Por qué los coches nuevos son más seguros para los hombres que para las mujeres

Parece que los coches nuevos no son igual de seguros para los hombres que para las mujeres, o por lo menos así lo afirma un estudio de la Universidad de Virginia. Veamos cuál es el motivo.
Teresa de Haro
Por qué los coches nuevos son más seguros para los hombres que para las mujeres
Por qué los coches nuevos son más seguros para los hombres que para las mujeres

Que los coches nuevos son más seguros que los antiguos nadie puede ponerlo en duda, y así se ha venido demostrando los últimos años con las diferentes pruebas de choque a las que se les somete. Gracias a los avances en seguridad, tanto activa como pasiva, de los vehículos nuevos, la seguridad de los ocupantes es infinitamente mayor ahora que hace unos cuantos años. Sin embargo, parece que esta seguridad no es la misma si eres hombre o mujer.

Publicidad

Un estudio de la Universidad de Virginia, en concreto del Centro de Biomecánica Aplicada, demuestra que las mujeres que utilizan cinturón de seguridad tienen más probabilidades de sufrir lesiones que los hombres. El riesgo es un 73 por ciento mayor en el caso de un choque frontal, después de controlar la gravedad de la colisión, la edad del ocupante, la estatura, el índice de masa corporal y el año del modelo del vehículo. Esta diferencia de riesgo se hace especialmente patente en el caso de las extremidades inferiores.

Para Jason Forman, científico del Centro de Biomecánica de la Universidad de Virginia, “Hasta que comprendamos los factores biomecánicos fundamentales que contribuyen a un mayor riesgo para las mujeres, estaremos limitados en nuestra capacidad para cerrar la brecha de riesgo”.

Otra de las conclusiones del estudio es que los ocupantes de vehículos con 66 años o más son particularmente susceptibles a lesiones torácicas, probablemente como resultado del aumento de la fragilidad de la caja torácica según avanza la edad.

Publicidad

Pero no todo son malas noticias. Y es que las probabilidades de sufrir lesiones en un vehículo nuevo son menores. Y más concretamente en zonas como el cráneo, la columna vertebral y el abdomen. Los riesgos de lesiones en la región rodilla-muslo-cadera y el tobillo también se reducen significativamente. Pero no ocurre lo mismo con el riesgo de fracturas de esternón y fracturas graves de costillas. Y más curiosidades. Mientras la seguridad en niños se ha incrementado mucho estos últimos años, no ha sucedido lo mismo con los conductores obesos.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...

Con lo mejor de un vehículo eléctrico y de uno tradicional de combustión, el coche hí...

El diseño de los coches, de las ciudades, de las carreteras... en todas sus interpret...