Opel Astra TwinTop

Llega el segundo cabrio de techo duro a la gama Opel: tras el Tigra, acaba de presentarse el Astra TwinTop, con soluciones innovadoras y un espíritu fiel a las creaciones descapotables de la marca. La funcionalidad está por encima de todo.
-
Opel Astra TwinTop
Opel Astra TwinTop

Ya hemos hablado en muchas ocasiones del chasis IDS del Astra, que ofrece un comportamiento aplomado y estable por revirado que sea el trayecto. Sus características han sido especialmente adaptadas a la versión TwinTop y pueden potenciarse con el sistema opcional IDS Plus, que incluye una tecla “Sport” en la consola central con la que aumentan las cualidades dinámicas del coche. En su versión TwinTop no podía faltar este elemento, pero, ¿cómo se adapta a un cabrio?

En primer lugar, hay que cuidar la rigidez torsional del conjunto. Según Opel, ésta ha aumentado un 30 por ciento respecto al anterior Astra Cabrio, mientras que el chasis y la carrocería, derivados de la versión GTC, han sido reforzados. Al conducirlo por las serpenteantes carreteras de Cerdeña, hemos notado un aplomo considerable: el coche no hace movimientos extraños, ni insinúa desplazamientos laterales, aunque sí hemos oído leves crujidos provenientes de la carrocería al inscribirlo en las curvas más cerradas.

Este detalle pasará a un segundo plano cuando nos demos cuenta de lo mucho que se puede exprimir el comportamiento dinámico del TwinTop (no en vano, la marca asegura que la rigidez de las barras estabilizadoras es la misma que la de la versión OPC, la más deportiva de la gama). Las mecánicas de entrada son la 1.6 y 1.8 de gasolina –esta última es nueva y cuenta con un sistema de distribución variable continua-, con 105 y 140 CV, respectivamente. Ambas están asociadas a un cambio de cinco marchas y son perfectas para disfrutar de paseos agradables a cielo abierto. Si queremos algo más de deportividad, habrá que elegir los motores 2.0 turbo de gasolina (con 170 y 200 CV) o el Diesel 1.9, con filtro de partículas, de 150 CV.

Durante nuestra toma de contacto, tuvimos la oportunidad de probar los dos últimos y nuestra impresión fue muy positiva. Cuentan con transmisiones de seis marchas y, aunque en las retorcidas vías sardas rara vez se puede emplear la relación más alta, nos gustó la inmediata respuesta del motor (algo suavizada, como ya esperábamos, en el propulsor de gasóleo). Con la mecánica de 200 CV se pueden alcanzar velocidades bastante respetables, lo que colará mucho ruido en el habitáculo. Opcionalmente, existe un deflector que puede plegarse y guardarse en el maletero cuando no se utilice, pero será más efectivo subir todas las ventanillas, con el fin de mitigar la rumorosidad.

Un párrafo aparte merece la dirección asistida, algo más “pesada” que en el resto de la gama. No es que nos cueste más mover el volante, sino que notamos un mayor control y precisión en nuestros movimientos, como si las ruedas (en medida 205/55, sobre llanta de 16 pulgadas) estuvieran mejor pegadas al asfalto. Este detalle da confianza y, además, se complementa con una respuesta rápida. El conjunto es más que notable.

  • Opel tiene previsto producir 20.000 Astra TwinTop en 2006, con el fin de satisfacer la demanda calculada. En España, ésta será de 1.000 unidades este año y de 2.500 en 2007.
  • En breve, el Opel GT también contará con una versión cabrio.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones del chasis IDS del Astra, que ofrece un comportamiento aplomado y estable por revirado que sea el trayecto. Sus características han sido especialmente adaptadas a la versión TwinTop y pueden potenciarse con el sistema opcional IDS Plus, que incluye una tecla “Sport” en la consola central con la que aumentan las cualidades dinámicas del coche. En su versión TwinTop no podía faltar este elemento, pero, ¿cómo se adapta a un cabrio?

En primer lugar, hay que cuidar la rigidez torsional del conjunto. Según Opel, ésta ha aumentado un 30 por ciento respecto al anterior Astra Cabrio, mientras que el chasis y la carrocería, derivados de la versión GTC, han sido reforzados. Al conducirlo por las serpenteantes carreteras de Cerdeña, hemos notado un aplomo considerable: el coche no hace movimientos extraños, ni insinúa desplazamientos laterales, aunque sí hemos oído leves crujidos provenientes de la carrocería al inscribirlo en las curvas más cerradas.

