Por qué los coches semi-autónomos son un peligro, según Google

El principal obstáculo son los propios conductores, que confían demasiado en los sistemas con “piloto automático” y dejan de prestar atención a la conducción.
Por qué los coches semi-autónomos son un peligro, según Google
Por qué los coches semi-autónomos son un peligro, según Google

Google, que en sus inicios comenzó desarrollando un asistente de conducción denominado Autopilot, ha revelado que en 2013 descartó la puesta en marcha de un piloto automático similar al de Tesla al descubrir que añadía nuevos riesgos a la seguridad vial.

Publicidad

Tal y como explica John Krafcik, CEO de Waymo, compañía de Alphabet y matriz de Google, la idea inicial, en 2009, era desarrollar un sistema que condujera por sí mismo en autopista. La conducción sin intervención manual funcionaba bien, pero requería de la atención del conductor.

Para probar el sistema, el equipo de desarrollo contó con la colaboración de un grupo de voluntarios para que subieran en sus prototipos y recorrieran cada día varios kilómetros de autopista para ir a trabajar. Estos voluntarios debían cumplir tres condiciones: prestar atención y mantener los ojos en la carretera en todo momento; podían quitar las manos del volante, pero mantenerse alerta; y tenían que aceptar que serían observados en todo momento.

El conductor, el principal problema

A través de esta prueba, Google descubrió que el conductor era el principal obstáculo para implementar un sistema de piloto semiautomático en un vehículo. Krafcik cuenta como “vimos a un participante enviando mensajes de texto, a otro usando un ordenador para cargar el móvil, otro maquillándose rizándose las pestañas…”. La gota de que colmó el vaso fue cuando un voluntario se quedó dormido al volante “mientras circulaba a 90 km/h por la autopista”.

Publicidad

Antes estos resultados, el equipo canceló el proyecto Autopilot unas semanas después de iniciar las pruebas con voluntarios. Y es que el asistente a la conducción Autopilot era tan bueno, ya en 2013, que resultaba un problema porque lograba que los conductores confiaran “demasiado” en él.

“Nos dimos cuenta de que la única manera de resolver el problema de la seguridad vial, y la única manera de ofrecer la oportunidad de movilidad para todos, era sacar a los seres humanos de la ecuación”. Desde entonces Waymo (como se denomina la compañía desde se hiciera independiente en 2016) se dedica solo al desarrollo de vehículos totalmente autónomos que no requieran supervisión del conductor, ni siquiera un conductor con carné a bordo del vehículo.

Los sistemas de asistencia de Tesla

Recientemente hemos visto numerosos casos de conductores dormidos al volante de un Tesla. El piloto automático de los modelos Tesla utiliza sistemas de asistencia semiautomático similar al que empezó desarrollando Google, y que luego descartó.

Estudios recientes han alertado del riesgo que suponen los sistemas de asistencia a la conducción actualmente disponibles. El motivo es que muchos conductores desconocen las limitaciones y sobrevaloran la capacidad de estos sistemas.

Publicidad

El manual de usuario de Tesla indica claramente que la función Piloto automático requiere mantener la atención en la conducción y las manos en el volante. Sin embargo, muchos conductores creen que es seguro hablar por el móvil, enviar mensajes e incluso “echar una siesta” con el piloto automático de su Tesla activado.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...

Con lo mejor de un vehículo eléctrico y de uno tradicional de combustión, el coche hí...