Prevenir antes que curar

No tose ni tiene fiebre, pero tu coche también puede estar “enfermo”. La mayoría de las veces lo llevamos al “médico” cuando ya es demasiado tarde y ya no hay solución. Sin embargo, hay unos “especialistas” que se encargan de diagnosticar si tu vehículo está “incubando” algo. Son los centros de diagnosis del automóvil. Lee este reportaje y aplícate eso de “más vale prevenir que…”
-
Prevenir antes que curar
Prevenir antes que curar

Como cada mañana, te levantas y te diriges al garaje para realizar el recorrido diario al trabajo. Te montas en el coche y … algo pasa, no suena tan bien como siempre y parece que le cuesta más subir de vueltas que antes.

Lo llevas al taller del barrio y no saben realmente qué le sucede. Puede ser un problema en la centralita, pero la vetusta maquinaria que adorna las dependencias te hace desconfiar de la capacidad resolutiva de los trabajadores de este local. ¿Qué puedes hacer? Tú del funcionamiento del coche estás pez (y eso que sigues religiosamente nuestro chat de mecánica), por lo que te quedas en blanco y de nuevo te preguntas cómo actuar. Una de las mejores soluciones y la que, de seguro, te dejará las cosas más claras es acudir a un centro de diagnosis independiente.

Estas empresas, algunas públicas y otras privadas, son de gran utilidad para el cliente particular, ya que éste tiene acceso a un análisis imparcial de su vehículo en el que se le detalla su situación real y los posibles problemas que le pueden afectar. Pero no te confundas, no repararán tu coche, eso es labor del taller; sólo redactarán un informe en el que te explicarán las averías de tu vehículo y cómo hacerles frente. Tampoco es como una Inspección Técnica de Vehículos (ITV), pues ésta simplemente comprueba que tu coche supera unos baremos mínimos establecidos por la Administración.

Luego, realmente, ¿cuáles son las utilidades de un centro de estas características?. La primera y la más importante, aunque, por el contrario, la menos valorada por el propio automovilista, es conocer con exactitud el estado de tu propio automóvil y evitar, con ello, anomalías futuras. Funciona como los reconocimientos médicos, tan útiles y tan poco practicados.

Esta posibilidad, como decimos, no es muy utilizada por el conductor, ya que, según los propios responsables de estos organismos, los clientes llevan sus vehículos cuando notan problemas en los mismos, cuando quizás sea tarde.

Otras personas también acuden a estos lugares movidos por la desconfianza: buscan confirmar que la reparación que se les ha hecho se ha realizado de forma correcta (no sería la primera vez que es peor el remedio que la enfermedad) o que el vehículo de segunda mano que van a adquirir está en las condiciones que promete el vendedor. En caso de que el conductor se sienta estafado, los informes realizados por estas entidades tienen validez legal ante cualquier juez.

También acuden los amantes del tuning, que pueden comprobar si las personalizaciones que han realizado en sus coches podrán pasar la ITV o si las modificaciones realizadas en la centralita del motor ofrecen el aumento de caballos esperado.

Te preguntarás cómo es que no conoces estos centros con lo útiles que pueden llegar a ser. La razón es bien simple: no abundan en España. Los más “famosos” son tres: el centro de análisis de vehículos de Cesvimap (dependiente del Instituto Mapfre de Seguridad Vial), la Hispano Alemana de Diagnosis (situada en Barcelona) y el Centro de Diagnosis del Vehículo de Getafe (Madrid). Si ni siquiera te suenan, no te preocupes, no eres el único. Una encuesta realizada por Cetraa (Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles) señala que 3 de cada 4 automovilistas desconoce su existencia y, por tanto, sus posibles beneficios. Tras este reportaje, no tendrás excusa.

Cesvimap es una empresa creada por el Instituto Mapfre para la Seguridad Vial y se encarga de diferentes aspectos relacionados con el mundo del automóvil, entre ellos la revisión de vehículos para garantizar su seguridad.

Todos los viernes de 9 a 14 horas y durante las campañas prevacacionales (Navidad, Semana Santa y verano), su taller de Alcalá de Henares (Madrid) se encarga de realizar, de forma gratuita, una serie de pruebas a los elementos más relevantes del vehículo. Así, ruedas, dirección, suspensión, frenos, carrocería, motor y sistema eléctrico pasan por el tamiz de los operarios de Cesvimap con un único objetivo: certificar que ningún coche circule en mal estado por nuestras carreteras. No olvides que un automóvil en mal estado tiene muchas más posibilidades de sufrir un accidente y, por tanto, de provocar muertes innecesarias.

Hispano Alemana de Diagnosis revisa los vehículos de una forma muy especial: analiza los principales componentes mecánicos y eléctricos del automóvil en menos de 35 minutos usando simuladores que imitan condiciones de conducción real.

<

p> -Dirección: Su estudio sirve para conocer los valores de la geometría del vehículo, tanto del eje delantero como posterior, y verificar que se encuentran dentro de unos mínimos señalados por el fabricante. Si estos valores no se cumplen, las reacciones del automóvil pueden ser inesperadas y, por tanto, peligrosas.

<

p> - Suspensión: Se mide la calidad de respuesta del sistema de suspensión ante el contacto con el suelo. Las máquinas de Hispano Alemana de Diagnosis someten al vehículo a las mismas condiciones que puede sufrir en una conducción extrema.

<

p> - Frenos: Mediante una serie de pruebas, se obtienen resultados como la frenada total, la diferencia de frenada frente al bloqueo de ruedas, fuerza que tendremos que hacer con la pierna para obtener una parada completa, alabeo de discos y tambores, efectividad del freno de mano, etc.

<

p> - Potencia: Su análisis se realiza en un simulador que imita las condiciones reales en carretera. Averigua el verdadero rendimiento del motor y cualquier funcionamiento incorrecto.

<

p> - Electricidad: En este test se comprueba el estado de alternador, batería, etc y los datos obtenidos se comparan con los valores máximos emitidos por el fabricante.

Además, y por parte de los operarios, se realiza un control general de componentes como la carrocería, el interior o los mandos.

<

p> Los precios de estas pruebas varían desde los 6,25 euros (análisis de la suspensión) hasta los 187,51 euros (cotas del chasis). Una revisión completa puede costar entre 62,50 euros (turismos convencionales) a 124,96 euros (vehículos de gama alta o superdeportivos).

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...