Este detalle pasará a un segundo plano cuando nos demos cuenta de lo mucho que se puede exprimir el comportamiento dinámico del TwinTop (no en vano, la marca asegura que la rigidez de las barras estabilizadoras es la misma que la de la versión OPC, la más deportiva de la gama). Las mecánicas de entrada son la 1.6 y 1.8 de gasolina –esta última es nueva y cuenta con un sistema de distribución variable continua-, con 105 y 140 CV, respectivamente. Ambas están asociadas a un cambio de cinco marchas y son perfectas para disfrutar de paseos agradables a cielo abierto. Si queremos algo más de deportividad, habrá que elegir los motores 2.0 turbo de gasolina (con 170 y 200 CV) o el Diesel 1.9, con filtro de partículas, de 150 CV.

Durante nuestra toma de contacto, tuvimos la oportunidad de probar los dos últimos y nuestra impresión fue muy positiva. Cuentan con transmisiones de seis marchas y, aunque en las retorcidas vías sardas rara vez se puede emplear la relación más alta, nos gustó la inmediata respuesta del motor (algo suavizada, como ya esperábamos, en el propulsor de gasóleo). Con la mecánica de 200 CV se pueden alcanzar velocidades bastante respetables, lo que colará mucho ruido en el habitáculo. Opcionalmente, existe un deflector que puede plegarse y guardarse en el maletero cuando no se utilice, pero será más efectivo subir todas las ventanillas, con el fin de mitigar la rumorosidad.

Un párrafo aparte merece la dirección asistida, algo más “pesada” que en el resto de la gama. No es que nos cueste más mover el volante, sino que notamos un mayor control y precisión en nuestros movimientos, como si las ruedas (en medida 205/55, sobre llanta de 16 pulgadas) estuvieran mejor pegadas al asfalto. Este detalle da confianza y, además, se complementa con una respuesta rápida. El conjunto es más que notable.

  • Opel tiene previsto producir 20.000 Astra TwinTop en 2006, con el fin de satisfacer la demanda calculada. En España, ésta será de 1.000 unidades este año y de 2.500 en 2007.
  • En breve, el Opel GT también contará con una versión cabrio.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones del chasis IDS del Astra, que ofrece un comportamiento aplomado y estable por revirado que sea el trayecto. Sus características han sido especialmente adaptadas a la versión TwinTop y pueden potenciarse con el sistema opcional IDS Plus, que incluye una tecla “Sport” en la consola central con la que aumentan las cualidades dinámicas del coche. En su versión TwinTop no podía faltar este elemento, pero, ¿cómo se adapta a un cabrio?

En primer lugar, hay que cuidar la rigidez torsional del conjunto. Según Opel, ésta ha aumentado un 30 por ciento respecto al anterior Astra Cabrio, mientras que el chasis y la carrocería, derivados de la versión GTC, han sido reforzados. Al conducirlo por las serpenteantes carreteras de Cerdeña, hemos notado un aplomo considerable: el coche no hace movimientos extraños, ni insinúa desplazamientos laterales, aunque sí hemos oído leves crujidos provenientes de la carrocería al inscribirlo en las curvas más cerradas.

Este detalle pasará a un segundo plano cuando nos demos cuenta de lo mucho que se puede exprimir el comportamiento dinámico del TwinTop (no en vano, la marca asegura que la rigidez de las barras estabilizadoras es la misma que la de la versión OPC, la más deportiva de la gama). Las mecánicas de entrada son la 1.6 y 1.8 de gasolina –esta última es nueva y cuenta con un sistema de distribución variable continua-, con 105 y 140 CV, respectivamente. Ambas están asociadas a un cambio de cinco marchas y son perfectas para disfrutar de paseos agradables a cielo abierto. Si queremos algo más de deportividad, habrá que elegir los motores 2.0 turbo de gasolina (con 170 y 200 CV) o el Diesel 1.9, con filtro de partículas, de 150 CV.

