Porsche 911, razones para la devoción

En el Salón de Frankfurt de 1963, hace justo 40 años, se presentaba un nuevo modelo deportivo, uno más de los muchos que aquel año competían en el certamen. Poco sabían los esforzados ingenieros de Porsche que, al apartar la lona que cubría su prototipo, estaban inaugurando un tiempo nuevo en la automoción. Nacía la leyenda del 911, la referencia durante 40 años para cualquier deportivo que se precie.
-
Porsche 911, razones para la devoción
Porsche 911, razones para la devoción

Nacidos para correr
Ya desde que apareció en 1963, el 911 apuntaba a las carreras como entorno natural. Traía en los genes los cromosomas de la deportividad y del riesgo, los mismos que dejó como herencia Ferdinand Porsche a su empresa.
Con su estampa de velocista, el nuevo modelo no podía esquivar su destino. Apenas dos años después de su aparición, un 911 se presentaba en la línea de salida del Rally de Montecarlo. A los mandos iban Herbert Linge, jefe de talleres del departamento de pruebas de Porsche, y Peter Falk, el copiloto, que trabajaba como ingeniero de ensayos de conducción. Fueron los primeros afortunados en pilotar uno de estos coches en competición y, desde luego, lo hicieron bien. En aquella primera prueba se clasificaron quintos. Pero hasta 1968 no se involucró Porsche en estos menesteres.

Ese año, en Montecarlo había ya una escudería oficial con dos 911 T, nombre que recibía el modelo de carreras, que utilizaba la base del 911 S con un motor preparado de 180 CV.
Los Porsche de Efford y Toivonen barrieron sobre la nieve a los Mini, los favoritos, y se hicieron con un doblete histórico.

<

p> En el 69 repetirían victoria en este rally con Waldegaard como piloto ganador y Larrousse como segundo. En 1970, con un motor de 240 CV, ambos pilotos repetían victoria, completando así tres años de total dominación en la prueba monegasca, algo que nadie ha logrado igualar.

Pensando en las fantásticas carreras de Gran Turismo de los años 70, en Porsche pusieron a punto el Carrera RSR, que debutó en 1973. Con este coche, el dúo compuesto por Gregg y Haywood compitió en las 24 Horas de Daytona y lograron una victoria total.

Fue el principio de una racha imparable de triunfos en la que se cosecharon coronas de laurel en las pruebas de largo recorrido de Spa, Targa Florio, Nürbugring y las míticas 24 Horas de Le Mans, la gran carrera europea.

En este periplo triunfal, el 911 se hizo grande en los circuitos y abrillantó su leyenda de atleta incansable. La competencia empezó a verlo como el coche a batir y pocos pudieron con él.

Con este antecedente, el paso siguiente era claro. Los Porsche se alinearon en el campeonato del mundo de Gran Turismo, participando en el grupo 5, que incluía a coches deportivos de serie. Para este reto, en Porsche pusieron a punto el 935, una electrizante evolución del 911 que destacaba por sus enormes pasos de rueda y su carenado lleno de faldones y alerones.

<

p> Motorizado con una máquina de 600 CV, el 935 ganó las dos primeras carreras con Ickx al volante y, al final, se proclamó campeón del mundo. Fue el principio de una época de dominio total del 935 en las carreras de su clase.

<

p> El colofón de esta década de gloria en el asfalto fue el soberbio 935/78. Presentado en 1978, este monstruo de 845 CV se dispuso a ganar en Le Mans, pero no pudo más que ser octavo.

<

p>

Ya metidos en harina, a los ingenieros de Porsche se les ocurrió que podían desarrollar un 4x4 capaz de ganar en el París-Dakar. Dicho y hecho, en 1985 presentaron el 959, el hermano beduino del 911, con quien compartía el motor Carrera. El 959, con sus ruedas enormes y su carrocería elevada, es un curioso híbrido entre un gran turismo y un todo terreno clásico.

Ese año de 1985 no lograron triunfos, pero en 1986, con un coche mucho más elaborado, dotado de un motor refrigerado por agua y sobrealimentación biturbo, el equipo Porsche llegaba el primero a la meta africana. La victoria fue doble: los dos primeros coches en llegar fueron los 959 de Metge e Ickx.

<

p> Pero la vida del 959 no acabó ahí. Debidamente modificado, fue el primer 4x4 que completaba las 24 Horas de Le Mans en una inesperada séptima posición. Aquel engendro se movía con un motor de 680 CV y 400 km/h de velocidad punta. El nombre con el que compitió era 959/961.

Desde 1990 Porsche empezó a fabricar los Carrera Cup, unos modelos casi de serie destinados a la competición privada de Grandes Turismos Sport, fueran campeonatos nacionales o internacionales.

<

p> El Carrera Cup, elaborado sobre la base del Carrera 2, contó con un motor 3.6 de 265 CV, sólo 5 CV más que el Carrera 2 de serie.

<

p> La serie 993 también generó su Carrera Cup, el 3.8, que empezó a correr en 1994 a lo ancho del mundo.

<

p> Desde 1998 los GT3 Cup son las estrellas de esta particular preparación deportiva. El primero corrió el Grand Prix de San Marino de 1998 y exhibió sus 360 CV, que, en 1999, se rectificarían hasta los 370 CV.

<

p> Hoy en día, estos coches corren en carreras monomarca o pruebas en las que se pelean con otros modelos y, guste o no a la competencia, son los grandes reyes de las carreras de grandes turismos. Además, cientos de 911 antiguos disputan casi a diario carreras de coches clásicos en cualquier punto del planeta.

<

p> Son los herederos de una tradición única, una dedicación exclusiva a la competición. Los deportivos Porsche han conseguido alrededor de 23.000 victorias en todo el mundo desde que empezaron a correr. Han gando muchísimos títulos, entre ellos numerosos campeonatos del mundo en competiciones de largo recorrido: 20 victorias globales en Daytona, 17 en Sebring y 16 en Le Mans, así como 11 victorias en la Targa Florio.

<

p> Cifras como estas sobrecogen y hablan claramente de qué es Porsche para los aficionados. Es una necesidad pasional, una devoción razonada.

Galería relacionada

Porsche 911 en el deporte.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...