Publicidad

Multados por rebasar semáforos en ámbar

Miles de conductores madrileños han sido sancionados injustamente por errores de sincronía en el control de los semáforos, según ha denunciado Automovilistas Europeos Asociados (AEA).
-
Multados por rebasar semáforos en ámbar
Multados por rebasar semáforos en ámbar

El Ayuntamiento de Madrid está sancionando con 200 euros y 4 puntos a quienes rebasan los semáforos en rojo, pero en las fotos que acompañan a las denuncias el disco está en ámbar.

AEA explica en un comunicado que desde el pasado mes de noviembre, el Ayuntamiento está utilizando un sistema de control con cámara en los semáforos de 15 intersecciones de la capital que, según se dijo entonces, permitiría detectar y registrar a los conductores infractores de forma inequívoca.

Sin embargo, esta organización de defensa del conductor ha detectado, a través de determinadas denuncias formuladas por el Ayuntamiento, ‘numerosos errores de sincronía entre las cámaras que captan las supuestas infracciones y las fases del control semafórico, lo que ha dado lugar a que en estos meses se estén formulando miles de denuncias por hechos infractores que no han ocurrido’.

AEA advierte de que la formulación de denuncias basándose en un sistema de fotocontrol no ofrece ninguna garantía: ‘Resulta de dudosa legalidad; debiéndose abstener el Ayuntamiento, no sólo en utilizar un sistema de dudosa fiabilidad, sino en formular ninguna denuncia más, cancelando las que se hayan tramitado hasta el momento’.

Como ejemplo, AEA ha aportado una secuencia fotográfica de las utilizadas por el Ayuntamiento de Madrid para la formulación de denuncias por rebasar un semáforo en rojo, en la que se aprecia que un vehículo (el denunciado) sobrepasa un paso de peatones cuando el semáforo se encuentra todavía en ámbar.

Para el presidente de AEA, Mario Arnaldo, ‘hechos como estos son de tal gravedad que el Ayuntamiento de Madrid debe abstenerse de utilizar cualquier sistema de control semafórico en tanto no se garantice su correcto funcionamiento, porque la seguridad vial no está reñida con la seguridad jurídica de los ciudadanos’.

El coordinador general de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Autrán, ha recordado a Automovilistas Europeos Asociados (AEA) que las multas que se imponen por infracciones captadas por las cámaras de los semáforos de la ciudad sirven para prevenir atropellos y proteger las vidas de los peatones, y ha afirmado que es ‘raro’ que estos dispositivos fallen, aunque ‘por supuesto no son infalibles’.

Autrán ha tachado de frivolidad que una asociación de conductores como ésta cuestione la legitimidad de una medida disuasoria de seguridad vial’. ‘Estamos hablando de vidas de ciudadanos y de evitar riesgos a los peatones, y parece que esta asociación intenta acreditar la legitimidad de la infracción de saltarse un semáforo’, ha considerado el responsable municipal.

Aunque ha reconocido no conocer los casos concretos que han derivado en la denuncia pública de AEA, Autrán ha recordado que ‘pasarse la luz en ámbar, según el Reglamento General de Circulación, tiene el mismo tratamiento que pasarlo en rojo’.

‘Lo que no se puede es hacer una lectura parcial del reglamento de circulación. Hay que tener en cuenta que hablamos de vidas de peatones. Así que deberíamos hablar de responsabilidad y prudencia: si ves que el semáforo está en ámbar y te va a pillar en rojo, no aceleres, frena como dice el código de circulación’, ha recomendado.

Precisamente, la falta de educación vial de muchos conductores es lo que, ‘por desgracia, hace que haya que adoptar estas medidas disuasorias en aquellas intersecciones donde se produce una indisciplina viaria que culmina en atropellos’.

Además, Autrán ha señalado que ‘la plataforma tecnológica que controla las cámaras de semáforo en rojo falla poco, porque el control que se tiene sobre el sistema es exhaustivo’.

‘Las cámaras funcionan muy bien. El número de incidencias -no sólo de atropellos sino también de frenazos en seco, accidentes por alcance- ha descendido. Es un método disuasorio ampliamente extendido por Europa y muy efectivo, aunque para tener datos estadísticos hace falta tiempo, no tres o cuatro meses’, ha apostillado el coordinador general de Movilidad municipal.