Durante nuestra toma de contacto, tuvimos la oportunidad de probar los dos últimos y nuestra impresión fue muy positiva. Cuentan con transmisiones de seis marchas y, aunque en las retorcidas vías sardas rara vez se puede emplear la relación más alta, nos gustó la inmediata respuesta del motor (algo suavizada, como ya esperábamos, en el propulsor de gasóleo). Con la mecánica de 200 CV se pueden alcanzar velocidades bastante respetables, lo que colará mucho ruido en el habitáculo. Opcionalmente, existe un deflector que puede plegarse y guardarse en el maletero cuando no se utilice, pero será más efectivo subir todas las ventanillas, con el fin de mitigar la rumorosidad.

Un párrafo aparte merece la dirección asistida, algo más “pesada” que en el resto de la gama. No es que nos cueste más mover el volante, sino que notamos un mayor control y precisión en nuestros movimientos, como si las ruedas (en medida 205/55, sobre llanta de 16 pulgadas) estuvieran mejor pegadas al asfalto. Este detalle da confianza y, además, se complementa con una respuesta rápida. El conjunto es más que notable.

  • Opel tiene previsto producir 20.000 Astra TwinTop en 2006, con el fin de satisfacer la demanda calculada. En España, ésta será de 1.000 unidades este año y de 2.500 en 2007.
  • En breve, el Opel GT también contará con una versión cabrio.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones del chasis IDS del Astra, que ofrece un comportamiento aplomado y estable por revirado que sea el trayecto. Sus características han sido especialmente adaptadas a la versión TwinTop y pueden potenciarse con el sistema opcional IDS Plus, que incluye una tecla “Sport” en la consola central con la que aumentan las cualidades dinámicas del coche. En su versión TwinTop no podía faltar este elemento, pero, ¿cómo se adapta a un cabrio?

En primer lugar, hay que cuidar la rigidez torsional del conjunto. Según Opel, ésta ha aumentado un 30 por ciento respecto al anterior Astra Cabrio, mientras que el chasis y la carrocería, derivados de la versión GTC, han sido reforzados. Al conducirlo por las serpenteantes carreteras de Cerdeña, hemos notado un aplomo considerable: el coche no hace movimientos extraños, ni insinúa desplazamientos laterales, aunque sí hemos oído leves crujidos provenientes de la carrocería al inscribirlo en las curvas más cerradas.

Este detalle pasará a un segundo plano cuando nos demos cuenta de lo mucho que se puede exprimir el comportamiento dinámico del TwinTop (no en vano, la marca asegura que la rigidez de las barras estabilizadoras es la misma que la de la versión OPC, la más deportiva de la gama). Las mecánicas de entrada son la 1.6 y 1.8 de gasolina –esta última es nueva y cuenta con un sistema de distribución variable continua-, con 105 y 140 CV, respectivamente. Ambas están asociadas a un cambio de cinco marchas y son perfectas para disfrutar de paseos agradables a cielo abierto. Si queremos algo más de deportividad, habrá que elegir los motores 2.0 turbo de gasolina (con 170 y 200 CV) o el Diesel 1.9, con filtro de partículas, de 150 CV.

Durante nuestra toma de contacto, tuvimos la oportunidad de probar los dos últimos y nuestra impresión fue muy positiva. Cuentan con transmisiones de seis marchas y, aunque en las retorcidas vías sardas rara vez se puede emplear la relación más alta, nos gustó la inmediata respuesta del motor (algo suavizada, como ya esperábamos, en el propulsor de gasóleo). Con la mecánica de 200 CV se pueden alcanzar velocidades bastante respetables, lo que colará mucho ruido en el habitáculo. Opcionalmente, existe un deflector que puede plegarse y guardarse en el maletero cuando no se utilice, pero será más efectivo subir todas las ventanillas, con el fin de mitigar la rumorosidad.

Un párrafo aparte merece la dirección asistida, algo más “pesada” que en el resto de la gama. No es que nos cueste más mover el volante, sino que notamos un mayor control y precisión en nuestros movimientos, como si las ruedas (en medida 205/55, sobre llanta de 16 pulgadas) estuvieran mejor pegadas al asfalto. Este detalle da confianza y, además, se complementa con una respuesta rápida. El conjunto es más que notable.

  • Opel tiene previsto producir 20.000 Astra TwinTop en 2006, con el fin de satisfacer la demanda calculada. En España, ésta será de 1.000 unidades este año y de 2.500 en 2007.
  • En breve, el Opel GT también contará con una versión cabrio.

Galería relacionada

Opel Astra TwinTop

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...