Nissan: Terranaut, un TT brutal

Nissan presenta en el Salón de Ginebra dos conceptos muy diferentes, pero, al mismo tiempo, muy peculiares. Uno de ellos, el Terranaut, es un TT brutal pensado para las situaciones más difíciles; el otro es el Pivo, un prototipo urbano con cabina giratoria.
-
Nissan: Terranaut, un TT brutal
Nissan: Terranaut, un TT brutal

Un poco cansados de superdeportivos de cientos de caballos y de vehículos que no sabemos si son familiares, monovolumenes, TTs o todo lo contrario, en Nissan han optado por presentar en Ginebra dos concept cars singulares, el Terranaut y el Pivo.

El Terranaut, según las propias palabras de Nissan, es “el equivalente de un robot explorador lunar en la Tierra”. Y esa declaración de intenciones ya deja claro que no estamos ante un vehículo convencional.

Este TT bestial se ha concebido para circular por los terrenos más difíciles y menos accesibles del planeta. Nace como el vehículo ideal para científicos, geólogos, arqueólogos o aventureros, pues en él pueden, además de desplazarse, realizar parte de su labor profesional.

El Terranaut está configurado como un tres plazas, situándose en la parte trasera un ordenador y equipos de comunicación y análisis científico.

Para poder acomodar ese mini-laboratorio, situado tras las dos plazas delanteras, dentro del habitáculo, el lado del copiloto sólo tiene una puerta, mientras que el otro lado cuenta con un par de puertas enfrentadas, sin pilar B. El ocupante de la zona trasera está colocado en un único asiento giratorio, con teclado incorporado, que da un acceso de 360 grados a las diferentes terminales del laboratorio.

Otra peculiaridad de este Terranaut son sus neumáticos, sobre llanta de 19 pulgadas. Son gomas especiales de la marca Goodyear resistentes a los pinchazos y preparadas para un doble uso. Funcionan como neumáticos convencionales cuando el vehículo se usa en carreteras asfaltadas pero, al cambiar la presión del aire, nos permiten afrontar los terrenos off road más duros.

Por su parte, el Pivo es un concepto totalmente diferente. Se trata de un vehículo pequeño, de apenas 2,70 metros (algo más grande que un Smart Fortwo –2,50 metros-), y que ofrece espacio para tres pasajeros: el conductor sentado en la parte central y a ambos lados los dos asientos de los dos pasajeros colocados ligeramente detrás. Su anchura, 1,60 metros, también es reducida y sólo es más estrecho el citado Fortwo con 1,51 metros.

Hasta ahora todo casi normal, lo sorprendente viene cuando descubrimos que la cabina oval de este Pivo, como su propio nombre indica, pivota 360 grados. Gracias a ello, la marcha atrás desaparece, pues siempre se puede circular hacia delante, sólo es necesario girar la cabina.

Al habitáculo se accede a través de unas puertas altas y correderas para evitar que nos golpeemos en la cabeza al entrar o salir. La visibilidad desde dentro del mismo es muy buena, gracias a los pilares transparentes y al “Monitor de Visión Periférica de Nissan”, que incluye cámaras en los extremos del coche y genera una vista de 360 grados en el monitor. Los ángulos muertos del vehículo desaparecen.

El Pivo tiene dos motores eléctricos, uno por eje, alimentados por una batería de iones de litio. Cada motor está conectado a las ruedas izquierda y derecha mediante palieres independientes lo que permite un control total del par transmitido a las mismas.

Galería relacionada

Nissan Pivo

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...