Renault España entró en pérdidas en 2006

Los costes del plan de reestructuración de la compañía, que afronta la salida de 1.300 trabajadores, y la caída de las ventas son algunas de las razones que llevaron a la filial española del fabricante francés a perder 11,6 millones de euros en 2006.
Autopista -
Renault España entró en pérdidas en 2006
Renault España entró en pérdidas en 2006

Renault España entró en 2006 por primera vez en números rojos en más de diez años. El presidente de la compañía, Juan Antonio Fernández de Sevilla, presentó los resultados de 2006, con pérdidas de 11,6 millones de euros, frente a los beneficios de 204 millones de euros cosechados el año anterior.

Son varias las razones que han llevado a la filial de la multinacional de origen francés a entrar en números rojos. Fernández de Sevilla reveló que estos resultados incluyen una provisión de fondos de 130 millones de euros destinados a hacer frente a la reestructuración de la compañía.

Ese dinero se destinará al coste del plan social acordado entre empresa y sindicatos para los próximos tres años. Un total de 1.000 trabajadores se han acogido al plan de bajas incentivadas pactado entre sindicatos y empresa. Este plan se complementa con otro de relevo, por el cual los trabajadores de mayor edad serán sustituidos por otros más jóvenes.

Otros 300 trabajadores se verán afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y perderán su empleo.

Otra de las razones del desajuste entre los resultados de los dos años ha sido la inyección económica que supuso en 2005 la venta por más de 180 millones de euros de la sede de la empresa en Madrid a la inmobiliaria Metrovacesa.

Además, Renault España sufrió una caída de la facturación del 12 por ciento el pasado año, hasta los 7.373 millones de euros. La compañía vendió 204.000 vehículos en 2006, un 13 por ciento menos que en 2005.

Esta caída de los índices de facturación y ventas se debieron al fracaso comercial del Renault Modus –que se produce en la planta de Valladolid- y al final del ciclo del Mégane en la fábrica de Palencia.

Fernández de Sevilla aseguró que las fábricas de Renault España no corren peligro. “Hemos hecho los deberes para seguir siendo competitivos, por eso no hay peligro para las plantas de Renault España, a pesar de que éste será un año delicado; aunque mejor de lo que fue 2006”, aseguró el presidente de la compañía.

Para Fernández de Sevilla, 2007 será “el año de la estabilización”, con una progresiva mejoría gracias al lanzamiento del Dacia Logan Break y los nuevos modelos del Twingo y el Laguna.

El presidente de la empresa felicitó a los sindicatos mayoritarios UGT y CC.OO. por los acuerdos firmados, en los que se incluyen criterios de “movilidad flexible” que han permitido a la compañía sustituir las tres fábricas de Castilla y León por dos cadenas de montaje (Valladolid y Palencia), separadas por apenas 40 kilómetros. “Desde ahora se puede decir que Renault sólo tiene una fábrica en Castilla y León”, se felicitó Fernández de Sevilla.

La fábrica de Valladolid pasará este año a fabricar el R77, una versión larga del Renault Modus. Esta planta es “prioritaria” además para la adjudicación de un nuevo modelo de coche pequeño a partir de la plataforma del Clio y del Modus.

En cuanto a la factoría de Palencia, los planes de la compañía apuntan a que comience a producir, en la segunda mitad del año, el nuevo Renault Mégane.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...