El motor recorta 69.300 empleos

Tiempos malos para el sector. Las ventas se estancan, la competencia aumenta, el mercado se abre… Y, mientras tanto, el conjunto de la industria anuncia recortes que podrían afectar hasta a 1.200 trabajadores sólo en España.
Autopista -
El motor recorta 69.300 empleos
El motor recorta 69.300 empleos

Los casi 70.000 puestos de trabajo eliminados desde 2004 por la industria automovilística no son nada si los comparamos con los casi 130.000 despidos protagonizados por el sector desde que agonizase el siglo XX.

Y es que, de hecho, el año 1999 queda reflejado, casi proféticamente, como el inicio de un declive de un negocio que sólo en España representa la segunda fuente de ingresos económicos nacionales.

Estos datos globales, recopilados por la web especializada Automotive News Europe, arrojan una estadística que dejan las cosas aún, si cabe, más claras. Si en 1999 la industria daba trabajo a 1,12 millones de personas en la Europa del “progreso”, a escasos meses de haber inaugurado 2006 la reducción de empleos representa un nada desdeñable 11,5 por ciento respecto del total.

La lectura viene a ser la misma prácticamente desde todos los frentes. La salvaje competencia bajo el mismo suelo –auspiciada en gran medida por la entrada en el mercado de duros rivales asiáticos, con Japón y Corea marcando el ritmo de la música-, el estancamiento de las ventas, la mano de obra barata de los recién inaugurados centros de producción en Europa del Este… Pero es que la cosa no queda ahí si giramos la vista hacia el otro lado del Atlántico.

Los tres gigantes estadounidenses, Ford, General Motors y DaimlerChrysler, concluyeron el primer lustro del siglo XXI con el cese de alrededor de 110.000 empleos y el cierre de unas cuantas fábricas. En el caso de la reestructuración emprendida por Chrysler, supuso el sacrificio del 20 por ciento de su volumen productivo.

Aquí, en Europa, el principal reajuste se concentra en Alemania. En lo que va de 2006, la suma de recortes entre los dos principales fabricantes del país –Volkswagen y DaimlerChrysler- alcanza los 26.000 puestos de trabajo. Opel, por su parte, anunció en 2004 el cese de otros 12.000 empleos en Europa. A la planta aragonesa de Figueruelas, la guerra frente a Polonia por la fabricación del nuevo Meriva ensombrece las perspectivas laborales inmediatas de hasta 600 trabajadores.

Según un informe de CCOO aparecido hoy en el diario El Mundo, nuestro país ha perdido, sólo en cuatro años –de 2000 a 2004-, 5.129 puestos laborales, una cifra que podría aumentar si Seat lleva a efecto su ERE sobre otros 600 trabajadores.

Y, si volvemos al “caso Meriva”, observamos que éste no hace sino confirmar una problemática más que compleja que alcanza al conjunto de una Europa –la del oeste- que comienza a decaer víctima, paradójicamente, de su propio “progreso”. Si en el país germano un operario de planta cobra alrededor de 2.600 euros mensuales, en su vecina Polonia el mismo empleado cobra hasta siete veces menos que su colega y, además, no opone tanta resistencia laboral a las políticas patronales. Cuestión de economía o cuestión de supervivencia, pero lo que está claro es que no parecen buenos tiempos para el sector. Ahí, los datos.

Según una última hora de la agencia EFE, Carl-Peter Forster, presidente de General Motors Europa, se encuentra esta mañana Zaragoza realizando una visita que no había anunciado. La puja por la fabricación del Meriva, junto a las recientes declaraciones de Fernando Bolea, miembro del comité de empresa europeo de GM, en las que apunta que Forster “se encuentra en la capital para mantener encuentros -entre otros- con el personal de mercadotecnia de la planta de Figueruelas”, ha levantado la máxima expectación. Las declaraciones efectuadas ayer por el presidente del Comité de Empresa, Juan Carlos Sánchez, en las que señalaba como “decisiva” esta semana para resolver las dudas acerca de dónde se fabricará el próximo Meriva, mantienen, durante la mañana de hoy, la intranquilidad de una plantilla que ve peligrar su futuro laboral desde hace meses. Por su parte, fuentes del Gobierno de Aragón declararon a EFE que no tenían prevista ninguna reunión con Forster.

El recién clausurado Congreso de la Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT, celebrado este fin de semana, aprobó una resolución de urgencia que exhorta al Gobierno central a que promueva el diálogo entre fabricantes y sindicatos para apuntalar la “fortaleza” de la industria del automóvil, oscurecida, para más inri, por las nada animosas declaraciones de la ejecutiva de Volkswagen. En ellas, el director de la casa, Wolfgang Bernhard, señalaba, crítico, que sus factorías suman pérdidas de productividad de hasta un 50 por ciento respecto a otras marcas del sector. Eso, y los anuncios de recortes, no ofrecen buenos augurios.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...