¿Multas automáticas? No las descartes

Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) han diseñado un sistema que automatiza el procedimiento sancionador de tráfico aprovechando la aplicación de las Tecnologías de la Información (TIC) al tráfico de vehículos y los sensores incorporados en éstos.
-
¿Multas automáticas? No las descartes
¿Multas automáticas? No las descartes

El objetivo de los científicos del grupo de investigación de Seguridad de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (SeTI) de la UC3M es utilizar las TIC para mejorar la supervisión de ciertas normas de tráfico. En concreto, proponen un conjunto de sistemas de supervisión y gestión automatizada, inmediata y telemática del proceso sancionador administrativo. El propósito es reducir la siniestralidad en las carreteras, ya que uno de los factores críticos para ello consiste en la mejora de la vigilancia del cumplimiento de las normas de circulación.

La base sobre la que estos investigadores han diseñado su propuesta pertenece al área de los denominados ‘Sistemas Inteligentes de Transporte’. Estos se asientan en los avances recientes en materia de procesamiento y transmisión de información, así como en la capacidad de percepción de los vehículos, que cada vez vienen equipados con mayor cantidad de sensores.

En este sentido, han desarrollado varios protocolos y mecanismos donde la seguridad de la información y la protección de la privacidad son elementos críticos e indispensables y que han publicado recientemente en la revista ‘Intelligent Transport Systems’.

Por un lado, han diseñado un mecanismo que permite a las víctimas denunciar a los infractores, manteniendo las debidas garantías de autenticación, confidencialidad e integridad de la información. Por otro lado, han propuesto un mecanismo de envío de una notificación de sanción de forma directa al vehículo infractor, lo cual pretende incrementar la inmediatez del proceso (ya que se le puede presentar al infractor durante la conducción) y, con ello, su eficacia educativa.

En tercer lugar, para promover que el conductor disponga de los medios adecuados para defenderse de sanciones supuestamente injustas, se ha propuesto un protocolo para la creación de evidencias que describan su comportamiento reciente en lo que respecta a la conducción. De esta forma, el conductor incrementaría su capacidad para defenderse si le ponen una multa y él no está de acuerdo.

“El supuesto infractor tendría un mecanismo para crear una evidencia electrónica de su comportamiento, preguntando a los vehículos de alrededor para que ejerzan de testigos electrónicos”, ha explicado José María de Fuentes, del Departamento de Informática de la UC3M.

En los próximos meses, los investigadores tienen previsto comenzar la evaluación experimental de los mecanismos propuestos, para lo que utilizarán dispositivos de comunicación específicos para la comunicación entre el vehículo y la infraestructura. Gracias a ello, también contemplan probar la provisión segura de información al conductor. Para ello, proponen un mecanismo que contribuye a evitar la difusión de información falsa sobre eventos e incidentes de tráfico a través de la red de comunicación vehicular.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...