Llega la prohibición de conducir por París

La ciudad parisina ha llegado a tales límites de contaminación durante la semana pasada que el Gobierno francés ha tomado una medida drástica: prohibir la circulación de coches según la matricula. En el primer día bajo esta restricción, el nivel de tráfico descendió considerablemente en comparación a semanas anteriores.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Llega la prohibición de conducir por París
Llega la prohibición de conducir por París

París, la ciudad del amor, va camino de conocerse como la ciudad de la contaminación. Ese es el temor que le ha entrado al Gobierno francés que, tras haberse disparado el nivel de micropartículas en el aire de la capital gala durante la semana pasada –que dicta la normativa europea 1999/30/CE de 1999–, ha llevado a cabo una medida drástica: el pasado lunes, el tráfico en París y en 22 ciudades limítrofes se limitó a vehículos con matrículas pares, para pasar al día siguiente a los coches con matrículas impares.

 

Y al parecer, la medida ha surtido efecto. A las 8 de la mañana del lunes, se pasó de los habituales 130 km de atascos en la ciudad a ‘sólo’ 87 km, según confirmó el ministro de Ecología francés a una televisión, Philippe Martin: ‘el objetivo es detener este pico de contaminación’. ‘Es una decisión sanitaria’, explicó por su parte la ministra de Sanidad, Marisol Touraine. Esta acción entra dentro del plan global del Gobierno francés contra la contaminación para reducir el peso nocivo que tienen los vehículos con motor Diesel, que representa casi el 70 por ciento del parque automovilístico del país.

 

Eso sí, la restricción a vehículos con matrículas impares el lunes y camiones de más de 3,5 toneladas de peso (excepto frigoríficos y los de basura) viene con excepciones: vehículos híbridos y eléctricos, taxistas, vehículos de urgencia, coches extranjeros, vehículos con tres pasajeros o más, y algunos profesionales, como repartidores de prensa, pro ejemplo.

 

Para controlar el cumplimiento de esta decisión, más de 700 policías se colocaron en puntos estratégicos de la ciudad parisina, imponiendo multas de 22 euros a quien infringían esta norma provisional. Para favorecer este cumplimiento, además, se ha reforzado el transporte público en la ciudad. Por ejemplo, la compañía ferroviaria SNCF ha facilitado 400 trenes más que un lunes habitual. Otras ciudades francesas como Rouen o Reims ya anunciaron que seguirán el ejemplo de París.

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Dos de los jugadores españoles de baloncesto en la NBA ponen a prueba el Kia Stinger ...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...