Todos quieren al mercado chino

Mientras que en Occidente la crisis en el sector automovilístico es una sombra que revolotea amargamente, China insufla una generosa bocanada de oxígeno económico a los mayores productores mundiales de automóviles. De media, ha conseguido que las ventas en suelo asiático de estos creciesen en un 50 por ciento.
-
Todos quieren al mercado chino
Todos quieren al mercado chino

Que la economía del gigante asiático crece a pasos agigantados es ya más que un hecho. Así lo confirma la Asociación de Productores de Vehículos de China (CAAM), cuyas perspectivas pasan por que la comercialización de vehículos en este país para este año 2006 aumente hasta los 6,6 millones de unidades, lo que representa un crecimiento del 12 por ciento con respecto al año anterior.

A ello habría que sumarle los 5,9 millones de unidades que se vendieron en 2005, superando a países como Japón y Alemania.

Si giramos la vista alrededor, las cifras aparecen aún más claras. Los fabricantes han visto cómo, mientras en Occidente se sigue respirando cierto aire de crisis, las ventas en el país asiático crecen a una media de hasta el 50 por ciento. Tal es el caso de PSA, Toyota, Ford o DaimlerChrysler, que han visto cómo durante el pasado ejercicio su volumen de ventas aumentó en un 57, un 55, un 46 y un 39 por ciento respectivamente. Quien más vendió fue Hyundai, con un 62 por ciento positivo en su tabla de resultados. O General Motors, que, con un índice de crecimiento del 35 por ciento, logró superar a Volkswagen como la marca más vendida en China después de 20 años de liderazgo de los alemanes.

Y es que China es el país en desarrollo con el más rápido crecimiento económico –también es el país más poblado, 1.300 millones- y es un lugar donde sólo 6 de cada 1.000 habitantes son propietarios de un vehículo.

Sólo en Pekín, estos propietarios ascendieron en el pasado año hasta 2,15 millones, de los que 1,54 cuentan con vehículo privado.

El crecimiento es tan rápido que, entre otros acciones, según publicaba esta semana el diario “China Daily”, el Gobierno central de este país tiene previsto promover la compra de vehículos pequeños de bajo consumo para ahorrar combustible y limitar la contaminación producida por el transporte.

Según una noticia aparecida en el diario económico The Financial Times, la empresa china Nanjing Automobile, que adquirió la quebrada MG Rover en 2005, se centrará en la fabricación de automóviles deportivos. Inicialmente, quiere fabricar una versión actualizada del biplaza MG TF, lo que requerirá una plantilla de unas 600 personas que reanudará los trabajos en la planta de Longbridge, en Birmingham.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...