Pequeño y deportivo, mala combinación

No os dejéis engañar por lo que os diga la gente: el tamaño importa. Y cuando se trata de salvar la vida al volante, mucho más. Un informe que analiza el indice de mortalidad de los diferentes modelos en los Estados Unidos así lo demuestra: si conduces un coche pequeño (sobre todo si es deportivos) tienen más posibilidades de morir en un siniestro.
Autopista -
Pequeño y deportivo, mala combinación
Pequeño y deportivo, mala combinación

Los coches pequeños son más inseguros que los de mayor tamaño. Esa es la principal conclusión de un informe realizado por el Instituto Asegurador para la Seguridad en Carretera (IIHS) en los Estados Unidos entre los modelos más populares del país y cuyos resultados son exportables a cualquier región del mundo.

La combinación más “peligrosa” es la que se produce cuando, además de pequeño, el automóvil que conducimos es de carácter deportivo. El estudio ha aplicado ciertos factores de corrección para minimizar la incidencia del conductor en la siniestralidad, pero, en este tipo de vehículos, se ha demostrado que el que está al volante suele ir más rápido y toma mayores riesgos en su conducción. Con más posibilidades de siniestro, el escaso tamaño de este tipo de automóviles es definitivo para propiciar una mayor mortalidad.

Otro dato significativo de este estudio es el buen papel que han desempeñado los todo terrenos, uno de los segmentos que tenía más problemas de seguridad en los últimos años.

Según los resultados de IIHS, los TTs actuales son menos propensos al vuelco al tener un centro de gravedad más bajo –lo que también reduce el riesgo respecto a otros automóviles en caso de colisión-, ser más anchos y contar con chasis y suspensiones de turismos.

La Asociación de Dueños de SUVs en Estados Unidos han recibido con júbilo estos datos, que son muy parecidos, afirman, a los que ellos manejan. “Los SUVs tienen el estereotipo de no ser seguros”, ha indicado el presidente de esta organización, aunque los datos de accidentes “cuentan otra historia”.

Si analizamos los datos en general, las conclusiones son muy positivas, pues los automóviles han mejorado su seguridad respecto a estudios de anteriores años. La tasa de mortalidad ha mejorado sensiblemente y en los últimos diez años ha pasado de los 110 muertos por millon de vehículos matrículados a 87 muertos por millón.

Al hilo de esto, la nueva generación del Mini Cooper y el Peugeot 207 CC han logrado la puntuación máxima (cinco estrellas) en las pruebas de choque de EuroNCAP en lo que se refiere a la protección de los ocupantes. En los apartados de defensa de los peatones ambos han logrado dos estrellas y en el de amparo a los niños, el 207 CC no ha podido ser evaluado –falta de espacio en las plazas traseras- y el Mini ha obtenido tres estrellas.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...