¿Quién no se salta los límites de velocidad?

Ni los radares, ni las multas, ni las campañas de tráfico han podido acabar con una tendencia que parece muy arraigada entre los conductores españoles: los límites de velocidad no se respetan. Más de un tercio de los automovilistas se lo reconoce abiertamente a la mismísima DGT.
-
¿Quién no se salta los límites de velocidad?
¿Quién no se salta los límites de velocidad?

Los datos proceden directamente de la Dirección General de Tráfico. El 36,7 por ciento de los conductores españoles admite incumplir los límites de velocidad en alguna ocasión.

Reconocen “saltarse” más las normas de velocidad los hombres, sobre todo los mayores de 45 años. Por provincias, son los vascos los más irrespetuosos con los límites, seguidos de los castellanos.

¿Las razones? Para muchos expertos, los límites de velocidad han dejado de ser creíbles. Para el RACE, unas señales irreales pueden convertirse en una “auténtica escuela para infractores”. Las señales se perciben como poco creíbles, todo un problema cuando la limitación realmente está justificada por el riesgo existente. Además, los pocos vehículos que respetan el límite de velocidad, opina el RACE, están expuestos a un riesgo más elevado que los que lo infringen, ya que circular más despacio o más rápido que la media está asociado con un mayor riesgo de accidente.

¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si aumentaran los límites? Nosotros sí, y hemos investigado sobre ello. No te pierdas el siguiente reportaje: 140 km/h, ¿un límite alcanzable?

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que realizaban un control preventivo de velocidad, han detectado un vehículo que circulaba a 260 km/h. El coche era un Audi A8 que iba conducido por un varón de 41 años. Eran las 17:41 horas de ayer, jueves, y el control se encontraba en el punto kilométrico 128,8 sentido Burgos (en el término de Villasandino) de la A-231, que une León y Burgos. En ese tramo, la velocidad máxima permitida es 120 km/h.

Tampoco las campañas contra el uso del alcohol parecen haber calado entre los conductores. Según los datos que maneja la DGT, una cuarta parte de los encuestados dice conducir después de haber tomado algo de alcohol (uno o dos vinos, cervezas o similar). El porcentaje aumenta al 33 por ciento entre los varones de 45 a 59 años, quienes trabajan por cuenta propia y entre los habitantes de Galicia, Euskadi y Asturias.

Muy pocos dicen conducir después de haber tomado tres o más bebidas alcohólicas y casi nadie admite conducir bajo los efectos de alguna droga. Sin embargo, entre un 4 y un 14 por ciento de los fallecidos en accidentes de circulación en 2004 en Europa presentaba considerables dosis de cannabis mezcladas con alcohol en la sangre. En el caso de España, concretamente un 8 por ciento de esos fallecidos se encontraba, además, bajo los efectos de algún otro tipo de estupefaciente.

Hay un apartado para el que sí van cambiando las tendencias: cada vez somos más conscientes de la necesidad del uso del cinturón de seguridad.

Más de un 94 por ciento de los encuestados dice que siempre lo lleva puesto cuando va de acompañante o cuando conduce. Si van en las plazas traseras, el porcentaje se reduce al 69,6 por ciento. Además, prácticamente todos los encuestados que llevan niñosen el coche lo hacen con la sillita reglamentaria o con el cinturón de seguridad abrochado.

Para los encuestados, lo más peligroso es conducir motos sin casco o saltarse un semáforo en rojo, por encima de las conductas relacionadas con excesos de velocidad o consumo de alcohol.

El 85,1 por ciento dice que nunca habla por el móvil cuando conduce. Un 14,4 por ciento lo hace en alguna ocasión, sobre todo los hombres, los jóvenes, los grupos de estatus alto y quienes trabajan por cuenta propia.

El 80,5 por ciento cede siempre el paso a los peatones en los pasos señalizados para ello. Casi una quinta parte no lo hace en alguna ocasión.

La DGT ha pedido a los encuestados que valoren del uno al diez las conductas más peligrosas. La ganadora es, según sus datos, conducir una moto sin casco (9,6), seguida de saltarse un semáforo en rojo (9,5), conducir después de haber tomado tres o más bebidas alcohólicas, llevar niños en la parte trasera del vehículo sin la sujección reglamentaria (ambas con un 9,4), conducir sin permiso de conducir (un 9,3) y no llevar el cinturón de seguridad (un 9). Curiosamente, la gravedad atribuida a no pasar la ITV es de sólo un 7,8 por ciento.

¿Qué opinas de los actuales límites de velocidad? ¿Has conducido alguna vez bajo los efectos del alcohol? ¿Qué piensas de las campañas de la DGT? ¿Has recibido alguna multa injusta? ¿Qué conductas te parecen más peligrosas y que quedan impunes?
Queremos saber tu opinión: participa en nuestros foros.

Galería relacionada

Encuesta DGT

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...