Retos virales (o locuras) que cuestan muy caros: del Bird Box al In My Fellings Challenge

Cuando hasta Netflix y Youtube tiene que rogarte que no practiques el último reto viral con el que tienen millones de visualizaciones, es que tenemos un problema: el de las locuras al volante.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Retos virales (o locuras) que cuestan muy caros: del Bird Box al In My Fellings Challenge
Retos virales (o locuras) que cuestan muy caros: del Bird Box al In My Fellings Challenge

Como suele decirse, “que se pare el mundo, que yo me bajo”. Tonterías ha habido siempre e imprudentes y temerarios al volante, también. Sin embargo, el auge de Internet y de las redes sociales, y su “viralización de vídeos”, están consiguiendo que, incluso, veamos lo que nunca creímos que podríamos observar como juegos, bromas o desafíos. Son los llamados retos virales, que jóvenes de todo el mundo son capaces de llevar a cabo incluso hoy al volante, como nos alerta el comparador de seguros de coches Acierto.com y sobre el que investigamos.

La última noticia o, mejor dicho, alarma vial, nos llega del conocido en las últimas horas como Bird Box Challenge, un reto viral que ya ha causado accidentes de tráfico muy graves en todo el mundo. ¿Que en qué consiste? En conducir con los ojos tapados. Como lo lees. Policía y autoridades de tráfico se muestran muy preocupados ante un fenómeno cada vez más habitual y que, atento, comenzó a modo de imitación de la última gran producción de Netflix: Bird Box.

Bird Box es uno de los nuevos estrenos de temporada de Netflix, una película protagonizada por Sandra Bullock, que debe permanecer con los ojos vendados durante la cinta para sobrevivir. En solo 7 primeros días de proyección ha sido vista por más de 45 millones de usuarios de la plataforma. A partir de aquí, ha surgido como reto viral realizar cualquier tipo de acción (andar, bailar etc…) con los ojos vendados y grabarlo para subirlo a redes sociales. El caso más extremo ha llevado ya a muchos jóvenes a conducir de esta manera, incluso con el caso más sonado de una adolescente de 16 años que en Estados Unidos se subió así a una camioneta y chocó contra varios vehículos.

A tal punto ha llegado el problema que incluso Netflix se ha visto obligada a lanzar un mensaje para evitar el Bird Box Challenge. “No puedo creer que tengamos que decir esto, pero: POR FAVOR NO SE HAGAN DAÑO CON ESTE BIRD BOX CHALLENGE. No sabemos cómo empezó y apreciamos el amor, pero Boy y Girl tienen solo un deseo para 2019 y es que no termines en el hospital por culpa de unos memes”, ha asegurado la cuenta oficial de Netflix.

Incluso la plataforma de vídeos Youtube, a pesar de contar con millones de visualizaciones sobre esta práctica, acaba de anunciar que “Youtube es el hogar de muchos retos y bromas virales, pero debemos asegurarnos de que lo divertido no cruce la línea donde además sea dañino o peligroso”. La red social confirma que prohibirá el contenido dañino y peligroso, fijando un plazo máximo de dos meses para que estos usuarios limpien sus canales. Si no, comenzarán con su eliminación inmediata.

In My Feelings Challenge: el reto del verano

Sin embargo, y desgraciadamente, este peligroso reto viral al volante no es el único que hemos visto en los últimos meses. El pasado verano otro fenómeno puso en jaque a muchos usuarios en carretera: el llamado In My Feelings Challenge. En esta ocasión, el vídeo viral debía mostrar a personas que se bajan de un automóvil en marcha (sí, en marcha, increíble) para bailar una canción de Drake y se vuelven a subir luego. Y, evidentemente, los accidentes también aparecieron.

Conductores que perdían el equilibrio mientras el coche seguía avanzando o accidentes causados por no controlar a tiempo el coche provocó que incluso la Policía advirtiera en sus canales de los peligros. Tal fue el caso de la Policía de Boadilla del Monte, en Madrid, donde recopilaba varios retos que acababan de mala manera, poniendo incluso en peligro la integridad del participante. Y todo para evitar que más jóvenes lo imitasen.

Baby Shark Challenge, uno más

Y por si creías haberlo ya visto todo, atento al último reto viral que también hace unos meses se popularizó con relación a este In My Feelings Challenge. Aún más surrealista, si es que cabe, consistía en ponerse un disfraz de tiburón, y realizar lo mismo: bajarse y bailar con el vehículo en marcha. En este fenómeno al son de una canción infantil. Ojalá sus participantes solo fueran infantiles, porque creemos que es mucho peor lo que pasa por sus cabezas.

Terminamos este triste relato simplemente pidiendo que no hagáis locuras semejantes al volante y recordando, por si la posibilidad de accidente no es suficiente, que cualquier de estos actos está considerado como conducción temeraria: acarreando penas de entre 6 meses y dos años de cárcel por actuar “con excesiva imprudencia, arrastrando peligros y amenazando la vida o integridad de las personas”. Ah, y que sepas también que el seguro de tu coche aquí no cubrirá ni se responsabilizará de ningún daño.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...