Un Rolls para un futuro Rey

Durante unas horas será el coche más observado de todo el planeta. El Rolls-Royce Phantom IV previsiblemente se convertirá en una lujosa carroza real que llevará al príncipe de Asturias y a su esposa por las calles de Madrid. Sólo existen 18 unidades de este exclusivo modelo, pero nosotros abrimos sus puertas para ti.
-
Un Rolls para un futuro Rey
Un Rolls para un futuro Rey

A su paso se extienden las alfombras rojas, llueven pétalos de rosas y corren apresurados decenas de guardaespaldas. No es extraño que estas joyas de la automoción no abandonen a menudo los suntuosos garajes donde se conservan: son los Phantom IV, los “Rolls-de reyes”.

El próximo sábado, uno de estos exclusivos modelos, en concreto la unidad 4AF18, recorrerá las calles de Madrid. Para recordar su última aparición en público, nos tenemos que remontar al año 1997, a la boda de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín.

Sin embargo, no es exactamente el mismo: los equipos de seguridad de la Casa Real llevan meses trabajando en una “especial puesta a punto”.

Una empresa madrileña se ha encargado de reforzar su blindaje y ha preparado una especie de techo de cristal blindado (una estructura parecida a la que usa el “Papamóvil”).

Los recién casados podrán ser vistos, pero estarán protegidos por un armazón invisible.

<

p>

<

p>

<

p>

<

p>

<

p>

El Rolls-Royce que llevará al príncipe Felipe tras su boda se construyó directamente blindado. Sin embargo, se ha reforzado su seguridad, han aumentado el grosor de las planchas tanto de los laterales del vehículo como de los bajos del mismo. Además, se ha añadido una especie de armazón de cristal –también blindado- que permitirá que se vea a sus pasajeros, pero que estos no vayan expuestos. Por motivos de seguridad, sólo ha transcendido que los refuerzos se han realizado en una fábrica del norte de Madrid, sin especificar cuál.

En 1950, Rolls-Royce quiso hacer un regalo muy particular a Isabel de Windsor, todavía no era reina, y al duque de Edimburgo por su aniversario de boda: el coche más exclusivo que nunca se hubiera fabricado. Así, nació el Phantom IV, un modelo del que sólo se produjeron 18 unidades en los seis años siguientes.

Lleva un motor de 5.675 cm3, con 8 cilindros en línea, capaz de desarrollar 160 km/h. Posee un cambio de cuatro velocidades, frenos hidráulicos, suspensión independiente a las cuatro ruedas, llantas de 17 pulgadas...

Para el Phantom IV, Rolls realizó un logotipo específico; en realidad, “arrodilló” a su ya veterana “Espíritu del Éxtasis”, la estatuilla -también conocida como Emily- que corona sus modelos desde 1911. ¿Por qué? Según afirmaban, tenía que quedar muy claro su señal de respeto hacia el alto rango de los ocupantes de estos modelos. Si juzgamos la lista de sus “compradores”, no nos extrañamos de que este fabricante se dedicara a hacer genuflexiones: la familia real británica, el Sha de Persia, el Aga Khan... son algunos de los mandatarios que unieron su nombre al de Rolls-Royce.

NÚMERO DE CHASIS AÑO PRIMER PROPIETARIO
4AF2 1950 PRINCESA ISABEL DE INGLATERRA
4AF4 1950 ROLLS ROYCE: vehículo usado para test y posteriormente desmontado
4AF6 1951 EL SHA DE PERSIA
4AF8 1951 EL EMIR DE KUWAIT
4AF10 1951 EL DUQUE DE GLOUCESTER
4AF12 1952 LA DUQUESA DE KENT
4AF14 1952 FRANCISCO FRANCO
4AF16 1952 FRANCISCO FRANCO
4AF18 1952 FRANCISCO FRANCO
4AF20 1952 EL AGA KHAN
4AF22 1952 EL PRÍNCIPE TALAL DE ARABIA SAUDÍ
4BP1 1953 EL REY DE IRAK
4BP3 1953 LA PRINCESA REGENTE DE IRAK
4BP5 1954 LA REINA ISABEL II DE INGLATERRA
4BP7 1954 LA PRINCESA MARGARITA DE INGLATERRA
4CS2 1955 EL EMIR DE KUWAIT
4CS4 1956 EL EMIR DE KUWAIT
4CS6 1957 EL SHA DE PERSIA

Estos fueron los primeros propietarios. En la actualidad, la mayoría de estas unidades está en paradero desconocido. Tres pertenecen a Patrimonio Nacional, en España; la propia Rolls conserva uno, la Casa Real inglesa dos y otro circula por EE.UU.

Francisco Franco encargó a Rolls-Royce tres de estos exclusivos modelos. En la actualidad, estos automóviles pertenecen a Patrimonio Nacional. Todos llegaron a El Pardo, la entonces residencia del dictador, en 1952. El primero –con el bastidor 4 AF 14- era una limusina de color negro para cinco pasajeros.

Luego, se compró el 4 AF 16, un lujoso vehículo para siete ocupantes y con un blindaje especial: por primera vez, Franco adquiría un coche con los bajos y la parte posterior blindada. Este modelo costó a las arcas españolas 8.500 libras esterlinas de la época, toda una fortuna.

El último de los Phantom de la Casa Real es el AF 18, el elegido para la boda del príncipe. Se trata de un cabriolet de cinco plazas, pintado de color negro y con tapicería de cuero tintado en verde.

Desde hace unos meses, cuenta con un sistema de climatización que le ha sido instalado en el Reino Unido.

Vendrán más de 40 jefes de Estado. ¿Cómo se moverán por la ciudad? También llevarán coches blindados cedidos por varios fabricantes.
Audi aportará un centenar de vehículos; la mayoría de ellos serán A8. BMW también aportará 20 unidades de la Serie 7. También podremos ver muchos Mercedes, en concreto de las clases E y G.

Galería relacionada

Phantom IV

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...