¿Por qué suele gustar el olor de la gasolina? Hay una explicación científica

¿Eres uno de esos conductores que disfruta cuando huele la gasolina en una estación de servicio? No te preocupes, no eres un extraterrestre porque lo que te pasa tiene una explicación científica. Sigue leyendo…
Jorge Serrano.

Twitter: JorgeMotor1 -

¿Por qué suele gustar el olor de la gasolina? Hay una explicación científica
¿Por qué suele gustar el olor de la gasolina? Hay una explicación científica

Es casi adictivo”, nos comentan algunos amigos y conocidos cuando reconocen que disfrutan muchísimo cuando huelen la gasolina. Se trata de un aroma inconfundible que no suele dejar indiferente, puede gustar muchísimo o aborrecerlo, pero comúnmente son más las personas que admiten que sus glándulas olfativas disfrutan gratamente al sentir ese olor.

Publicidad

Desde Exponent, una consultoría especializada en estudios de ingeniería, ciencia, medio ambiente y salud con una amplia trayectoria de más de 50 años, se trata de explicar con el mayor de los rigores por qué a muchos seres humanos les gusta el olor de la gasolina.

En un principio, puede resultar un tanto chocante y sorprendente que un derivado del petróleo como es la gasolina pueda atraer a las personas. El líquido que se reposta en las estaciones de servicio suele tener una tonalidad amarillenta. La gasolina está compuesta básicamente por una mezcla de hidrocarburos y otra serie de sustancias químicas que ayudan a la combustión y a reducir las emisiones.

Los hidrocarburos que contienen la gasolina incluyen determinados compuestos aromáticos. Estos compuestos, en esencia, son los mismos que permiten que ciertos productos de la limpieza, de la pintura o del pegamento emanen sus respectivos e inconfundibles olores.

Desde Exponent explican que la sensación de inspirar gasolina podría asemejarse a la embriaguez que produce la ingesta alta o moderada de alcohol. Al inhalar gasolina, este combustible puede actuar como anestésico, suspendiendo de forma temporal la función del sistema nervioso, llegando incluso a provocar un leve y transitorio estado de euforia. Por esta razón, de forma inconsciente el organismo encuentra tan agradable (o desagradable) el inconfundible olor a gasolina.

Oler la gasolina, ¿puede llegar a ser peligroso para la salud?

Los vapores que emite la gasolina suelen encontrarse en una proporción muy baja, por lo que desde Exponent se afirma que no entrañan ningún riesgo para la salud si no se inhalan directamente e intencionadamente durante un periodo prolongado de tiempo.

Ahora bien, los compuestos orgánicos aromáticos que tiene la gasolina contienen sustancias que potencialmente pueden ser peligrosas para la salud de los humanos. Estas sustancias pueden ser absorbidas por la piel, los pulmones y hasta por el propio tubo digestivo, causando graves problemas de salud. De los hidrocarburos que contiene la gasolina, el benceno, es principalmente el más dañino, al comprobarse en laboratorio su potencial efecto cancerígeno sobre los humanos.

Publicidad

En definitiva, que te guste el olor a gasolina no es nada extraño. Puedes seguir disfrutando de esa inconfundible sensación, ahora bien, siempre con moderación, durante muy poco tiempo (lo que tardas en repostar, básicamente) y nunca inhalándola directamente de forma muy prolongada.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...