Publicidad

Polémica por la distribución de coches

La semana que se inicia puede resultar clave en la controversia abierta entre las actividades productiva e importadora del automóvil con los concesionarios, a raíz de la nueva normativa sobre distribución de coches recogida en enmienda a la Ley de Economía Sostenible.
-
Polémica por la distribución de coches
Polémica por la distribución de coches

La enmienda, propuesta por los grupos parlamentarios del PNV y BNG, pudo salir adelante, por sólo tres votos de diferencia y pese a la oposición del PSOE, al ser secundada por el PP, CiU, CC, UPyD, Nafarroa Bai y ERC.

Sea como fuere, las principales asociaciones sectoriales del automóvil, que la mañana del mismo martes, día 15, abogaban en un debate por la unidad del sector y su vertebración en el enfrentamiento con la crisis económica, se divorciaban por la noche, a causa de los apoyos políticos que recibió esta enmienda.

Fuentes sectoriales consultadas por EFE precisaron que ese aspecto clave de la semana va a estar más en un calendario que trate de aliviar tensiones y aclarar estrategias que en soluciones practicas de vuelta a la normalidad que, se entiende, se vislumbran a más largo plazo

El martes, día 22, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha convocado a una reunión urgente en la sede de este departamento a los consejeros del ramo de las comunidades con plantas de producción en su territorio, para analizar las consecuencias que puede tener en el tejido productivo las reformas sobre regulación de la distribución de coches.

El titular de Industria también ha anunciado un contacto en sede ministerial con la directiva de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (ANFAC), en principio convocado para el miércoles, día 23.

Ese mismo día 23, ANFAC tiene programada una reunión extraordinaria por la tarde de su Junta Directiva para, como expuso su presidente, Francisco Javier García Sanz, tomar medidas que corrijan la situación.

En la misma fecha, pero por separado, los contactos de Sebastián se extenderán a la patronal de concesionarios FACONAUTO, promotora de la enmienda que ha suscitado este contencioso

El Ministerio de Industria, hasta ahora, no ha extendido las conversaciones a otras asociaciones sectoriales como las de importadores (ANIACAM) y vendedores (GANVAM) que, junto a fabricantes y concesionarios, formaban hasta ahora el equipo reivindicativo del sector ante la Administración .

No obstante, algunos expertos consultados por EFE señalan que en el apartado de encuentros con agentes sociales, que también ha previsto el departamento de Sebastián en su ronda de contactos sobre la cuestión, para algo más adelante, se puedan incluir el resto de las asociaciones automovilísticas.

Antes de estos encuentros promovidos desde el Gobierno, la patronal de concesionarios Faconauto dará mañana una rueda de prensa en su sede para exponer su punto de vista sobre esta decisión adoptada el martes, 15 de febrero, en el Plano del Congreso, aunque en el comunicado oficial que emitió el pasado jueves ya manifestó buena parte su posicionamiento.

El mismo jueves ANFAC respondió con la rotundidad del riesgo para las inversiones actuales y futuras en las plantas automovilísticas españolas que supone esta enmienda, por entender que vuelca todo el riesgo sobre la parte productiva.

En sus argumentos, ANFAC, que no eludió presionar sobre la participación de las marcas en la próxima edición del Salón del Automóvil de Barcelona, apuntó que la entrada en vigor de la nueva normativa puede reducir el registro productivo español en 125.000 coches y eliminar buena parte de la red distribución automovilística.

La vertiente política del asunto está ya en la reunión de Sebastián con los consejeros, la mayoría de los cuales son de autonomías en las que gobiernan partidos que apoyaron la enmienda.

Queda también despejar el interrogante de una petición que ha hecho ANFAC de 'encuentros urgentes' con el presidente del PP, Mariano Rajoy, y con el presidente de la Generalitat, Artur Más, sobre los que no hay calendario.

A este respecto, fuentes del PP ha adelantado que Rajoy y la cúpula de este partido siempre han sido permeables a los encuentros con los sectores productivos que se consideran clave en la economía española y el principal grupo de la oposición sitúa en este contexto a la industria automovilística.

Por su parte, los consejeros autonómicos han expresado, en sus declaraciones previas, que la deriva que ha tomado el contencioso es preocupante por la incidencia que puede tener sobre la actividad y el empleo en sus territorios, pero también, como contrapeso, se pronuncian por la necesidad de equilibrar el estatus actual de las relaciones comerciales entre fabricantes y concesionarios.