¿Más protección para comprar coche?

La nueva Ley de Garantías da, en teoría, mayor protección al cliente. Esto, analizando la norma y como denuncian varias organizaciones de consumidores, realmente no es así. La culpa la tiene un texto farragoso que obliga al ciudadano a demostrar que él no es el responsable de posibles defectos del bien adquirido, y que da mayor credibilidad al vendedor.
Autopista -
¿Más protección para comprar coche?
¿Más protección para comprar coche?

La nueva ley aplicada al mundo del automóvil eleva los períodos de garantía en caso tanto de adquisiciones de vehículos nuevos como en modelos de segunda mano. En los primeros, el plazo mínimo de garantía legal, diferente a la garantía comercia,l que explicaremos más abajo, es de dos años. En el caso de los artículos seminuevos, ese tiempo mínimo será de un año, aunque, si no se señala nada en contra, se aplica la misma cobertura que para los productos nuevos. Dicho de otra manera, si el vendedor no informa de que sólo se garantiza ese bien de segunda mano durante 12 meses (algo poco probable), automáticamente se fija una protección de 24 meses o, lo que es lo mismo, 2 años.

“¡Pero si eso ya lo ofrecían la mayoría de los fabricantes!”, diréis. Pues sí, pero no. Las marcas automovilísticas prometían y prometen 2 ó 3 años de garantía comercial, un tipo de protección con significativos “peros” y que se oferta como reclamo publicitario por parte de los fabricantes. Este tipo de protección puede, según cada fabricante, incluir cambiode piezas desgastadas, vehículo de sustitución, etc. Lo más importante es que el vendedor no tiene obligación de ofrecerla, al contrario que la legal.

La garantía legal de dos años, que es la que ahora por ley entra en vigor, cubre absolutamente todos los daños achacables a defectos de fabricación y garantiza el buen estado de lo vendido en el período reseñado.

En este punto nos encontramos con uno de los capítulos más polémicos de la normativa: quién es el responsable del defecto del bien que hemos adquirido. La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha criticado la Ley de Garantías por esconder “trampas” que dejan en papel mojado la supuesta garantía de dos años; realmente, se reconoce sólo seis meses, argumentan.

Según FACUA, el texto señala que es el vendedor el que debe demostrar que el defecto del vehículo no es de su responsabilidad si este se detecta antes de que pasen seis meses respecto a su venta.

Lo peor, sin embargo, es que el cliente, durante el período restante de garantía, debe demostrar que la “pega” del coche es responsabilidad de un defecto de fabricación y no del uso. Esto dificulta la devolución o reparación del artículo defectuoso. “¿Cómo lo demuestra?”, se pregunta FACUA. En ese mismo sentido se ha pronunciado la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), que estima que “el usuario tendrá que recabar las pruebas que confirmen la ‘culpabilidad’ del vendedor; por ejemplo, un informe pericial, lo que va a suponer un desembolso económico que puede no compensar su reparación o devolución”. Aparte de que “el vendedor siempre podrá negarse a aceptar la prueba que se le presente”, aclaran.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...