Por qué cambiar coches diésel antiguos por nuevos de gasolina podría contaminar más

Un estudio de la Universitat Politècnica de València asegura que cambiar coches diésel antiguos por gasolina podría contaminar más que si se llevaran a cabo otras opciones.
Por qué cambiar coches diésel antiguos por nuevos de gasolina podría contaminar más
Por qué cambiar coches diésel antiguos por nuevos de gasolina podría contaminar más

La demonización del diésel está teniendo una influencia directa sobre las compras de los consumidores. En primer lugar, éstas se han frenado como consecuencia de la incertidumbre reinante en el mercado. En segundo lugar, las compras de vehículos diésel se han desplomado y en el mercado de segunda mano, donde siguen siendo mayoritarias, también se están reduciendo.

Publicidad

Y, ahora, un estudio de la Universitat Politècnica de València asegura que esta lucha contra los automóviles diésel también puede provocar un aumento de la contaminación medioambiental si optamos por la gasolina para sustituir los coches antiguos de gasóleo. Las razones: los automóviles gasolina emiten más CO2 que los diésel homologados bajo la misma normativa.

Así, el informe, desarrollado por los investigadores de CMT-Motores Térmicos de la UPV, señala que si los automóviles diésel Euro 4 se cambiaran por Euro 6d Temp de gasolina, no sólo no se reducirían los niveles de CO2, los cuales agravan el cambio climático, podrían incluso llegar a aumentar.

Según sus datos, en Madrid, la sustitución de los diésel antiguos por otros nuevos reduciría las emisiones de CO2 en un 5,9 por ciento, mientras que en Barcelona lo haría en un 6,2 por ciento. En ambos casos, los investigadores señalan que si la sustitución se hiciera por automóviles gasolina, estaríamos expuestos a un incremento de los niveles de CO2 en las ciudades.

En cuanto a una media nacional, se calcula que cambiar toda la flota diésel de coches anteriores a 2009 por otros movidos por el mismo combustible reduciría las emisiones de CO2 un 6 por ciento en las ciudades y un 22 por ciento en las carreteras, mientras que con un gasolina, la reducción en carretera se quedarían en un 15 por ciento y en ciudad podrían llegar a aumentar en un 2 por ciento.

Publicidad

Y esto sucedería con las partículas NOx

Al mismo tiempo, desde la UPV señalan que las emisiones de partículas NOx, las más perjudiciales para las personas y uno de los principales argumentos para la demonización de los automóviles diésel, se reducirían prácticamente en la misma proporción, ya sustituyéramos el automóvil diésel por uno gasolina o movido por el mismo combustible.

Según la investigación, estas partículas contaminantes se reducirían alrededor de un 45 por ciento tanto si compramos un coche gasolina como diésel en sustitución de uno antiguo, sin diferencias sustanciales entre uno u otro.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...