El PSC prevé encumbrar a Navarro en un congreso que pondrá a prueba su unidad

El PSC inicia mañana su XII congreso, en el que el alcalde de Terrassa, Pere Navarro, parte como gran favorito para suceder a José Montilla en la primera secretaría y en que, más allá del liderazgo del partido, se pondrá a prueba su unidad interna tras un ciclo electoral plagado de malos resultados.
Autopista -
El PSC prevé encumbrar a Navarro en un congreso que pondrá a prueba su unidad

Se trata del congreso más trascendente del PSC desde el celebrado en 1994 en Sitges, cuando Raimon Obiols fue obligado a dejar la primera secretaría del partido por un grupo de dirigentes territoriales conocidos como los 'capitanes', y entre los cuales estaba el propio Montilla, que fue elegido entonces secretario de organización.

Por primera vez en la historia del PSC, cuyo congreso acabará el domingo, tres candidatos se disputan la primera secretaría: el alcalde de Terrassa, Pere Navarro; el de Lleida, Àngel Ros, y el ex primer edil de Vilanova i la Geltrú, Joan Ignasi Elena.

El viceprimer secretario del PSC, Miquel Iceta, también se mostró dispuesto a liderar el PSC si el resto de candidatos unían sus candidaturas, pero como el resto de aspirantes no han atendido su llamamiento, está previsto que hoy mismo anuncie que se retira.

Navarro, que como el resto de los candidatos ya forma parte de la ejecutiva del PSC, es el favorito porque parte con el apoyo mayoritario de la federación de Barcelona, de alcaldes como los de L'Hospitalet o Tarragona, y de gran parte de la nueva generación de dirigentes del partido.

En los últimos meses, Navarro ha insistido en defender su perfil renovador y un giro a la izquierda, y en desmentir la idea de que sea un mero 'hijo político' de Montilla y del secretario de organización, José Zaragoza, quienes junto a Iceta han llevado las riendas del PSC en los últimos años.

Su gran rival en este congreso es el alcalde de Lleida, Àngel Ros, que gobierna con mayoría absoluta esta ciudad y que se erige en la apuesta catalanista que necesita el PSC para vencer a Artur Mas y recuperar la Generalitat.

A Ros le apoyan el expresident Pasqual Maragall (exmilitante) y los ex consellers Marina Geli, Ernest Maragall y Antoni Castells, mientras que Elena es el candidato del sector que lidera Raimon Obiols, precisamente la víctima del cónclave de Sitges.

Aunque ni Navarro ni Elena han asegurado cuántos de los 830 delegados les apoyan, Navarro supera claramente a Ros, por lo que una de las claves del cónclave es cómo encajar a Ros y al sector más catalanista del partido en la nueva cúpula dirigente, para no fracturar al partido.

En caso de que el consenso no fuera posible, los partidarios de Ros suponen que el sector obiolista uniría fuerzas con ellos para competir con Navarro.

Una solución técnica que puede facilitar el consenso sería cambiar el reglamento para votar por un lado al primer secretario y por otra a su propuesta de ejecutiva, tal como hace el PSOE.

Ros, Elena y otros dirigentes del PSC se han mostrado partidarios de este cambio; Navarro no ha cerrado la puerta a esta posibilidad si ello puede ayudar al consenso, pero sí ha dejado claro que él no será el impulsor de esa modificación.

A falta de ver si hay cambios en la forma de elegir a la nueva cúpula, está claro que la renovación del PSC tendrá dos tiempos: del Palacio del Congresos de Catalunya saldrá el domingo el líder orgánico del partido y la nueva ejecutiva, pero se da por hecho que el partido aprobará más adelante elegir al candidato a la Generalitat en primarias abiertas a la ciudadanía, como los socialistas franceses.

Tanto Ros como Navarro ya han avanzado su intención de competir por ser el cabeza electoral, y la exconsellera Montserrat Tura no ha cerrado la puerta a sumarse a la pugna, por lo que después de las primarias se sabrá si en el PSC impera un modelo de bicefalia -donde el candidato a la Generalitat es uno y el primer secretario es otro- o un liderazgo único.

Después del varapalo en las autonómicas, en las municipales y en las generales, la nueva cúpula del PSC tiene la misión de construir una oposición sólida a CiU en el Parlament.

De entrada, los socialistas catalanes tendrán que decidir de inmediato si presentan enmienda a la totalidad a los presupuestos de la Generalitat para 2012, y en febrero afrontarán el congreso del PSOE, en el cual la catalana Carme Chacón puede ofrecerse para suceder a José Luis Rodríguez Zapatero en la secretaría general.

Javier Díaz

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...