Más radares para la capital

Aunque, de momento, el Ayuntamiento sólo ha anunciado la colocación de nuevos radares en los paseos de Castellana y Recoletos, prevé ampliar su presencia a otros puntos de tráfico conflictivo en la ciudad. Además, advierte de nuevas normas municipales con el fin de introducir los vehículos de dos ruedas en un paisaje más limpio de Madrid.
-
Más radares para la capital
Más radares para la capital

No sólo de “emetreintas” vive el infractor. En breve, el Ayuntamiento de la capital planea instalar más cámaras de control fuera de la conocida carretera de circunvalación, en lo que el consistorio mismo ha definido como “vías de circulación rápida”.

Se trata, cómo no, de los ejes metropolitanos Paseo de la Castellana y Paseo de Recoletos, cuyo inminente y nuevo “mobiliario” de control tratará de frenar la velocidad durante las franjas de tránsito vial más delicadas; esto es, las nocturnas y las jornadas de festivo, ya que durante el resto del tiempo la circulación media apenas sobrepasa los 20 kilómetros por hora.

Además, el Gobierno municipal pretende aumentar, igualmente, el número de cruces y semáforos regulados con el mismo objetivo. A eso debe añadírsele una última actuación. Será la construcción de más glorietas y badenes en los focos más conflictivos.

Toda esta serie de medidas tratarán de “limpiar” el aire de Madrid, una pretensión que choca frontalmente con la denuncia de la oposición de la tala de más de 20.000 árboles desde que comenzaran las obras de la M-30.

Aún así, el consistorio se ha propuesto modificar la conducta poco ecológica de los ciudadanos madrileños y, para ello, ha anunciado nuevas propuestas que, de llevarse a cabo, reducirían considerablemente la utilización incontrolada de los vehículos de cuatro ruedas.

Y es que no sólo la bicicleta tiene que pasar a formar parte de la idiosincrasia de la ciudad de Madrid: también debe hacerlo la motocicleta. Para lo primero, el Ayuntamiento quiere que los vehículos de pedales puedan entrar todos los días y a cualquier hora tanto en el metro como en los autobuses urbanos –actualmente esta medida sólo es posible durante los fines de semana-. Incluso piensan en habilitar compartimentos específicos para su almacenamiento en los vagones.

En cuanto a las motos, pretende que su uso se equipare a ciudades como las de Barcelona o Valencia, donde culturalmente están totalmente integradas. Así, no sólo aspiran a construir más plazas de aparcamiento o, incluso, a cambiar la pintura de las líneas continuas y pasos de cebra –auténticas pistas de patinaje- sino que, además, estudian incentivar la sustitución del coche por este vehículo de dos ruedas.

El 1 de marzo los parquímetros ampliarán su presencia a otros 19 barrios de Madrid. Y no sólo eso, sino que esa fecha también marcará la renovación del parque recaudador por otro nuevo de última generación. Lo más llamativo será la posibilidad de adquirir, en la misma máquina expendedora, billetes para los autobuses de la EMT, aunque eso será, ya lo avisan, para después del próximo verano. Mientras tanto, estará en fase de pruebas.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...