¿Por qué están subiendo las emisiones medias de CO2 de los coches en Europa?

Mucho SUV y menos vehículos diésel es la combinación a la que apunta el sector como causante del aumento en el nivel de emisiones medias de CO2 en la Unión Europea.
Teresa de Haro
¿Por qué están subiendo las emisiones medias de CO2 de los coches en Europa?
¿Por qué están subiendo las emisiones medias de CO2 de los coches en Europa?

Las emisiones medias de CO2 de los automóviles comercializados en la Unión Europea en 2018 se situaron en 120,6 gramos por kilómetro, lo que supone un incremento del 1,8 por ciento con respecto a las cifras de 2017, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

Como apuntan desde varias fuentes del sector, este incremento en las cifras de emisiones de CO2 de los coches nuevos se debe principalmente al aumento en la demanda de vehículos SUV, pero también a la caída en la venta de automóviles diésel, provocada por toda la incertidumbre que gira en torno a este combustible.

Holanda, con 105,5 g/km de emisiones de CO2 fue el país con las emisiones más bajas de toda Europa, seguida muy de cerca por Malta con 105,9 g/km. Portugal y Dinamarca fueron los otros dos países que se situaron por debajo de la barrera de los 110 gramos por kilómetro. Nuestro país vecino obtuvo unas emisiones medias de CO2 de 106,3 g/km, mientras que en el caso de Dinamarca fueron de 109,6 gramos por kilómetro.

El caso de España

España se situó por debajo de la media europea con una cifra de 118,1 g/km de emisiones medias de CO2 en 2018, lo que supone una mejora del 2,8 por ciento con respecto a los datos del año anterior. Con valores inferiores a la media europea de 120,6 g/km también se situaron países como Bélgica (119,5), Croacia (115,7), Finlandia (116,6), Francia (112,2), Grecia (111,1), Irlanda (113,1) e Italia (116,3).

En el otro lado de la balanza, con valores por encima de la media europea, nos encontramos a Austria (123,1), Bulgaria (128,1), Chipre (123,3), República Checa (125,6), Estonia (132,3), Alemania (129,9), Hungría (129), Letonia (129), Lituania (128,6), Luxemburgo (131,4), Polonia (127,7), Rumanía (121,5), Eslovaquia (127,6), Eslovenia (120,9), Suecia (122,3) y Reino Unido (124,8).

El diésel pierde terreno

Los datos de ACEA también ponen de manifiesto la caída del diésel en beneficio de la gasolina y otras fuentes de energía alternativas. Más de la mitad de los vehículos comercializados en 2018 en la Unión Europea, el 56,7 por ciento, eran automóviles movidos por gasolina. Es más, en los últimos años, concretamente entre 2015 y 2018, la cuota de la gasolina ha ascendido del 44,2 por ciento hasta este 56,7 por ciento.

El diésel, sin embargo, ha retrocedido del 51,5 por ciento que tenía en 2015 al 35,9 por ciento del último ejercicio, el de 2018, o lo que es lo mismo, un 15,6 por ciento menos. Y aunque las energías alternativas representaron el 7,4 por ciento del total en 2018, también han caído un 1,7 por ciento con respecto a las cifras del año anterior.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...