Recortar las emisiones de CO2 requiere un respiro

Los fabricantes de automóviles europeos están dispuestos a asumir como obligación reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) hasta un límite de 135 gramos por kilómetro en 2015, frente a la propuesta de la Comisión Europea de fijar como tope máximo 130 gramos de CO2 en el año 2012.
-
Recortar las emisiones de CO2 requiere un respiro
Recortar las emisiones de CO2 requiere un respiro

Así lo aseguró, en una entrevista concedida a Europa Press, el nuevo director técnico de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Fernando Acebrón, quien indicó que la industria no será capaz sólo mediante la técnica de cumplir la propuesta de Bruselas en 2012.

En este sentido, Acebrón abogó por la implementación de una estrategia integrada, en la que no sólo se persiga la reducción de emisiones mediante los avances técnicos de los motores, sino con otras medidas ligadas a las infraestructuras, a la fiscalidad o a la forma de conducir, entre otros ámbitos.

El nuevo director técnico de Anfac —representante de la patronal española en el Comité de Política de Transportes de ACEA y en el Comité de Política Económica e Industrial de OICA— recordó que Japón fijó hace dos años el objetivo de reducir las emisiones de CO2 a 138 gramos por kilómetro en 2015, una iniciativa similar a la defendida por los constructores europeos.

<

p> Para Acebrón, la consecución de objetivos de reducción de emisiones deben pasar por 'el establecimiento de unos plazos y de unos límites razonables', así como por medidas de acompañamiento a los desarrollos técnicos de los motores, en el marco de la denominada estrategia integrada.

<

p> En caso contrario, es decir, si se pretenden aplicar mayores exigencias de más tecnología en plazos cortos, la industria del automóvil 'sufrirá', y se verán afectados sus márgenes en todos los países. 'Exigir demasiado y en plazos muy cortos hace daño', insistió Acebrón.

Desde la asociación española de fabricantes rechazan la posibilidad de implementar un sistema de comercio de emisiones cerrado, en el que los fabricantes con mayores niveles pudieran comprar derechos de emisiones a los constructores más limpios. 'No es justo ni eficiente', sostuvo el responsable de Anfac.

<

p> La propuesta de la Comisión Europea para limitar a 130 gramos por kilómetro las emisiones de CO2 de los coches cuenta con el respaldo del Consejo de Europa y se debatirá en el Pleno del Parlamento Europeo previsiblemente el próximo mes de noviembre. Una vez recibida la aprobación parlamentaria, la iniciativa se articulará para que tenga carácter normativo.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...