Neumáticos que se regeneran

Los neumáticos convencionales se desgastan con el uso; sin embargo, Michelin ha desarrollado una nueva tecnología, denominada Durable, que es capaz de mejorar las condiciones de adherencia e incrementar la duración del neumático.
-
Neumáticos que se regeneran
Neumáticos que se regeneran

No se trata de la creación de un nuevo neumático, con un nuevo dibujo o composición, sino del desarrollo de una tecnología que se está aplicando para el transporte.

<

p> Convencionalmente, los neumáticos se desgastan con el uso hasta que se quedan prácticamente sin el dibujo, perdiendo su poder de adherencia, lo que implica el final de su vida útil.

<

p>

Por este motivo, Michelin ha desarrollado la tecnología Durable, que se basa en tres pilares fundamentales:
- las laminillas de doble ola: se trata de una estructura tridimensional que asegura la rigidez de los tacos de goma del neumático al trabajar al mismo tiempo en sentido vertical y horizontal.
- las laminillas de gota de agua: es un canal situado en el interior de la goma, que permite la autorregeneración de la escultura del neumático. Es decir, tras el desgaste de dos tercios del neumático, aparece dicho canal en la superficie para seguir garantizando la adherencia
- la arquitectura infinicoil: un sistema capaz de incrementar la capacidad de carga hasta los 400 kg por eje, se reduce el diámetro de las ruedas y se consigue incrementar el volumen de carga.

<

p>

Según los responsables de Michelin, esta tecnología garantiza un aumento de la adherencia del arranque en suelo mojado del 30 por ciento (un 15 por ciento más con nieve o hielo) Además, su vida útil se puede prolongar un 50 por ciento más que con el uso de ruedas convencionales.

<

p>

La planta española de Michelin en Aranda del Duero (Burgos) ha sido la pionera en fabricar dichos neumáticos. En 2005, invirtieron más de 6 millones de euros para una producción prevista de 125.000 neumáticos y, para este año, se prevé duplicar dicha cifra.

Un grupo de investigadores de Alemania y Luxemburgo han diseñado un nuevo sensor para neumáticos, que es capaz de advertir al conductor de los peligro de las condiciones de conducción o del mal estado de las ruedas.

<

p>

El sensor, denominado “Tyresense”, se ha desarrollado en el marco de la iniciativa intergubernamental paneuropea “Eureka”, que, desde 1985 apoya la investigación industrial orientada al mercado.

<

p>

Al parecer, dicho sector es capaz de detectar y vigilar las prestaciones de los neumáticos en tiempo real, incluyéndose la fricción entre el neumático y la calzada helada.

<

p>

“Nunca se ha insistido lo suficiente en la importancia de revisar los neumáticos”, señala Eckhard Quandt, uno de los expertos del Centro de Estudios e Investigaciones Europeos Avanzados de Alemania.

<

p>

Según nos recuerda Quandt, “los neumáticos poco inflados son más propensos a averiarse y, además, aumentan el consumo de combustible. Por lo tanto, dicho sensor tendrá como efecto la prolongación de la vida de los neumáticos, un menor impacto medioambiental y un menor gasto de mantenimiento”.

<

p>

Por el momento, Goodyear ya se ha interesado por el sistema.

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...