Por qué quitar el hielo del coche con el limpiaparabrisas (o usar sal) es un gran error

Casi cada mañana, tu coche se levanta ya con una capa de hielo en los cristales y la lógica te dice que actives el limpiaparabrisas para quitarlo. No lo hagas: te explicamos por qué.
Jordi Moral
Por qué quitar el hielo del coche con el limpiaparabrisas (o usar sal) es un gran error
Por qué quitar el hielo del coche con el limpiaparabrisas (o usar sal) es un gran error

Con la llegada de este invierno anticipado, seguimos ofreciéndote consejos para que el frío y las malas condiciones meteorológicas no afecten a tu movilidad ni a tu coche. Ya te contamos de inicio cómo debes preparar tu coche para este tiempo, y en los últimos días también hemos hablado mucho del hielo, quizá uno de los inconvenientes que más molestan a los conductores tanto por el tiempo que lleva a perder como por lo incómodo que resulta eliminarlo.

Publicidad

Esta misma semana, por ejemplo, te hemos dado consejos para evitar directamente que se formen estas placas de hielo. E incluso te hemos contado cuál es la mejor manera para, si ya se ha formado, quitarlo de la manera más rápida y eficaz posible. Así que hoy solo nos queda alertarte de lo que nunca debes hacer… y que, reconozcámoslo, casi todos hacemos alguna vez.

Y es que para evitar el frío, una de las prácticas habituales que utilizamos para quitar el hielo del parabrisas por la mañana es meternos dentro del coche, encender la calefacción y activar el limpiaparabrisas con el objetivo de barrerlo. Error. Nunca, nunca debes hacerlo, tal y como estos días también nos aconseja la Dirección General de Tráfico. ¿Por qué?

Por qué quitar el hielo del coche con el limpiaparabrisas (o usar sal) es un gran error

Por qué quitar el hielo del coche con el limpiaparabrisas (o usar sal) es un gran error

Muy sencillo: el agua del limpiaparabrisas en realidad solo empeora el estado del cristal si hace mucho frío, provocando nuevas capas de hielo. Y eso en el caso de que el agua salga y no esté congelada, para lo que recomendamos también rellenar el depósito con un líquido específico limpiaparabrisas que contenga anticongelante. Además, con este método, también es posible que se estropeen las escobillas, ya que es muy probable que estén pegadas por el hielo. El motor del sistema por tanto también puede averiarse.

Ni uses agua caliente ni tampoco sal

Otra práctica que también debes quitar directamente de la rutina de extracción del hielo es la usar agua caliente para conseguir limpiarlo: el cambio de temperatura es tan grande que el cristal podría llegar a romperse.

Publicidad

Tampoco es un buen mecanismo echar sal como algunas personas creen, ya que aunque tiene propiedades que evitan la congelación, no las tiene como descongelar una vez que el hielo ya está formado. Al contrario, lo único que puede provocar es arañazos en el cristal y daños en la chapa del vehículo.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...