Publicidad

Peajes Portugal: más facil para españoles

Portugal se ha comprometido a analizar nuevas formas de facilitar el pago a los conductores españoles que atraviesan la frontera en los peajes lusos, cuya progresiva entrada en vigor ha estado acompañada de una fuerte polémica.
-
Peajes Portugal: más facil para españoles
Peajes Portugal: más facil para españoles

Así lo ha asegurado en rueda de prensa el ministro de Economía, Transportes y Comunicaciones luso, Álvaro Santos Pereira, tras la reunión que mantuvo ayer en Lisboa con la ministra de Fomento española, Ana Pastor, y que se alargó durante más de cuatro horas.

Santos Pereira anunció que ‘habrá posiblemente una revisión y una mejoría en los mecanismos de pago’ en los peajes de las siete autovías fronterizas que el Gobierno luso ha reconvertido en autopistas desde octubre de 2010 ‘durante los próximos meses’.

Estos cambios se dirigen fundamentalmente a homologar el servicio de telepeaje que funciona en España (llamado Vía T y que permite asociar un número de matrícula a un número de cuenta bancario donde hacer los cobros) con los sistemas de pórticos electrónicos a través del que se controla el paso por estas vías en Portugal.

Hasta ahora, los conductores extranjeros se ven obligados a alquilar un dispositivo o comprar a través de Internet una tarjeta prepago antes de comenzar a circular por las carreteras lusas. La falta de información sobre este mecanismo electrónico -no se puede pagar ni en efectivo ni con tarjeta- sumado al coste del peaje -entre 11 y 19 euros por trayecto- han generado fuertes críticas de transportistas y usuarios de ambos lados de la frontera.

El ministro de Economía luso puntualizó que, en su opinión, ‘a veces falta un poco de información sobre los mecanismos de pago para las personas que visitan Portugal, que ya son bastante flexibles’, aunque incidió en que se analiza el funcionamiento de este sistema de pago y se comprometió a revisarlo.

Ana Pastor, por su parte, atribuyó estos problemas a motivos de origen ‘técnico’ que no permiten operar con los bancos españoles en suelo luso para hacer efectivo el pago en los peajes electrónicos. ‘Trabajaremos durante los próximos meses para que esa movilidad sea más real’, resaltó la ministra española de Fomento.

El proceso de conversión en autopistas de las siete autovías lusas -antes conocidas como ‘SCUT’- comenzó en octubre de 2010, cuando se introdujeron peajes en tres vías que conectan con Galicia, y culminó el pasado mes de diciembre con la puesta en marcha de estos mismos pórticos electrónicos en cuatro carreteras más.

Usuarios portugueses y españoles se han manifestado en varias ocasiones para mostrar su rechazo a esta medida, que el Gobierno luso defiende por la necesidad de rebajar su déficit, muy perjudicado por las severas pérdidas de la empresa estatal Carreteras de Portugal. Las repercusiones de estos peajes sobre la llegada de turistas de uno y otro lado de la frontera llevaron incluso a varias cadenas de hoteles a ofrecer un descuento equivalente al coste de circular por estas vías para minimizar la pérdida de clientes.