No va a prisión a pesar de ser cazado a 202 km/h

Gracias a la errónea calibración de un radar, un conductor que circulaba a 202 km/h se ha librado de ir a la cárcel. La sanción impuesta se reduce a una multa económica y la resta de seis puntos del carné.
-
No va a prisión a pesar de ser cazado a 202 km/h
No va a prisión a pesar de ser cazado a 202 km/h

A pesar de ser cazado por un radar a 202 km/h en un tramo de la A-4 limitado a 120 km/h, el protagonista de esta noticia ha quedado absuelto. ¿La razón? El radar estaba mal calibrado y el juez ha determinado que no había pruebas suficientes para considerarlo un delito contra el tráfico.

<

p>

Al parecer el dispositivo funciona correctamente, pero a velocidades superiores a los 100 km/h cuenta con una margen de error de unos siete kilómetros por hora. Con el Código Penal en la mano, se considera conducción temeraria (penada con prisión) superar los 200 km/h en una autovía, donde el límite está marcado en 120 km/h en la mayoría de los tramos (esto supondría rebasar la velocidad máxima en más del 50 por ciento sobre el baremo estipulado). El margen de error del radar indica que podría, o no, haber sobrepasado esta velocidad, por lo que no se cuentan con pruebas suficientes para tipificar la infracción como delito.

<

p>

En base a la resolución del juez, el acusado, que responde a las iniciales de J.B.S, se libra de la cárcel, aunque la falta realizada supone una infracción calificada por la ley de ‘muy grave’ y supone la resta de seis puntos del carné y pagar una cuantía de entre 300 y 600 euros.

<

p>

Este caso es un claro ejemplo de los ‘agujeros’ con los que cuenta la ley en lo que respecta a delitos contra la seguridad del tráfico. Este conductor fue fotografiado a las 10:37 de la mañana, una franja horaria en la que suele haber bastante tráfico. No obstante, si un automovilista circula a 250 km/h por una autopista de peaje a las 03:00 de la madrugada, hora en la que el volumen de coches es casi inexistente, cumpliría, sin lugar a dudas, una pena de cárcel. Pero de los dos casos, ¿cuál es el que entraña un mayor peligro para el resto de los conductores?

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...