Probamos el vehículo militar blindado

Más conocido como Lince, el LMV es un vehículo militar blindado antiminas destinado a la protección de tropas en la zona de operaciones de Afganistán. Nos hemos subido en él para probar su comportamiento y todas las posibilidades que ofrece: la principal, salvaguardar vidas.
-
Probamos el  vehículo militar blindado
Probamos el vehículo militar blindado

El Iveco LMV (Light Multipurpose Vehicle), que viene a sustituir a los URO Vamtac, es una auténtica cápsula de protección montada sobre un vehículo con capacidad para cinco personas y una caja rígida posterior con tres puertas para el transporte de equipo. No es un carro de combate, pero uno se sube a él para ir la guerra. De hecho, estos vehículos están destinados a zonas en conflicto.

Estamos hablando de un vehículo que pesa más de 7.000 kilos en su versión de combate y a plena carga (sólo el blindaje que lleva supone 3.000 kg.). Su capacidad de protección se reparte en la parte inferior contra la explosión de minas de hasta 6 kilos de explosivo; protección contra el fuego directo del calibre 7,62 mm en los laterales (el de los fusiles de asalto) y del calibre 14,5 mm en el arco frontal (ametralladoras pesadas); y protección contra granadas de mano sobre el techo de la cabina. Un auténtico búnker.

Para mover el LMV, los italianos de Iveco le han montado un motor de tres litros, cuatro cilindros en línea, 190 CV a 3.200 rpm y 46 mkg de par máximo, situado delante en posición longitudinal y que no es sino una evolución del que montan las Turbo Daily. Sin embargo, la caja de cambios, una ZF automática de seis velocidades con reductora como la que emplea el BMW X5, va situada detrás, lo que favorece un mejor reparto de pesos que mejora su comportamiento dinámico. Su sistema de tracción es integral permanente de origen Steyr-Puch con diferencial central, delantero y posterior bloqueables.

Cuando se usan las reductoras y se recurre al bloqueo de los diferenciales, el LMV sube por donde le manden, hasta pendientes del 60 por ciento.

Y tan importante es tener suficiente potencia para subir, como disponer de unos buenos frenos para descender o detener esta máquina. Para eso, cuenta con un peculiar sistema de frenos con los discos acoplados a los semiejes de transmisión. Además, dispone de un sistema nemo-hidráulico en el que el líquido actúa como en cualquier turismo, sobre las pinzas y el aire sirve para proporcionar la servoasistencia necesaria para detener las 7 toneladas sin necesidad de tener las piernas de Alberto Contador para accionar el pedal.

Es llamativo en este aspecto que el coche en condiciones de marcha normales dispone de ABS, el cual como en el resto de los TT convencionales se desconecta al bloquear los diferenciales, ya que no se puede actuar de manera independiente para cada rueda.

Para un vehículo táctico como este destaca que se puedan bajar y subir las presiones de las ruedas desde dentro, sin necesidad de bajarse del coche, algo en lo que el veterano Hummer fue pionero y que a buen seguro salvó muchas vidas. Las ruedas son impinchables y además disponen de sistema Run-Flat para casos extremos.

La altura sobre el suelo, los ángulo de ataque y salida, y el snorkel que le permite sumergirse en cursos de agua de hasta un metro y medio de profundidad, hacen del Lince la envidia de cualquier aficionado al todoterreno. Además, la transmisión automática simplifica mucho las labores del conductor que ha de limitarse a apuntar con el volante y dar gas. Del resto, se encarga el coche. Sólo hay que tener presente siempre que su peso de 7 toneladas tiene sus limitaciones y que es poco saludable pasar de ángulos de inclinación lateral de 30º por el serio peligro de vuelco.

Cómo es por dentro

Galería relacionada

Vehículos blindados: Iveco LMV

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...