Phantom y también bajo la atenta mirada de BMW, llega el debut del cabrio, el Drophead Coupé.
-
Rolls Royce Phantom Drophead Coupé
Rolls Royce Phantom Drophead Coupé
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=68667&mapnivel1=MOT','','width=765,height=470') ">Rolls Royce Phantom Drophead Coupé

Derivado del concept 100 EX que se presentó en 2004, este imponente cabrio combina con una calidad exquisita los mejores materiales y la producción artesana característica de la fábrica de Goodwood. En la realización de este nuevo Rolls –el segundo desde 1998- se han empleado muchos de los componentes de la majestuosa berlina. Un ejemplo de ello es el bastidor, realizado íntegramente en aluminio para minimizar el peso de este voluminoso automóvil.

Estéticamente el Drophead mantiene inalterados los rasgos estilísticos típicos de la marca inglesa. Un frontal muy vertical, el gran voladizo trasero, la enorme batalla o el considerable diámetro de los neumáticos son sólo algunos de los elementos inconfundibles de Rolls. En el interior, las cuatro amplias plazas no sólo ofrecen espacio sobrado, sino que, además, envuelven a sus ocupantes con materiales nobles, creando una atmósfera de lujo única. A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de marcas de lujo, las manos de los ocupantes sólo podrán tocar piel, lana y madera exóticas.

Tal vez la característica más llamativa del Drophead es la peculiar apertura de las puertas, que pivotan de delante hacia atrás, tal como lo hacían muchos automóviles de los años 40 y 50. Sobre la parrilla acabada a mano preside el ”Espíritu del Extasis”. La estatuilla inconfundible de los Rolls se puede pedir, si se desea, en plata o, incluso, en oro.

Este enorme automóvil también ha sido pensado para que las maniobras no sean un auténtico engorro. Por ello, tanto delante como detrás, se pueden vigilar mediante una cámara integrada el exterior. Para facilitar la carga de cualquier bulto, el maletero tiene una doble apertura, similar a la de los pick up, y con un volumen de 315 litros, que, si bien no es muy amplio, sí es suficiente para llevar tres juegos completos de palos de golf -una unidad de medida habitual en los coches más lujosos-.

La tapa de la capota es de madera de teca, con más de 30 piezas montadas y tratadas a mano, con un diseño que recuerda a las lanchas “Riva” de los años 50 o a los Copa América de vela de los años 30, los Clase J. El techo de lona mantiene el romanticismo de los Rolls cabrio de siempre y, a diferencia de los techos rígidos escamoteables, ocupa menos espacio.

El Drophead es 25 cm más corto que la berlina y está propulsado por el mismo V12 de 6,75 litros con 453 CV y 73,5 mkg. Este motor de origen BMW se combina con una caja de cambios automática de seis relaciones. Pese a las más de 2,5 toneladas de peso, el Drophead alcanza los 240 km/h sin apreciarse en su cómodo habitáculo la más mínima vibración.

Galería relacionada

Rolls Royce Phantom Drophead

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...