Robos de coches, de la ganzúa al satélite

Se calcula que en España se roban más de 400 vehículos al día, una cantidad que se dispara en los meses.
-
Robos de coches, de la ganzúa al satélite

La mayoría de las veces que no encontramos nuestro coche aparcado donde lo dejamos, la culpa es de la grúa y, no nos olvidemos, nuestra por dejarlo mal aparcado. Descartada esta posibilidad, debemos plantearnos que el vehículo ha sido robado, olvidarnos de los lamentos y de jugar a los detectives y actuar rápidamente, ya que el tiempo juega en nuestra contra.

En primer lugar, debemos denunciar el robo en la comisaría más cercana o en un cuartel de la Guardia Civil. Si llevamos tarjetas de crédito, no hay que perder un minuto y darlas de baja y, si transportábamos el D.N.I u otros documentos, también tenemos que notificar su desaparición. Cuidado con dejar las llaves de casa dentro del coche, porque los ladrones podrían hacer horas extra y visitar nuestro domicilio.

Es conveniente dar de baja el automóvil ante la Jefatura Provincial de Tráfico. Así, si un agente detiene el coche, puede comprobar que se encuentra en situación irregular. Eso sí, cuando lo recuperemos, no se nos puede olvidar volver a inscribirlo con la misma rapidez.

Existen multitud de agencias de detectives especializadas en la búsqueda de vehículos robados. Estas compañías suelen colaborar con colectivos de taxistas o de conductores de toda Europa, que prestan sus servicios de rastreo por una parte de la recompensa que ofrezca el dueño.

La solución también puede estar a la altura de nuestro teclado, ya que muchas de estas empresas han saltado a la Red. En la compañía Brújula y Aid-Car llevan más de 40 años dedicándose a la búsqueda y localización de vehículos robados y, según afirma su gerente, Luis Díez, logran recuperar un 70 por ciento de los coches.

Esta empresa, a la que se puede recurrir las 24 horas del día, de lunes a domingo, publica en Internet, en periódicos de tirada nacional y provincial y en el teletexto de Telecinco (página 445) los datos del vehículo sustraído y cuentan con la colaboración de taxistas de radio-taxis y tele-taxis. Además, hacen una labor de rastreo por las zonas más conflictivas, los parkings y los desguaces.

Trabajan dentro y fuera de nuestras fronteras; cuando elaborábamos este reportaje, el equipo de Aid-Car acababa de hallar un todo terreno en el Magreb. Mantienen la búsqueda por tiempo indefinido y sólo cobran 15.000 pesetas (I.V.A incluido), que utilizan para publicar los artículos de búsqueda en los distintos periódicos, y 5.000 pesetas después de encontrar el automóvil.

Según nos comenta su gerente, los propietarios acostumbran a dar una recompensa, que no recae en la empresa, sino en quienes facilitan la información sobre el paradero del coche. Este dinero suele variar según el poder adquisitivo y la generosidad del dueño y el tipo de vehículo robado. La recompensa más cara que Luis Díez recuerda superaba el millón de pesetas.

En Internet, también existen otras compañías como Robatory.com, pero, una vez más, es mejor prevenir que curar y extremar las precauciones para evitar robos.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...