Recorriendo el mundo en un Ford T de más de 100 años (vídeo)

Hay vidas que son envidiables. Y la de esta pareja es una de ellas. Llevan desde 2012 dando la vuelta al mundo a bordo de un coche que ya ha cumplido un siglo.
Carlos Cuesta Chanes -
Recorriendo el mundo en un Ford T de más de 100 años (vídeo)
Recorriendo el mundo en un Ford T de más de 100 años (vídeo)

Se trata de dos holandeses llamados Dirk y Trudy Regter. Todo empezó en verano de 2012. El intrépido matrimonio quería hacer un viaje largo, pero no sabían dónde, así que pusieron rumbo al sur. El resultado fueron 180 días de viaje en los que recorrieron 22.000 kilómetros y viajaron desde Edam, la localidad holandesa donde residen, hasta Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

Pero la cosa no quedó ahí: los Regter le cogieron el gusto a la aventura y la prosiguieron un año después al otro lado del charco: otros 180 días de viaje, 28.000 kilómetros y dos países enormes: Estados Unidos y Canadá. La tercera parte del viaje, en 2014, cubrió 26.000 kilómetros, otra vez apuntando al sur, a través de Sudamérica, una vez más en 180 jornadas. Con ello, ya suman unos 80.000 kilómetros, a los que, además, han sabido sacar el mejor de los provechos: recaudan dinero para apoyar los proyectos de la organización de ayuda internacional y ayuda infantil SOS – Children’s Villages.

A partir de ahí la cosa se torció: en 2014 Dirk y y Trudy tuvieron un accidente en un viaje a Bélgica en el que, aunque a ellos no les pasó nada, el coche quedó destrozado. Aun así, el proyecto sigue en pie: entre 2016 y 2017 recorrerán Nueva Zelanda, Australia, Indonesia e India, cruzarán el Himalaya hasta China, atravesarán Mongolia y cruzarán Europa Central de vuelta a casa.

El anciano sin bastón capaz de recorrer el mundo

¿Y cómo es posible recorrer el mundo entero a bordo de un anciano que ha visto pasar por delante más de un siglo? Los Regter no ocultan que requiere una dedicación importante. Lo bueno es que es un vehículo muy robusto, con un diseño sencillo que hace que resulte fácil repararlo y ponerlo a punto.

Poseen este Ford Modelo T de 1915 desde 1997, aunque no es el primero. Dirk ya fue propietario de un Ford T de 1923 y un Ford Modelo A de 1928. Su pasión por los primeros vehículos de la marca del óvalo la heredó de su padre y de su abuelo.

‘En África tuvimos que soldar una rueda delantera rota en el herrero local’, cuenta Dirk. ‘Soy bastante mañoso y un destornillador, un martillo, algo de cinta adhesiva, unas bridas y correas tensoras te pueden llevar muy lejos’. El Ford T de los Regter cuenta con un motor de gasolina 3.0 litros y las mismas especificaciones que cuando salió de la fábrica en 1915, además de neumáticos más grandes para las llantas con radios de madera, que hacen que el viaje sea más suave y soportable en recorridos largos.

Un juego de neumáticos puede durar unos 15.000 kilómetros en carreteras normales, pero muchas aguantan menos en algunos de los caminos sin asfaltar que ha recorrido los Regter en regiones como África y Sudamérica.

‘En la frontera entre Sudáfrica y Botsuana conocimos a un granjero que tenía un viejo Ford T en el granero y nos dio la rueda de repuesto de regalo para el camino’, cuenta Dirk.

También te puede interesar

Hallada una colección de coches clásicos en una granja de Dinamarca

Los 10 mejores descapotables clásicos de la historia

Classics & Legends reunirá en Cheste los camiones y coches clásicos

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...