Reforma Código Penal: pocos irán a la cárcel

La aprobación de la reforma del Código Penal en materia de Seguridad Vial por parte del Congreso ha generado una enorme polémica. Los grupos parlamentarios que votaron a favor han mostrado sus satisfacción por la decisión tomada, pero diversas asociaciones de automovilistas y el Partido Popular, que votó en contra de la aprobación de la reforma, han mostrado su rechazo por diferentes motivos.
-
Reforma Código Penal: pocos irán a la cárcel
Reforma Código Penal: pocos irán a la cárcel

La reforma del Código Penal no ha sido aprobada por unanimidad en el Congreso. La iniciativa ha recibido los votos en contra del Partido Popular, que ha justificado su decisión alegando que se trata de un texto que se ha hecho de manera “precipitada”. Los populares sostienen que se debe dejar al juez que decida si la velocidad excesiva supone un delito penal. “No es lo mismo circular cerca de un colegio que por una travesía deshabitada de madrugada”, afirma el representante del PP, Federico Souvirón, quien añade que esta norma “dejará fuera a los temerarios que circulen por debajo de los límites”.

Souvirón, a su vez, ha criticado el “brindis al sol” que supone la ley si no se dota de más medios para los fiscales de Tráfico y ha pedido que el límite de alcoholemia que supone delito penal se eleve de 1,2 gramos por litro de sangre a 1,5.

El Partido Nacionalista Vasco e Izquierda Unida tampoco han apoyado explicitamente la reforma, optando por la abstención. Unos y otros también creen que el proceso se ha llevado a cabo “de forma precipitada”, aunque la portavoz de IU, Isaura Navarro, fue más allá y propuso que las penas de cárcel se reserven para los conductores que conduzcan de manera temeraria “poniendo en peligro la seguridad del tráfico” y se eximan del ingreso en prisión a aquellos que circulen bebidos o superen las velocidades máximas pero no provoquen un accidente.

Las asociaciones de automovilísticas también se mostraron muy críticas con la reforma. Automovilistas Europeos Asociados (AEA) afirma que esta medida, que está en fase de tramitación, implicaría la entrada en prisión de cerca de 50.000 conductores cada año.

Por su parte, la Dirección General de Tráfico ha matizado que la legislación española no prevé el ingreso en prisión de las personas condenadas a menos de dos años de cárcel, por lo que las penas previstas en la nueva normativa no acarrean el ingreso inmediato en el centro penitenciario de ningún sancionado. Sólo irán a la cárcel aquellos con antecedentes o con alguna condena anterior pendiente de cumplir.

Por su parte, Alfonso Perona, secretario ejecutivo de la Fundación RACC, señala algunos logros de la reforma, aunque ha indicado que “se deja poco margen de maniobra a los jueces en los delitos de exceso de velocidad” y ha expresado la necesidad de que “se trabaje más en sistemas educativos y campañas de concienciación”. Al mismo tiempo, según Perona, “hay que invertir en funcionarios, medios para que los procesos sean más rápidos, incrementar los agentes de la Guardia Civil e invertir en seguridad viaria en nuestras carreteras”.

El Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) se ha mostrado en contra de la reforma, pues "el actual Código ya permite sancionar a aquellos conductores que ponen en peligro la seguridad vial. Si con la reforma se pretende penalizar todo, se perderá el principio de intervención mínima del Código Penal".

Por su parte, la presidenta de la asociación Prevención de Accidentes de Tráfico (PAT), Eugenia Domenech, ha aplaudido la aprobación de la reforma pero ha recordado que es sólo "una herramienta más" para reducir la siniestralidad en las carreteras. Además de penalizar "determinadas conductas que son inadmisibles", es necesario acabar con los puntos negros, mejorar el estado de las carreteras y continuar con las campañas de concienciación, así como con los cursos de formación y eduación vial.

Stop Accidentes, a través de su presidenta, Ana María Campos, se ha mostrado claramente a favor de la reforma penal. "Llevamos siete años pidiendo unas leyes que se ajusten a las infracciones y ahora vemos cumplida nuestra petición". Según la presidenta, "antes había leyes, pero no se cumplían". Ahora, con el nuevo Código Penal que pretende penar con cárcel las conductas temerarias, "se favorecerá que los conductores comentan menos infracciones".

El director de Tráfico, Pere Navarro, ha valorado muy positivamente la reforma del Código Penal, ya que se convertirá “en un elemento para prevenir accidentes, como el permiso por puntos”. Navarro espera que “ningún conductor tenga que ir a la cárcel; es una medida de prevención, un mensaje de rigor y seriedad a los conductores temerarios”.

<

p> En este mismo sentido se ha expresado, el Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, quien ha señalado que serán pocos los que ingresen en prisión, pues la mayoría hará trabajos a favor de la comunidad.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...