Publicidad

Las averías más frecuentes que nos dejan "tirados"

¿Cuáles son los principales motivos por los que nos quedamos tirados en carretera? Problemas eléctricos, averías del motor y neumáticos, los más numerosos, según el RACE.
-
Las averías más frecuentes que nos dejan "tirados"
Las averías más frecuentes que nos dejan "tirados"

Averías eléctricas

Cada vez más averías eléctricas dejan tirados a los conductores. De hecho, casi el 40 por ciento de las asistencias en carretera atendidas en 2013 por el RACE, unas 530.000 en total, estaban relacionadas con el sistema eléctrico, batería incluida, una partida que cada vez inmoviliza a más vehículos. De hecho, desde 2011 el peso en las asistencias totales de este tipo de problemas se ha incrementado en dos puntos, pasando del 37 al 39 por ciento.

 

Averías del motor

El segundo motivo de asistencia más habitual, las averías del motor, sin embargo, han descendido en los últimos tres años en 4,5 puntos porcentuales, suponiendo, en 2011, el 18,1 por ciento y en 2013 el 13,7 por ciento.

 

Problemas con los neumáticos

El tercer motivo de solicitud de asistencia fueron en 2013 los neumáticos, que suben su importancia en algo menos de dos puntos. Una de cada diez llamadas tienen el origen en un neumático o reventón.

 

Averías del sistema de alimentación

Una causa que en 2013 "subió como la espuma" fueron las relacionadas con las averías del sistema de alimentación, que supone el 8,8 por ciento de las llamadas, cuando en 2011 era sólo el 5,5 por ciento.

 

Accidentes

Por detrás de las averías del sistema de alimentación, las llamadas por accidente, un 7,9 por ciento, y de lejos las averías en el sistema de refrigeración, embrague y cambio, todas entre el 3 y el 4 por ciento.

 

Motivos tontos

Un 2,4 por ciento estuvo relacionado con motivos tontos, como quedarse sin combustible, echar combustible equivocado, dejarse las llaves dentro. En 2013 bajaron a niveles de 2011, mientras en 2012 casi supusieron el 3 por ciento.

 

Conviene señalar que de las más de 530.000 intervenciones del RACE, en torno a 160.000, -un 30 por ciento-, eran incidencias susceptibles de reparación 'in situ' con un vehículo taller, llegándose a reparar en un 90 por ciento.