Porsche no es responsable de la muerte de Paul Walker

Un juez federal de Los Ángeles (EEUU) ha determinado que Porsche no tuvo la culpa por el accidente en el que perdió la vida el actor Paul Walker en 2013.
Marina Gª del Castillo.

Twitter: @MarinaAutopista -

Porsche no es responsable de la muerte de Paul Walker
Porsche no es responsable de la muerte de Paul Walker

Han pasado tres años de la muerte de Paul Walker, protagonista de la saga cinematográfica “Fast and Furious”. El actor regresaba de un acto benéfico en Santa Clarita, California, cuando el Porche Carrera GT rojo en el que viajaba, junto a su amigo Roger Rodas, quien conducía el vehículo, se incendió tras chocar contra una farola y un árbol, acabando con la vida de ambos.   

La viuda de Roger Rodas presentó en mayo de 2014 una demanda contra Porsche asegurando que había defectos de fabricación y seguridad en el Porsche Carrera GT. La mujer, Kristine Rodas, argumentó que el compartimento del pasajero no era lo suficientemente fuerte y que el coche no estaba diseñado para proteger a sus ocupantes de un impacto lateral, así como que hubo fallos en el depósito de gasolina y la suspensión del automóvil.

Tras varias investigaciones, el juez de distrito Philip S. Gutiérrez ha rechazado la responsabilidad de Porsche en el accidente. En su fallo, Gutiérrez ha señalado que no había pruebas suficientes para determinar si el coche carecía de componentes apropiados de seguridad y que no había evidencias de que la suspensión del Carrera GT fallara antes del accidente. Como explicó el juez, “la demandante no ha aportado ninguna evidencia competente de que la muerte de Rodas se produjera como resultado de las acusaciones por parte de la demandada”.

 

Más del doble de la velocidad permitida

A pesar de que Kristine Rodas apuntaba que el vehículo en el que viaja su marido con Paul Walker circulaba a 88 kilómetros por hora, el informe oficial de la Policía que investigó el suceso apuntó que el Porsche Carrera GT iba a una velocidad de entre 128 y 150 kilómetros por hora. El automóvil, según las autoridades, iba a más del doble de la velocidad permitida.

Por su parte, la hija del actor, Meadow Walker, también presentó una demanda en septiembre de 2015 contra Porsche por defectos de diseño del vehículo que todavía no ha sido resuelta.

En la demanda, la hija del actor asegura que Porsche sabía que ese modelo de coche tenía “una historia de inestabilidad y problemas de control” y añade que los cinturones de seguridad están diseñados para que, de producirse un accidente, empujaran “el torso de Walker hacia atrás con tanta fuerza que quebró sus costillas y la pelvis, manteniéndole atrapado en el asiento del pasajero en posición supina, en la que permaneció vivo hasta que el vehículo explotó un minuto y veinte segundos más tarde”.

 

También te puede interesar

-¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora el tuyo gratis

-Así fue el accidente de Paul Walker

-Las mejores películas de coches son…

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...